La Torre de Sidney, un espectacular mirador


No cabe duda de que Sidney es una de las ciudades más importantes de Australia y, entre las muchísimas opciones que tiene para todos sus visitantes, una de las más espectaculares es la Torre de Sidney (Sidney Tower), a la que también se le llama Torre AMP. Un espectacular edificio de más de 300 metros de altura que se divide en tres secciones y donde se pueden encontrar un cine en 3D, bares, restaurantes, tiendas y, por supuesto, un mirador que ofrece unas increíbles vistas de la ciudad.

Para poder ir a la parte superior de la Torre de Sidney hay ascensores de alta velocidad que en cuarenta segundos recorrerán todo el trayecto. Antes de llegar a la parte donde está el observatorio para disfrutar de esas increíbles vistas, se puede visitar una sala de proyección en tres dimensiones con modelos animados y arte escénico y que exhibe una película donde se muestra la historia de Australia y toda su geografía y costumbres. Totalmente recomendable no solo por la historia del país sino también por la espectacularidad del cine en sí.

SEGUIR LEYENDO «La Torre de Sidney, un espectacular mirador»

Disfrutar de Sidney


Sídney se considera la ciudad más antigua, más grande y más hermosa de Australia. Su gran atractivo es que tiene más de 340 días de sol al año, pero se llena de actividad cuando llegan los meses de verano. Disfrutar de Sidney significa aprovechar el buen tiempo, especialmente en o cerca del agua. Además, la ciudad cosmopolita cuenta con muchas atracciones que son auténticos símbolos nacionales. Seguramente el más famoso sea la Casa de la Ópera, construida en 1973 por el arquitecto danés Jorn Utzon. Sin duda, impacta su particular diseño orgánico, con una cubierta de azulejos blancos similar a la forma de un barco zarpando de la bahía.


El Puerto de Sídney es otro de los iconos de moda en la ciudad. Mientras que los grandes acantilados, islas perdidas, playas preciosas y bahías son su carta de presentación que atraen a miles de turistas pos estas fechas. Por el maravilloso puerto, gozamos de paseos guiados o excursiones de escalada.


Otro puerto muy concurrido es Darling Harbour, con una espectacular oferta de ocio como conciertos y otros eventos públicos. Desde los bares y restaurantes de los muelles vemos unas divertidísimas vistas del movido puerto en activo. Los que buscan algo diferente pueden moverse por los interesantes barrios de Chinatown y Paddington. El primero es el centro cultural y comercial para la comunidad china en Sídney, donde se encuentra Paddy’s Market. El segundo es un hermoso barrio donde encontrar casas victorianas y un curioso mercadillo los sábados.


Tampoco puedes dejar pasar Oxford Street o el barrio de Newtown, donde encontrarás las tiendas de moda alternativa y galerías de arte independientes. En King Street, su calle principal, podrás elegir entre varios restaurantes tailandeses para comer. Para divertirse, lo ideal es alojarse en el animadísimo barrio de Glebe. Por todos lados hay casas de cambio, tiendas, restaurantes, cafés y pubs de todo tipo, nightclubs y sex shops.


Las más de 50 playas de Sídney son especialmente famosas y populares, las más recomendadas son Bondi y Manly. La primera se encuentra a 20 minutos en coche del centro de la ciudad y es uno de los enclaves cuando pega el sol. Gente guapa, bronceados vigilantes de la playa y enormes olas rompiendo sobre la arena dorada. Es una excelente oportunidad para aprender a hacer surf y conocer gente nueva.


Mientras que Bondi está repleta de cafés y restaurantes. Para hacer irse de compras, no hay más que darse un paseo por las callecitas que hay tras la playa. En Tuchuzy se ha visto más de una vez a Kylie Minogue probándose los últimos estilismos de moda playera. Merece la pena hacer el camino que va desde Bondi a Bronte, descubriendo calas ocultas y unas vistas que no podrás olvidar.
SEGUIR LEYENDO «Disfrutar de Sidney»

Viajar a Cairns


Cairns está situada a escasa distancia de dos impresionantes monumentos de la UNESCO reconocidos mundialmente como Patrimonio de la Humanidad: la gran barrera de coral y la selva tropical de Daintree. Las excelentes conexiones en cuanto a transporte se refiere, convierten a esta ciudad en un lugar de fácil acceso en el que a partir de él se pueden explorar otros muchos sitios. Es uno de los destinos más populares de Australia.

El paisaje general de la ciudad es muy atractivo. Si decides viajar a esta zona tan turística no debes olvidarte de contratar una de las innumerables excursiones que se pueden realizar a la gran barrera de coral. Es uno de los sitios más populares del mundo de buceo. Cuando quieras ir a conocer gente puedes dirigirte la laguna central que es el centro de reunión por excelencia.


La laguna, llamada Esplanade, no es lo que podríamos denominar demasiado natural ya que ha sido medio construida por los lugareños, tiene capacidad para 1.000 bañistas y está rodeada de agradables espacios verdes perfectos para relajarse. Cairns fue creada en 1876 como un puerto para los mineros que se dirigían a la meseta de Atherton, al oeste. Su crecimiento posterior se debió, en gran medida gracias a su selección en 1892 como punto de partida de un tren de carga que transportaba mercancías hacia y desde Tableland.


Otro momento muy significativo en la historia más reciente de Cairns fue cuando en 1984 se convirtió en la sede del aeropuerto internacional que ha permitido que el movimiento de turistas aumente la popularidad de esta bonita ciudad. Tiene un clima tropical, con una época húmeda (de noviembre a mayo) y otra seca (de junio a octubre).

Daintree Eco Lodge & Spa


En mitad de la selva más antigua del mundo en Daintree, Australia, se encuentra uno de los spa resorts más increíbles del mundo. El Daintree Eco Lodge & Spa. En el se puede disfrutar de una experiencia cien por cien ecológica, ya que se encuentra rodeado de antiguas cascadas. Sus cabañas y piscinas están inmersas en pleno valle de la selva.

Los responsables de este lugar pretenden preservar la cultura aborigen. Por ello han utilizado las diversas técnicas aborígenes para levantarlo sin dañar la vegetación tropical. Así sus cabañas se encuentran entre los árboles de la selva y flotando sobre el río Daintree. Colaboran además con ellos la tribu Kuku Yalanji, la cual ofrece paseos turísticos guiados por la selva tropical y espectáculos culturales.


Las posadas ecológicas del Daintree Eco Lodge & Spa son en total quince. Todos ellos tienen unas magníficas vistas hacia el estanque de lirios o hacia los paseos de la selva tropical. Unos paseos que no son nada aburridos. Podrás ver los cocodrilos si coges uno de los botes que van por el río, convertirte en un aborigen artista y elaborar objetos con tierra arcillosa, o realizar caminatas interactivas en las profundidades de la selva tropical.

Si después de todo esto llegas cansado, no te preocupes. En el spa te esperan entre otras muchas cosas masajes y tratamientos relajantes o exfoliantes, y clases de yoga y meditación en la terraza de la cascada o en el jardín. En definitiva, una experiencia única para relajarte unos cuantos días en lo alto de los árboles de la selva tropical y respirando aire puro, en uno de los spa más premiados del mundo.

Sumérgete en la Gran Barrera de Coral


La Gran Barrera de Coral es el arrecife coralino más grande de la Tierra descubierta por el Capitán James Cook. Sumérgete en las profunidades marinas y descubre este increíble jardín del océano. Su esepctacular paisaje y la cantidad de peces peces que la rodean, han convertido a esta preciosidad en candidata a formar parte de las Nuevas Siete Maravillas Naturales del Mundo.


Consiste en un laberinto de 2.900 islas y arrecifes individuales que se extiende 2.300 km a lo largo de la costa de Queensland, desde las ciudades de Port Douglas a Bundaberg. La Gran Barrera de Coral tiene una transparencia que alcanza una visibilidad de más de 50 metros, se compone por más de 3.000 arrecifes distintos y es habitada por un sinfín de especies: unas 1.500 de peces, más de 4.000 de moluscos, 200 de aves, 1.500 de esponjas, 500 de algas, 6 de tortugas y unas 400 de coral. Además de deser refugio de algunas especies en peligro de extinción, como el dugongo y la gran tortuga verde. Un lugar tan increíble como apasionante.


Puedes ir de isla en isla, y así disfrutar de una fiesta única en Daydream Island; practicar deportes acuáticos en Hamilton Island; dejarse embargar por el romanticismo absoluto en South Molle; relajarse con un cóctel sobre la arena blanca en Whitsunday Island; hacer snorkel en Nudey Beach entre los corales que rodean Fitzroy Island o sentirse como un naufrago entre la exuberante selva de Green Island.


¿Todavía quieres más? También puedes ver a los raros dugongos en las aguas de Dunk Island; alojarse en la exclusiva Bedarra Island que sólo acoge a 32 huéspedes a la vez; encontrar la paz en la deshabitada Hinchinbrook Island; bucear en el famoso arrecife que rodea Orpheus Island; nadar un día claro en las aguas que oscilan entre el turquesa, el esmeralda y el zafiro de la laguna de Hayman Island; ver los nidos de las tortugas verdes y bobas en la playa de Heron Island; y deleitarse con una mariscada en Lizard Island.


Tampoco te puedes perder el mundo maravilloso bajo la superficie. Desde las principales ciudades costeras de la Gran Barrera de Coral encotnrarás escuelas de buceo con las que contratar un curso o una excursión de un día con los operadores locales y la zona se puede explorar tanto haciendo snorkel o como buceo. Entre la intensa vida marina de la zona destacan los enormes peces napoleón, tortugas, dos tipos de morena gigante, loretos coliamarillos, barracudas de cola amarilla, espectaculares peces león, almejas gigantes, peces unicornio y a los famosos peces payaso nadando entre las anémonas.


Para los más aventureros también es posible recorrer en barco las Gran Barrera de Coral, sin duda será una experiencia única y que permite descubrir los paisajes con tremenda comodidad: zarpar a bordo de un velero desde Port Douglas hacia Low Isles, una retirada isla que es una auténtica joya; alquilar una barca desde Hamilton Island o Airlie Beach y surcar las aguas turquesas de las islas Whitsundays; echar el ancla y pasar la noche en amarres pintorescos como Whitehaven Beach, Cid Harbour o Butterfly Bay y visitar los arrecifes de Black, Langford y Bird Island por el camino; descansar para tomar una buena comida y una ducha relajante en alguno de los resort spa de Hayman, Lizard, South Molle y Lindeman Islands. Los marineros experimentados pueden alquilar un catamarán o su propio yate vacío para recorrer los arrecifes desde Cairns.


Seguramente no existe en el mundo otro lugar que ofrezca más biodiversidad que la Gran Barrera de Coral. Probablemente de todos, el enclave más espectacular sea Cape Tribulation, en el bosque tropical de Daintree, donde la selva literalmente se hunde en los arrecifes. Además es un buen punto de partida para practicar buceo y submarinismo en la Gran Barrera de Coral, explorar la selva con paseos guiados a caballo o a pie.


Algunas de las islas de la Gran Barrera están rodeadas por los arrecifes y además han desarrollado una gran variedad de vegetación incluida la tropical. Green Island es una de las más visitadas por los cruceros ya que está a 20 km y tan sólo una hora de Cairns. Green Island es el único cayo en el que crece el bosque tropical, además sus playas son de arena extremadamente blanca y su agua es de un hermoso azul turquesa.
SEGUIR LEYENDO «Sumérgete en la Gran Barrera de Coral»

Viajar a Melbourne


Melbourne es una ciudad australiana, la segunda ciudad del país en población y se encuentra en el curso inferior del río Yarra y las costas de Port Phillip tanto al norte como al este. Actualmente es un importante centro de comercio, industria y actividad cultural. Ha sido votada varias veces en estudios internacionales como una de las ciudades con mejor calidad de vida en el mundo. La ciudad ha sido reconocida como capital del deporte y la cultura de Australia y es sede de varios de los eventos e instituciones deportivas más representativas del país.


Melbourne está repleta de tiendas de moda de alta costura, sus museos invitan a visitar su arte, sus exclusivos clubs y salas de jazz colorean unas de glamour las noches. Sin duda, es la ciudad más vanguardista de toda Australia. La que fuera capital entre 1901 y 1927, es una elegante ciudad victoriana construida entre una bahía de ensueño. La capital del estado de Victoria se convirtió una de las principales metrópolis por la fiebre del oro de la década de 1850, para ser la ciudad más grande e importante hasta principios del siglo XX.


Paseando por sus calles encontramos algunas de las mejores tiendas de Australia, desde prendas de última moda a ropa vintage. Melbourne fusiona perfectamente la arquitectura tradicional con la moderna, dado su encanto recomendamos recorrer la ciudad a pie. Sus intricadas calles están repletas de buen gusto, diseño y excelentes restaurantes. Glamurosos clubes, encantadoras salas de jazz y el popular arte callejero de Melbourne, amenizan las veladas durante todo el día.


Entre los lugares más frecuentados por los turistas se encuentra la impresionante Federation Square, que alberga las mejores galerías y museos de la ciudad,. Nos vamos al distrito costero de Docklands, en Victoria Harbour, que cuenta con unas vistas extraordinarias, arte urbano, muelles históricos, puertos deportivos, zonas verdes y montones de sitios en los que tomar un refresco o unas copas.


Como casi todas las ciudades modernas, la cultura es otra de las señas de identidad de la ciudad. El Centro de las Artes de Victoria, en el distrito de Southbank, acoge a las principales compañías teatrales de Australia y actuaciones musicales de grupos y artistas internacionales. Por su parte, el Museo de Melbourne se basa en los últimos avances tecnológicos para mostrar en sus seis plantas un maravilloso recorrido sobre la vegetación, la fauna y la cultura australianas. A su lado contemplamos los Carlton Gardens y el Royal Exhibition Building, construido en 1880 y reconocido Patrimonio de la Humanidad.


Pero si lo que te gusta es ir de compras, habrás llegado al lugar ideal, esa activad es uno de los principales atractivos de Melbourne y una excelente ocasión para hacerse con unos regalos fantásticos. La ciudad es sede de algunas principales casas de moda y los mejores diseñadores del país, como Joseph Saba, Bettina Liano, Kirrily Johnston y Arabella Ramsay. En el distrito central empresarial, la zona de Collins Street, conocida como “Paris end” es famosa por sus tiendas de marcas de prestigio frecuentadas a menudo por celebrities y top models. Por otro lado, en Brunswick Street Fitzroy hay magníficos objetos de decoración retro y joyas artesanales exclusivas. En las proximidades de Gertrude Street se encuentra lo último en emporios comerciales dedicados al mobiliario industrial que no puedes pasar por alto.


Melbourne tiene de todo, incluso una reputación como una capital culinaria, pues cuenta con más de 3.000 restaurantes, de una gran variedad de cocinas. Las zonas favoritas para saciar el hambre son Flinders Lane, Little Collins Street, Bourke St y Little Bourke St. Una excelente oportunidad de degustar la mejor comida del país es acercarse al enorme mercado Queen Victoria Market que organiza sus típicos Foodies Tours guiados durante dos horas por su sección gourmet. Para cenar de lujo mientras se recorre las calles de la ciudad, se recomienda reservar en el histórico tranvía Tramcar Restaurant.


Transporte: Lo mejor para moverse por la ciudad son los tranvías, ya que recorren las principales calles de Melbourne.
Viaje: Qatar Airways opera tres vuelos semanales desde Madrid con escala en Doha.
Idioma: inglés.
Dinero: Necesitas dólares australianos. Las principales tarjetas de crédito (Visa, Mastercard, American Express) se aceptan en todas partes, excepto en las ciudades más pequeñas o zonas rurales.
Clima: Existen dos zonas climáticas. En la zona tropical tienen sólo dos estaciones, la húmeda en verano y la seca en invierno. Las estaciones en la zona templada de Australia son cuatro y opuestas a las del hemisferio norte: primavera (septiembre – noviembre), verano (diciembre – febrero), otoño (marzo – mayo) e invierno (junio – agosto).
Electricidad: conexión de 220-240 voltios.
Documentación: Pasaporte en vigor y un visado turístico.
SEGUIR LEYENDO «Viajar a Melbourne»

Viajar a Perth


Una de las ciudades más aisladas de la tierra se llama Perth. Se encuentra a una latitud similar a la de Sídney, pero más de 3.400 km (2.110 millas) al oeste, aproximadamente tan lejos como Londres está de Beirut. Habiendo crecido entre el aislamiento de Melbourne y Sídney, la ciudad, no tiene ni las pretensiones ni el ritmo de vida de estas ciudades del este de Australia.

Con una silueta impresionante, Perth ha sido diseñada especialmente para sus ciudadanos. Es larga, con amplias calles que siguen un clásico patrón de cuadrícula perfectamente ordenada, lo que la hace mucho más transitable a la hora de ser visitada. Los parques son una maravilla, sobre todo Kings Park, que ofrece unas impresionantes vistas de la ciudad y del río.


Tiene 4 universidades. De esta manera, su población se caracteriza por ser culturalmente muy diversa. Esto la convierte en un lugar mucho más cosmopolita. Las playas que rodean la ciudad se han convertido en un remanso de paz que contrasta con las de otras zonas mucho más vivaces. La historia de Perth se remonta a siglos y siglos de antigüedad. La zona del río Swan fue ocupada por los aborígenes australianos, hace unos 50.000 años, antes de la llegada de los colonizadores británicos.


Cuando estos llegaron, proclamó su nueva colonia en junio de 1829. Con la ayuda del trabajo de los convictos (presidio alrededor de la ciudad), la colonia prevalecido en duras condiciones. Miles de inmigrantes inundaron la zona en 1850 por la “Fiebre de Oro”. Perth finalmente fue declarada ciudad en 1871. Posteriormente a la Segunda Guerra Mundial la inmigración hizo crecer aún más la población. Hoy en día alberga a 1,47 millones de personas.

El gran Uluru


Uluru es el segundo mayor monolito del mundo. El mayor es el Monte Augusto en Australia Occidental, el doble de grande, pero la mitad de mágico. En el centro de Australia se encuentra este solitario coloso de color rojo de 3 km de largo, 350 metros de altura y con otros 3 km bajo la superficie. Uluru y las tierras de la zona son propiedad de los aborígenes Anangu y gestionan todo conjuntamente con el Servicio del Parque Nacional de Australia.
SEGUIR LEYENDO «El gran Uluru»

Islas en rebajas


El sueño de poseer un paraíso tropical esta cada vez más al alcance de todos nosotros…bueno, si tienes algunos ahorros. Varias islas situadas frente a la Gran Barrera de Coral de Australia se encuentran a la venta, y gracias a la recesión mundial, sus precios han sido rebajados muchísimo para ver si la gente se anima a comprar algún trozo de paraíso.

La agencia inmobiliaria Coldwell Banker tiene en venta 9 islas. Algunas de ellas incluyen mansiones de lujo y diferentes servicios de lujo. Las islas, en torno a la Gran Barrera de Coral, tiene precios muy variados que van desde los 1,3 millones de dólares hasta los 90 millones de dólares de la isla más cara. Una de las islas se llama Long Island y ha sufrido una rebaja en su precio de hasta un 42%. Los vendedores de estas islas han decidido ser más realistas y amoldarse a las tendencias y los valores del mercado a lo que en temas de venta de inmuebles se refiere.


Hace años, algunas de las islas ya habían tenido “pretendientes” pero debido a sus elevados precios no fueron adquiridas. Este es el claro ejemplo de la Isla Tortuga, por la que la conocida actriz Julia Roberts estuvo interesada mucho tiempo pero finalmente descartó su compra. La isla ha rebajado su precio y todo lo que hay en su interior está incluido en dicho precio: motos, tractores, vehículos de motor y muebles.

Queesland, estado de Australia, ha recurrido a otra de estas islas tropicales (en concreto a la isla Hamilton) como base de la campaña publicitaria que ha tenido tanto éxito para atraer a turistas, ofreciéndoles la oportunidad de convertirse en el dueño de la isla y tener así el «mejor trabajo del mundo«.

Tasmania


«Tassie» (como se la conoce cariñosamente) lo tiene todo: un gran desierto deshabitado, una bonita playa, abundante vida silvestre en el Parque Nacional Narawntapu, comida gourmet y un exquisito vino en el valle de Tamar. Los más deportistas podrán practicar ciclismo, rafting y kayak. No te pierdas la Bahía, haz alguna escarpada a Cradle Mountain. Lugares salvajes como estos son la esencia de Tasmania.

La población de Tasmania está concentrada en el norte y el sureste de las costas, donde la zona es mucho más fértil, el paisaje es más accesible y los puertos permiten que lleguen todo tipo de visitantes. Por el contrario, en el sudoeste y en el oeste están las costas salvajes, desoladas y remotas.


La falta de transporte hace que el suroeste de las montañas y las selvas tropicales constituyan una de las últimas grandes zonas silvestres del mundo cuya gran mayoría figuran en la lista del Patrimonio Mundial. Tasmania tiene cuatro estaciones, a pesar de que las tormentas de invierno pueden invadir la región en cualquier momento del año.


Los días de verano son cálidos pero no calurosos y las noches de verano son frescas. En otoño, los días son soleados y en ocasiones por las noches pueden producirse heladas. El invierno es húmedo, frío y tormentoso, particularmente en el oeste. El este es una zona más nublada, a pesar de su menor pluviosidad, pero en el norte y en el sur, los días sin viento son muy agradables. La primavera es ventosa y las tormentas todavía barren la isla.