Destinos económicos para una luna de miel inolvidable

pareja-caminando-juntos
¿Hay un viaje más bonito que el de la luna de miel? Probablemente no. Lo haces con unas ganas y con una ilusión tremendas porque te acabas de casar con tu pareja, así que lo afrontas con un subidón que es difícil de explicar.

Como uno quiere que todo salga a pedir de boca, es bastante habitual contratar los servicios de una agencia de viajes, aunque debes saber que esa opción no suele ser la más económica de todas. Si quieres ahorrar es mejor que vayas por tu cuenta y lo contrates todo tú, y a poder ser trata de elegir destinos como los que menciono a continuación, que son muy populares por ser preciosos y baratos, ideales para dar rienda suelta a los primeros días de casados.

Phuket (Tailandia)

Phuket
Está de moda y lo seguirá estando en los próximos años. Eso es un problema porque sus playas se han masificado y es difícil disfrutar de una estampa similar a la que vemos en las fotografías que utilizan los tailandeses para promocionar el turismo. A pesar de ello, es una opción muy recomendable porque es posible alojarse en hoteles de lujo y resorts pagando muy poco dinero. Eso sí, ten en cuenta que entre mayo y octubre puede llover todos los días, así que no te lo plantees como destino de luna de miel si te casas en verano. Lo mejor es ir entre diciembre y abril.

Artículo recomendado: Las islas más turísticas de Tailandia.

Islas Baleares (España)

Formentera
No hace falta irse muy lejos para disfrutar de unas playas paradisíacas. En las Islas Baleares tienes todo lo que buscas, sobre todo si vas a viajar en verano y te apetece torrarte al sol junto a tu pareja. Formentera es la isla más especial de todas, y también la más cara, mientras que Menorca es la más recomendable para relajarse. Mallorca, por su parte, es la que te permite hacer planes más allá del de ir a la playa, puesto que tiene ciudades y pueblos preciosos, además de lugares de especial interés como las Cuevas del Drach. Por último, si buscas glamour y diversión, Ibiza es sin duda alguna la mejor opción.

París (Francia)

Paris-Torre-Eiffel
Para algunos es mucho más que “la ciudad de las luces”. Ha sido bautizada como la capital del amor, una ciudad perfecta para una escapada romántica, pero también para vivir una luna de miel de ensueño. Puedes pasear por los Campos Elíseos, contemplar la Torre Eiffel desde varios puntos, darte un beso en el muro de los “te quiero” de Montmartre, pasear a orillas del Sena o coger un crucero… ¿El único inconveniente? Que aunque hay muchos hoteles y a buen precio, el nivel de vida de allí no es como el de España. Salir a comer suele costar bastante más, así que te recomiendo moverte por barrios como el Barrio Latino.

Dubrovnik (Croacia)

Dubrovnik
Ser el escenario de Desembarco del Rey en ‘Juego de Tronos‘ le ha permitido dar el salto que ya merecía dar a nivel turístico desde hace mucho tiempo. Dubrovnik es una ciudad preciosa que te enamora desde el primer segundo. Recorrer su calles es obligatorio, como también es muy recomendable contemplar la puesta de sol desde el puerto. También puedes darte un chapuzón en las playas de la zona o contemplar unas maravillosas vistas recorriendo las murallas que protegían la ciudad muchos años atrás.

Cinque Terre (Italia)

Cinque-Terre
Italia también es sinónimo de romanticismo, y eso explica por qué hay varias regiones de su geografía que son ideales para pasar la luna de miel. Una de ellas es Cinque Terre, que está formada por cinco preciosos pueblos de la provincia de La Spezia, que sin duda alguna son de los mejores de la costa italiana. Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore tienen un encanto especial y dejan huella, si bien es cierto que no hay mucha cosa que hacer por allí.

Cerdeña (Italia)

Cerdena-playa
Si las Baleares son un lugar increíble por sus playas, lo mismo podemos decir de Cerdeña, que ha recibido el apodo del Caribe de Europa por motivos obvios. Las playas son su mayor reclamo turístico por sus aguas cristalinas, pero hay otras visitas imprescindibles que deberías marcar en rojo si finalmente te decides por este paraíso italiano. Te recomiendo ir por el norte, a poder ser por la zona noreste. Allí está Costa Esmeralda, que en mi humilde opinión es la parte más bonita de la isla.

Madeira (Portugal)

Madeira
Esta isla perteneciente a Portugal, que está situada en pleno océano Atlántico (a unos 500 kilómetros de la costa africana), también es un destino propicio para una luna de miel. Tienes playa y montaña concentradas en poco espacio, así que es ideal para parejas amantes de la naturaleza que quieren compaginar el relax de sus arenales con el deporte que se puede practicar siguiendo los empinados senderos de sus montañas. En Madeira hay mucho que ver, empezando por su capital, que es Funchal. Hay que destacar Cabo Girão, que es el acantilado más alto de Europa, y también las Grutas de São Vicente.

Artículo recomendado: Destinos paradisiacos para una luna de miel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *