Disfrutar de la naturaleza en la República Checa


La República Checa es uno de los destinos turísticos más diversos de Europa. Desde castillos de montaña, pasando por moderno ajetreo Praga, la República Checa se ha revelado en un país fascinante. El entorno natural en la República Checa muestra a sus visitantes numerosos parques nacionales, mientras que la cultura del país ofrece una lección de historia increíblemente rica que da a los visitantes una mejor comprensión de la historia del país.

Además, la República Checa también ofrece a los turistas unas grandes caminatas y rutas de senderismo, así como muchas zonas montañosas que son perfectas para el esquí. La República Checa es el hogar de numerosas delicias culinarias y algunos de las mejores cervezas del mundo. Gracias a una gran cantidad de parques nacionales y reservas naturales, la naturaleza se vuelve imprescindible en las vacaciones. El entorno natural está muy bien conservado.
SEGUIR LEYENDO «Disfrutar de la naturaleza en la República Checa»

Visita Pilsen en la República Checa


Al noroeste de la República Checa se encuentra la ciudad de Plzeň o Pilsen. Una ciudad con una población de más de ciento sesenta y cinco mil habitantes, y famosa por su industria cervecera (Pilsener) que distribuye su producto por todos los países del mundo.

La ciudad está rodeada toda ella de naturaleza. Sus bosques de Bohemia del Oeste o sus diversos lugares termales convierten a la ciudad en un lugar ideal como destino turístico. Historia y actualidad, se entremezclan además en su día a día. Si te decides a visitar Plzeň has de saber que te espera un viaje repleto de diversión y relajamiento gracias en gran parte a sus aguas termales.

En Plzeň podrás descubrir además tanto una ciudad típica gótica de la Edad Media, como una ciudad contemporánea que surgió tras la industrialización Europea en el siglo XVIII. De entre todos los lugares que podrás descubrir en esta ciudad a continuación te detallamos los que pueden resultar más interesantes.

La iglesia de San Bartolomé, es por ejemplo uno de los lugares que no debes perderte. Esta iglesia es la más antigua de la ciudad ya que fue construida en 1292, y su torre mide aproximadamente cien metros. El subsuelo de la ciudad también es algo llamativo, ya que junto con los subsuelos de Jihlava y Znojmo es el más grande de toda la República Checa. Esta red de sótanos de tres plantas comenzó a construirse en la Edad Media. Destacan también el imponente y majestuoso ayuntamiento, sus casas burguesas, el edificio del obispado, su sinagoga (la tercera más grande del muno), algunos de sus portales de piedra o sus parques y jardines que rodean la sus murallas medievales ya destruidas.

Praga, el corazón de Europa

Praga es la capital y la mayor ciudad de la República Checa. Fundada a finales del siglo IX, cuenta con 1,2 millones de habitantes y se la conoce por varios nombres: «la ciudad dorada», «París de los años 20 en los años 90», «la madre de todas las ciudades», «la ciudad de las cien cúpulas» o «el corazón de Europa».


Praga

La ciudad vive prácticamente gracias al turismo. Su belleza arquitectónica es una de sus mayores bazas a la hora de atraer a turistas de todo el mundo. Además, su posición central en el viejo continente hace que muchas empresas multinacionales decidan instalar su sede en Praga para gozar de buenas comunicaciones.
Todo esto la convierte en una de las ciudades más ricas de la Europa Central y Oriental.


Josefov, barrio judío de Praga

Praga es uno de los centros culturales más importantes y tradicionales de Europa. La caída del comunismo hizo que recuperara sus tradiciónes, festejos y eventos. Además, el teatro y la ópera tienen un lugar privilegiado dentro de la oferta de espectáculos que alberga la ciudad durante el año. En cuanto a museos y universidades, tampoco se queda corta. Cuenta con 8 universidades públicas y museos de todo tipo.


Castillo de Praga

El clima es muy cambiante de verano a invierno. El verano puede ser muy cálido y seco mientras que el invierno se puede convertir en una tortura, con temperaturas bajísimas que suelen ir acompañadas de fuertes nevadas. En primavera y otoño las temperaturas son mucho más suaves, lo que hace que sea especialmente atractivo visitar la ciudad en estas fechas.


Ópera de Praga

En cuanto al transporte público, Praga cuenta con una organizada red de metro, tranvías y autobuses.
El metro consiste en tres líneas diseñadas por letras (A Skalka – Dejvická, B Černý most – Zličín y C Ládví – Háje).
Los autobuses y tranvías funcionan desde las 04:30 a.m. hasta las 12:00 p.m.


Puente de Carlos

Lugares de interés que no te puedes perder

– Museo Mucha
– Puente de Carlos
– Teatro Negro
– Terezin (antiguo campo de concentración)
– Ciudad del Castillo
– Reloj Astronómico
– Ópera de Praga
– Convento biblioteca de Strahov
– Catedral de San Vito
– Sinagoga Vieja nueva


Reloj Astronómico