Todo lo que deberías saber sobre Dubrovnik

Dubrovnik
No es la capital de Croacia, pero para muchos es la ciudad más bella del país. Dubrovnik se ha convertido en uno de los destinos más solicitados por los europeos durante el verano, algo que no es de extrañar teniendo en cuenta lo mucho que puede ofrecer a los turistas.

Culturalmente es una caja de sorpresas, las vistas al mar Adriático son privilegiadas y las playas destacan por la pureza de sus aguas cristalinas. Eso sí, la mayoría de ellas son de piedras, así que poco tienen que ver con las de las Islas Baleares o Cerdeña, que sin duda alguna son las que gozan de una mayor reputación en el viejo continente.

Desplazamiento en avión

Si vas a viajar a Dubrovnik, lo más normal es que lo hagas en avión, aunque también puedes hacerlo en coche o en barco. Tardarás algo más de dos horas en aterrizar desde Barcelona y casi tres horas si vuelas desde Madrid. Una vez en el Aeropuerto de Dubrovnik, podrás coger un taxi que te llevará al centro de la ciudad por entre 250-300 HRK (entre 33 y 40 euros). Eso sí, pregunta el precio antes de salir para no llevarte un disgusto. Allí, como en todas partes, te puedes topar con el típico taxista que hace todo lo posible por engañar a los clientes.

Otra opción, mucho más barata, es coger el autobús Atlas Agency. Pagas 40 HRK (unos 5,50 euros) y en 40 minutos te plantas muy cerca del centro histórico. Para en la Puerta de Pile y en la estación de autobús del Puerto de Gruz.

Dubrovnik 2

Autobús, taxi y coche

Es muy fácil reconocer los autobuses de la ciudad. Son de color naranja y se llaman Libertas. Están disponibles entre las 05:00 y las 00:00 horas y suelen pasar cada 10 o 30 minutos para cada parada. Es posible sacar un billete nada más subir al autobús con dinero en efectivo y existe la posibilidad de comprar un pase de una hora por 15 HRK (unos 2 euros) o de 24 horas por 30 HRK (unos 4 euros). Eso sí, atento porque los carteles del autobús están en croata y es probable que no sepas cuál debes coger. Fíjate bien en los mapas que encontrarás en las paradas y sopesa la posibilidad de visitar Dubrovnik en el Cabrio City, un bus con audio-guía que cuesta 60 HRK (unos 6 euros).

Coger el taxi es otra opción para moverse por la ciudad, pero evidentemente es la más cara de todas. Son de color blanco y hay que ir a una parada de taxis para subirse a uno de ellos, ya que no está permitido pararlos por la calle. Negocia el precio antes de ponerte en marcha y ten en cuenta que puede haber recargos, como por ejemplo el de viajar en un día festivo o el de hacerlo en horario nocturno.

Dubrovnik 4
Por último, siempre estás a tiempo de alquilar un coche para conocer la ciudad, aunque no es nada recomendable. El centro histórico es 100% peatonal y no podrás pasar de la Puerta de Pile. Por eso es tontería que alquiles un coche si solo te vas a mover por el centro. Otra cosa es que quieras explorar las afueras y visitar otras ciudades. Piensa que en Dubrovnik solo hay dos gasolineras y muchas calles son de un solo sentido.

Lo que no te puedes perder

Las murallas de Dubrovnik: Las levantaron en el siglo XIII para protegerse de las invasiones. Hoy ya no son necesarias para dicha función, pero no se puede negar que tienen mucho encanto. Hacen que te sientas como en otra época, y todo ello sin perder de vista la belleza del mar Adriático. De hecho, más de uno se sentirá como en “Juego de Tronos”, ya que es el lugar que han elegido para grabar todas las escenas que ocurren en Desembarco del Rey.
Dubrovnik Muralla

Iglesia de San Blas: Es una iglesia preciosa que fue construida en 1715 siguiendo las instrucciones del arquitecto veneciano Marino Gropelli. San Blas es el patrón de la ciudad, así que no es extraño que lleve su nombre y una estatua que se salvó del terremoto que sacudió Dubrovnik 1667, cuando el espacio era ocupado por una basílica románica del siglo XIV. El 3 de febrero se celebra San Blas y el edificio cobra especial protagonismo. Está situada en la Plaza Luza (sin número) y solo abre para la misa de lunes a sábado a las 08:00 horas y a las 17:30 horas. Los domingos está abierta a las 11:30 horas y a las 17:30 horas. La entrada siempre es gratuita.

iglesia de San Blas Dubrovnik
Monasterio Franciscano: Está situado al principio de en una de las calles con más vida de la ciudad, la calle Stradun. Tiene la Puerta de Pile al lado y es un lugar de paso obligado para todos los turistas. La Orden Franciscana se instaló en Dubrovnik en 1235, aunque los primeros datos sobre su actual ubicación datan del siglo XIV. Ya en el siglo XVII añadieron una biblioteca en las que podemos encontrar numerosos manuscritos, pinturas de artistas que no se conocen, piezas de coral o joyas votivas. De hecho, hasta posee la cabeza de Santa Úrsula como reliquia. Es un lugar perfecto para relajarse entre tanto bullicio en los meses de verano.

Monasterio Franciscano Dubrovnik
Palacio Sponza: Los mercaderes siempre acudían a este palacio durante el siglo XVI. También es conocido como Divona y fue construido entre 1516 y 1521. Combina varios estilos artísticos de la época y eso le da un atractivo especial. De hecho, es el lugar elegido por muchos ciudadanos de Dubrovnik para casarse.

Palacio Sponza
Catedral de Dubrovnik: Es la Catedral de la Asunción de la Virgen María. Fue construida tras el terremoto de 1667 gracias a la dedicación del sacerdote y diplomático Stjepan Gradić, que se movió para conseguir el dinero suficiente para levantarla. Contrataron al arquitecto italiano Andrea Buffalini de Urbino y las obras empezaron en 1671, aunque no terminaron hasta 42 años después. De la fachada destaca el color azul de la cúpula que se mezcla con los tejados rojos de la ciudad. El interior es todavía más bonito y guarda cientos de relicarios de santos de oro y plata pulidos. Son los que se llevan durante la procesión en la fiesta de San Blas, el día 3 de febrero.

Catedral de Dubrovnik
Playas: La de Banje, a pocos metros de la Puerta de Ploce, es la más popular de la ciudad. Eso sí, como sucede en todas tendrás que llevar el calzado adecuado para no hacerte daño con las piedras que dificultan tus primeros pasos en el agua. Como he comentado anteriormente, las de Dubrovnik no son playas de arena fina, pero por lo menos pueden presumir de aguas cristalinas. De hecho, dicen que las de Croacia son las playas más limpias del Mediterráneo, algo que les costará mantener teniendo en cuenta que no todos los turistas son educados.

Playa de Banje

Ruta de “Juego de Tronos”

¿Fan de “Juego de Tronos“? No eres el único, desde luego. Por eso no debería extrañarte ver a la gente haciéndose fotografías en Dubrovnik como si fueran personajes de la serie de HBO. Es el lugar que han elegido para grabar las escenas de Desembarco del Rey y eso ha hecho posible que hoy en día se ofrezcan recorridos específicos en packs que pueden rondar los 60 euros. La Fortaleza de Lovrijenac, el arboretum de Trsteno, la Puerta de Pile, la Torre Minceta, Stari Grad… Apunta todos esos sitios y visítalos por tu cuenta. Todo está muy cerca.

Dubrovnik Juego de Tronos

Información básica

– Idioma oficial: Croata
– Moneda: kuna croata (HRK)
– Equivalencia en euros: 0,133600127 euros
– Enchufes: De tipo F (como los de España)
– Voltaje: 230 V
– Zona horaria: GMT (+02:00), como en España
– Prefijo para llamar: +385

Artículos recomendados:

Las seis mejores playas de Croacia

Los secretos mejor guardados de Croacia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *