El espectacular castillo Karlstein en Praga


Praga es uno de los destinos que más se está poniendo de moda en los últimos años, no solo por ser una ciudad preciosa sino también porque es mucho más económica que otras grandes capitales europeas como Londres, París o Madrid. La capital checa tiene numerosos lugares de interés, un montón de tiendas de todo tipo, variados restaurantes y una oferta de ocio perfecta para cualquier turista.

Uno de los lugares más espectaculares de la ciudad es el castillo Karlstein, que está unos 30 kilómetros al sur de Praga. Es el castillo más famoso de la ciudad, y eso que allí puedes encontrar unos cuantos. Se construyó bajo el reinado de Carlos IV, que fue emperador del Sacro Imperio Romano. Se comenzó a construir en el año 1348 y ya en ese momento se le dio su actual nombre.


Es una fortaleza espectacular que se construyó principalmente para albergar las joyas de la corona checa, tesoros reales y varias reliquias sagradas. Su construcción finalizó en el año 1365 y, casi 100 años después, se trasladaron las joyas que el castillo albergó y protegió durante unos 200 años. Durante la guerra hubo muchos ataques y tuvieron que hacerse varias reconstrucciones.

El castillo Karlstein está en el municipio de Karlstein, en lo alto de una colina, en un entorno espectacular ya que está rodeado de bosques. Su principal característica, además de su belleza y espectacularidad, es que tiene edificios individuales en diferentes niveles, los cuales se conectan por puentes y murallas. En la zona más baja están la torre del pozo y el palacio de Burgrave, que es en donde vivía el administrador del castillo.

En la parte media está el palacio imperial, que es en donde residía el rey y toda su corte. En varias de sus salas se pueden ver diferentes exposiciones, y una de las más interesantes es la que muestra cuadros de todos los miembros de la familia de Carlos IV. También son interesantes el Dormitorio Real y el Salón de los Caballeros, que se conservan tal y como estaban en aquella época. Por último, la parte alta, entre otras estancias, está la Tesorería, que es en donde estaban las joyas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *