Sumérgete en la Gran Barrera de Coral


La Gran Barrera de Coral es el arrecife coralino más grande de la Tierra descubierta por el Capitán James Cook. Sumérgete en las profunidades marinas y descubre este increíble jardín del océano. Su esepctacular paisaje y la cantidad de peces peces que la rodean, han convertido a esta preciosidad en candidata a formar parte de las Nuevas Siete Maravillas Naturales del Mundo.


Consiste en un laberinto de 2.900 islas y arrecifes individuales que se extiende 2.300 km a lo largo de la costa de Queensland, desde las ciudades de Port Douglas a Bundaberg. La Gran Barrera de Coral tiene una transparencia que alcanza una visibilidad de más de 50 metros, se compone por más de 3.000 arrecifes distintos y es habitada por un sinfín de especies: unas 1.500 de peces, más de 4.000 de moluscos, 200 de aves, 1.500 de esponjas, 500 de algas, 6 de tortugas y unas 400 de coral. Además de deser refugio de algunas especies en peligro de extinción, como el dugongo y la gran tortuga verde. Un lugar tan increíble como apasionante.


Puedes ir de isla en isla, y así disfrutar de una fiesta única en Daydream Island; practicar deportes acuáticos en Hamilton Island; dejarse embargar por el romanticismo absoluto en South Molle; relajarse con un cóctel sobre la arena blanca en Whitsunday Island; hacer snorkel en Nudey Beach entre los corales que rodean Fitzroy Island o sentirse como un naufrago entre la exuberante selva de Green Island.


¿Todavía quieres más? También puedes ver a los raros dugongos en las aguas de Dunk Island; alojarse en la exclusiva Bedarra Island que sólo acoge a 32 huéspedes a la vez; encontrar la paz en la deshabitada Hinchinbrook Island; bucear en el famoso arrecife que rodea Orpheus Island; nadar un día claro en las aguas que oscilan entre el turquesa, el esmeralda y el zafiro de la laguna de Hayman Island; ver los nidos de las tortugas verdes y bobas en la playa de Heron Island; y deleitarse con una mariscada en Lizard Island.


Tampoco te puedes perder el mundo maravilloso bajo la superficie. Desde las principales ciudades costeras de la Gran Barrera de Coral encotnrarás escuelas de buceo con las que contratar un curso o una excursión de un día con los operadores locales y la zona se puede explorar tanto haciendo snorkel o como buceo. Entre la intensa vida marina de la zona destacan los enormes peces napoleón, tortugas, dos tipos de morena gigante, loretos coliamarillos, barracudas de cola amarilla, espectaculares peces león, almejas gigantes, peces unicornio y a los famosos peces payaso nadando entre las anémonas.


Para los más aventureros también es posible recorrer en barco las Gran Barrera de Coral, sin duda será una experiencia única y que permite descubrir los paisajes con tremenda comodidad: zarpar a bordo de un velero desde Port Douglas hacia Low Isles, una retirada isla que es una auténtica joya; alquilar una barca desde Hamilton Island o Airlie Beach y surcar las aguas turquesas de las islas Whitsundays; echar el ancla y pasar la noche en amarres pintorescos como Whitehaven Beach, Cid Harbour o Butterfly Bay y visitar los arrecifes de Black, Langford y Bird Island por el camino; descansar para tomar una buena comida y una ducha relajante en alguno de los resort spa de Hayman, Lizard, South Molle y Lindeman Islands. Los marineros experimentados pueden alquilar un catamarán o su propio yate vacío para recorrer los arrecifes desde Cairns.


Seguramente no existe en el mundo otro lugar que ofrezca más biodiversidad que la Gran Barrera de Coral. Probablemente de todos, el enclave más espectacular sea Cape Tribulation, en el bosque tropical de Daintree, donde la selva literalmente se hunde en los arrecifes. Además es un buen punto de partida para practicar buceo y submarinismo en la Gran Barrera de Coral, explorar la selva con paseos guiados a caballo o a pie.


Algunas de las islas de la Gran Barrera están rodeadas por los arrecifes y además han desarrollado una gran variedad de vegetación incluida la tropical. Green Island es una de las más visitadas por los cruceros ya que está a 20 km y tan sólo una hora de Cairns. Green Island es el único cayo en el que crece el bosque tropical, además sus playas son de arena extremadamente blanca y su agua es de un hermoso azul turquesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *