El Monte Rushmore


El Monte Rushmore se erige como un «santuario de la democracia», en Dakota del Sur. Con él, se conmemora el mandato de cuatro presidentes de los Estados Unidos, en concreto, tipifica los primeros 150 años de la historia del país. Se trata de una escultura realizado en granito, por Gutzon Borglum. La historia del Monte Rushmore se remonta a 1923.

El proyecto de la talla del monte, se llevó a cabo con la intención de atraer turistas a la región de Black Hills en Dakota del Sur. Doane Robinson, un historiador del estado, conceptualizó la idea en 1923. El proyecto recibió la aprobación del Congreso y la talla se inició en 1927. Un famoso escultor llamado Gutzon Borglum, fue llamado para formar parte del proyecto. Originalmente, comenzó tallando los pilares de granito, de unas montañas llamadas Needles pero, Borglum contó que eran demasiado delgadas y finalmente terminó eligiendo para el trabajo el Monte Rushmore.


Otro de los motivos por el que eligió esa zona fue por su situación. La montaña se “enfrenta” al sureste, lo que significaba que tendría la luz del sol durante la mayor parte del día. También era el pico más alto de la región y estaba hecho de granito, que le hacía más resistente a la erosión. Borglum utilizó un antiguo método griego para comenzar con el trabajo. La obra, comenzó a realizarse el 04 de octubre 1927.

La elección de George Washington, Thomas Jefferson, Theodore Roosevelt, y Abraham Lincoln fue muy rápida, ya que cada uno representaba un papel específico en la preservación y expansión de su territorio. Washington llevó la democracia a los Estados Unidos, Thomas Jefferson ideó el concepto de tener un «gobierno del pueblo», Abraham Lincoln fue una pieza clave para poner fin a la esclavitud en América, y Theodore Roosevelt llevó en las reformas comerciales. El proyecto se completó en 1941 y terminó costando $ 900.000.

Disfruta de San Diego


Situada cerca de la frontera entre Estados Unidos y Méjico, se encuentra la ciudad del surf y la arena, San Diego. Pero aunque es muy conocida por ello, es una ciudad de la que podrás disfrutar tanto en un viaje de pareja como durante unas vacaciones familiares. A continuación te mostramos algunas de las muchas ideas que llevar a cabo en esta gran ciudad.

La primera de todas, como no podría ser de otra manera, es disfrutar de sus playas. Kilómetros y kilómetros de playas se extienden a lo largo de San Diego. Coronado Beach es considerada actualmente como una de las mejores playas de toda América. Son también muy populares las playas de Pacific Beach y Ocean Beach. Si te animas, la mayoría de estas playas ofrece entre otras muchas cosas, alquiler de bicis o clases de surf.

Por otro lado encontramos Coronado Island. Una pequeña isla que se encuentra unida con San Diego a través de un enorme puente. Este es uno de los lugares más caros para vivir en todo Estados Unidos, pero es un lugar de gran interés turístico. Además de sus espléndidas playas, en Coronado Island se encuentra el famoso Hotel del Coronado.


Si lo tuyo es la naturaleza y los animales no puedes dejar de hacer una visita al famosísimo Zoo de San Diego, uno de los mejores zoos del mundo, o a Seaworld. Este último es uno de los parques marinos más importantes del estado. Su habitante más popular es la famosa orca Shamu, pero podrás encontrar otras muchas especies como osos, pingüinos o tiburones.

Por último te recomendamos que si tienes la oportunidad, te des un paseo por Legoland. Un parque de artacciones único en el que prácticamente todo esté fabricado a base de legos. Dentro de él una visita obligada es a la zona de Miniland USA, en la que podrás disfrutar de unas fabulosas réplicas de ciudades como Washington, Florida o Nueva York.

Qué hacer en Dallas


Dallas es una de las ciudades más grandes y populares de Texas. La «Big D» está llena de atracciones muy modernas, así como atractivos retiros naturales como por ejemplo algunos lagos y parques. Por supuesto, los eventos deportivos, tampoco podrían faltar. Si decides viajar a la zona, no te preocupes por la temporada elegida, siempre tendrás algo que hacer.

– La Feria Estatal
Disfruta durante varios días de la mayor feria de ganado del estado. Comienza en septiembre y termina en octubre. Durante el evento, dura casi un mes entero, disfrutarás de la música más popular, juegos, etc.

– Cotton Bowl Classic
Esta tradicional “liguilla” de futbol se realiza desde 1937. Los cinco mejores equipos de la temporada se enfrentan en busca de la vistoria final.

– Cowboys
El «Equipo de América», te enseñará las instalaciones en las que se entrenan y podrás ver como se aprende este trabajo tan duro.

– Infamous Six Floor
Este museo está dedicado a John F. Kennedy; su vida, el día de su asesinato, su muerte… Está ubicado en el sexto piso del Texas School Book Depository building, el mismo lugar en el que fue encontrado el arma del francotirador que le asesinó.

– Paseo por Six Flags
Abierto durante todo el año, Six Flags ofrece a los visitantes grandes paseos, espectáculos y mucho más. Este es el destino ideal para toda la familia.

– Visitar el lago
Este es lugar perfecto para los amantes de los deportes acuáticos. el lago Lewisville ofrece a los visitantes una gran variedad de actividades, entre las que se pueden encontrar la pesca, la natación, el esquí acuático, la vela, etc.

Consejos para viajar a Estados Unidos


En la página oficial del gobierno estadounidense hay un apartado interesante para los viajeros. En el se detallan una serie de consejos para viajar a Estado Unidos. A continuación te los detallamos algunos de ellos:

Tenga a la mano todos los documentos de viaje que se requieren en los países que vaya a visitar, además de documentos de identidad para volver a ingresar a Estados Unidos. Es necesario presentar pasaporte para regresar al país vía aérea.

Declare todo lo que esté trayendo del extranjero, incluso si lo compró en una tienda libre de derechos arancelarios. Esta mercancía también está sujeta a impuestos y otras restricciones en Estados Unidos.

Sea cauteloso cuando compre cualquier cosa de vendedores ambulantes. Tenga en cuenta que la mercadería podría ser falsificada o poco segura, y que cabe la posibilidad de que Aduanas y Protección Fronteriza las decomise.

Tenga en cuenta que muchos medicamentos fabricados en el extranjero no están aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos y no puede ingresarlos a Estados Unidos. Además, cuando viaje al extranjero, lleve consigo solamente la cantidad necesaria de medicamentos para el viaje.

No traiga ningún alimento a Estados Unidos sin averiguar primero si está permitido. Además, las aves vivas y los productos para aves, ya sean para uso personal o comercial, pueden estar restringidos o ser puestos en cuarentena.

Comprenda que los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza pueden someterlo a usted y a sus pertenencias a una inspección sin una orden de registro. Esto puede incluir su equipaje vehículo o persona, y tiene como propósito velar por el cumplimiento de nuestras leyes y proteger a los viajeros legítimos.

La Torre del Diablo


La Torre del Diablo es una peculiar e imponente formación que se eleva hasta los 386 metros del suelo. Se encuentra en el estado de Wyoming, y fue declarado como primer Monumento nacional de EEUU en 1906 por el Presidente Roosevelt. Es un lugar famoso por su aparición en algunas películas como “Encuentros en la Tercera Fase” de Seven Spielberg.

Su nombre proviene de una leyenda india que decía que en la cima de esta montaña, el “dios del mal” redoblaba sus tambores para imitar al trueno. De este modo, atemorizaba a toda la comarca. Hay otra leyenda que cuenta que sus gigantescas estrías verticales fueron creadas por un enorme oso. Sin embargo, desde un punto de vista geológico, se sabe que ha sido la erosión del viento y del agua la que ha ido modelando y creando esta forma tan peculiar de la estructura.

El origen de esta misteriosa montaña aún es incierto. Hay una hipótesis que considera que se trata de una columna de lava endurecida. La cual nunca habría alcanzado la superficie para poder convertirse en un volcán. Anteriormente esta formación estaba rodeada por una roca más ligera, pero con el paso de los años esta capa se ha erosionado para dar lugar definitivamente a esta espectacular torre.

Es un lugar verdaderamente espectacular y llama especialmente la atención su entorno en el que se pueden divisar multitud de columnas exagonales que han ido apareciendo por la condición de intrusión magmática del terreno. Aunque se encuentra rodeada por un parque protegido de aproximadamente cinco kilómetros cuadrados, a diferencia de la mayoría de los paisajes internacionales de estas características, está permitida la escalada a ella.

Visitar el condado de Kittitas


El condado de Kittitas se encuentra en la parte central del estado de Washington. Se inicia en la parte oeste de las montañas el oeste en la cresta de las montañas Cascade y se extiende hacia el este hasta el río Columbia. El condado tiene una población de unos 40.000 habitantes. Casi la mitad de su población vive en la sede del condado de Ellensburg. Otras ciudades en el condado son: Cle Elum, Roslyn, Easton, Ronald, Roslyn, Snoqualmie Pass, South Cle Elum, Thorp, Vantage, y Kittitas.

Todas estas ciudades están situadas cerca de la interestatal 90, que atraviesa la provincia en dirección este-oeste. El lado oeste de Kittitas es muy boscoso y montañoso. Su pico más alto es el Monte Daniel,. El condado se extiende unos 83 kilómetros hacia el este zona más seca y con pastizales. También, tiene tres lagos relativamente grandes, Cle Elum, Kachess, y Keechelus.


Si decides darte una vuelta por la zona, debes visitar el valle del río Yakima. Esta es una zona agrícola fértil donde se dedican a la producción de manzanas, cerezas y peras. También ha aumentado el número de viñedos que estos últimos años han sido lo encargados de producir unos excelentes vino.


El río más grande del condado es el Columbia. Este es uno de los más grandes del noroeste del Pacífico y uno de los ríos más grandes de los Estados Unidos. El río está en el borde oriental del condado y se utiliza para producir energía hidroeléctrica. Ocupa más de tres kilómetros de ancho.

El hotel Gaylor Palms


La forma más fácil de encontrar el hotel Gaylord Palms cuando llegas a Orlando, es siguiendo el sol. Este recorrido te llevará a un lugar de 65 acres exuberantes en Kissimmee, Florida. Está situado a tan sólo 1,5 millas de la puerta principal de Disney World, el paraíso de los pequeños de la casa, y a pocos minutos del Aeropuerto Internacional de Orlando.

Cuando llegues al hotel, tendrás la sensación de haber vuelto a principios de siglo, donde las grandes mansiones reinaban en grandes extensiones de terreno. El hotel no es sólo estéticamente agradable, sus instalaciones son modernas y lujosas. El Gaylord Palms Hotel & Convention Center ofrece a sus clientes una gran variedad de servicios, que incluyen 4,5 hectáreas de exuberantes jardines y cascadas, zonas acristaladas de descanso, restaurantes de primera clase y diferentes actividades recreativas tanto para adultos como para niños.


Está formado por un total de 1.406 habitaciones decoradas perfectamente. También podrás alojarte en cualquiera de sus 115 suites. Cada una de estas habitaciones está equipada con Internet de alta velocidad Wifi, dos teléfonos, una zona de baño de gran tamaño, una caja de seguridad, etc. Seguro que no te quejarás por falta de espacio.

Para los huéspedes que buscan relajarse, existen 20.000 metros cuadrados llamados Canyon Ranch SpaClub, que proporcionan un refugio de tranquilidad a todo aquel huésped que quiera relajarse tras pasar un día ajetreado. Allí encontrarás un total de 25 salas de tratamiento, una sala de descanso para tomar té, saunas y una zona de servicios de peluquería profesional.

Visado para entrar a Estados Unidos


Los viajeros internacionales que desean viajar rumbo a Estados Unidos deberán tramitar antes un permiso de entrada electrónico. Este requisito es de aplicación para todos los turistas cuyos países estén dentro del llamado Visa Waiver Program. En general, incluye a todos los miembros de la Unión Europea, Australia, Corea del Sur y algunos más.

Esta autorización electrónica (ESTA), es similar al formulario que se rellena a bordo del vuelo antes de llegar. La concesión de la autorización online es prácticamente instantánea, aunque dependiendo de las solicitudes en algunos casos puede demorarse hasta 72 horas o finalmente denegarse.

El primer paso es entrar en la página del ESTA (Electronic System of Travel Authorization) (ver enlace más abajo), deberemos elegir el idioma en que queremos completar el formulario y gráficamente te indicarán los pasos a seguir para solicitar la autorización de viaje. Recuerda que deberás ingresar los datos personales de cada viajero, por lo que si viajas con más personas todas deberán hacer este proceso. Una vez rellenado, el sistema te genera un número de postulación que deberás apuntarte para el seguimiento. Una vez que veamos el OK de nuestra autorización, nos recomiendan llevar una copia en papel y el número de solicitud por si nos lo piden al llegar.

Enlace oficial | Solicitar visado (modo online)

Visitar la Galería Nacional de Arte de Washington


La Galería Nacional de Arte de Washington DC está llena de obras maestras que recorren desde el siglo XIII hasta nuestros días. Las diferentes colecciones de pinturas, esculturas y obras de arte en general han sido realizadas por algunos de los artistas más importantes de la historia, como por ejemplo: Botticelli, Degas, Monet, Cezzane, Renoir, Da Vinci, de Fragonard, y Rafael.


En el edificio Este, los visitantes pueden ver las obras de arte más modernas. Aquí, todas las paredes están cubiertas por obras de artistas como Matisse, Picasso, Pollock y Calder. Por si decides realizar una visita, debes tener en cuenta que lo mejor es que contrates una visita guiada. Otra opción, es que la realices con un aparato de auto-guiado. Gracias a la grabación de audio que te describe todo el lugar, paso a paso, no te perderás nada y los 5$ de su alquiler habrán sido una excelente inversión.


La Galería siempre cuenta con “espectáculos” adicionales: proyección de películas, conferencias, conciertos, etc. Estos eventos suelen ser gratuitos. No te olvides de salir a la zona de los jardines. Aquí encontrará un montón de hermosas esculturas y, si vas con niños, podréis disfrutar de un inmenso espacio abierto en el que disfrutar un rato.

La dirección exacta de la Galería Nacional de Arte es: Sixth Street y Constitution Ave. Las estaciones de metro más cercana son: Judiciary Square (línea roja), Archives (líneas amarilla-verde) y Smithsonian (líneas azul-naranja). Está abierta de lunes a sábado de 10:00 am a 5:00 pm y los domingos de 11:00 am a 6:00 pm. La Galería cierra sus puertas el 25 de diciembre y 1 de enero. La entrada es gratuita.

Traslados desde el aeropuerto JFK a Manhattan


El aeropuerto internacional JFK, es el más grande de todo Nueva York. Esta situado aproximadamente a 15 millas de Manhattan. Cualquier persona que viaje a NY, ya sea por placer o por negocios, tiene numerosas opciones para llegar y salir de este inmenso aeropuerto gracias a sus múltiples conexiones.

1. Alquiler de coches
Para viajes de negocios, y si entra en el presupuesto que la empresa te ha dado, utilizando un servicio de alquiler de coches es la mejor manera de viajar desde el aeropuerto a cualquier destino y viceversa. Coste: dependiendo de la empresa, un coche de gama medial-alta tendrá un precio de unos 35-50$ por día. Recuerda que si quieres ir a Manhattan o por otras zonas, tendrás que pagar peajes.


2. Taxis
Coger un taxi fuera de cualquier terminal, te resultará muy fácil, ya que hay un sinfín de ellos. Coste: el servicio entre el JFK hasta cualquier punto de Manhattan cuesta 45$ (tarifa plana), más los peajes y la propina.
Pros: Los taxis son abundantes y la tarifa plana elimina toda necesidad de negociación.
Contras: Dependiendo del tráfico, el viaje llevarte más de una hora.

3. – Traslados en autobuses especiales
Si viajas en un grupo, o no quieres alquilar un coche o coger un taxi podrás encontrar estos mini-autobuses especiales. Coste: dependiendo de la empresa te costará entre 15-20$. Tendrás que aguantar todas las paradas.
Pros: un precio asequible y es ideal para grupos.
Contras: tardarás más que en taxi.