Parque natural de Saja-Besaya


El Parque natural del Saja-Besaya está situado en el sector central de Cantabria y ostenta la calificación de Parque Natural desde 1988. Su nombre se debe a los ríos Saja y Besaya, cuyas cuencas hidrográficas comprenden los límites de este parque junto el Monte Río Los Vados, en su extremo norte, y los montes Fuentes-Palombera y Sierra del Cordel, por la zona sur.

Este vasto territorio constituye la reserva natural más extensa de toda la península, además de ser el hábitat de una importante fauna. La vegetación forestal en este espacio protegido es una magnífica muestra de los bosques atlánticos característicos de la España húmeda. Robles, hayas, abedules y acebos conforman importantes bosques en zonas como Ucieda, Cieza, Los Llares y las cabeceras de los ríos Saja y Argoza.


Por lo que respecta a la fauna, especies como el ciervo, el corzo, el jabalí ,e incluso, algunas en vías de extinción como el urogallo y el águila real, habitan este amplio territorio. Ocasionalmente, el oso pardo recorre las zonas altas del Parque Natural, aunque ya no tiene presencia estable en él.

Los paisajes de este espacio protegido incluyen, además de los bosques, amplias zonas de prados que se utilizan tradicionalmente para el mantenimiento de la cabaña ganadera en libertad. Esta forma de explotación está vinculada a la conservación de la vaca tudanca, raza autóctona de Cantabria perfectamente adaptada a su entorno.

Bárcena Mayor y Carmona

Muchas son las poblaciones que destacan por alguna peculiaridad: Tresabuela y Salceda por sus pintorescas iglesias, Lombraña y Puente Pumar por sus bellas casonas o Sobrelapeña y Lafuente por su bella iglesia románica y esculturas primitivas.


Bárcena Mayor, es la única población ubicada dentro del Parque Natural y una de las joyas de la arquitectura rural cántabra, por lo que en 1979 fue declarada conjunto Histórico-Artístico. Su entorno natural más próximo se compone de amplios bosques de robles y hayas.


Carmona, otra de las joyas arquitectónicas de Cantabria, también declarada conjunto Histórico-Artístico por su arquitectura típica de montaña. Tradicionalmente dedicada al ganado vacuno de raza tudanca y la artesanía de madera.

El Hierro, la isla más pequeña del archipiélago canario


La de El Hierro es la isla con menor extensión del archipiélago canario, aunque no por ello significa que tengamos que dejar de visitarla. Aunque Lanzarote, Tenerife, La Palma y Gran Canaria captan a la mayoría de turistas durante todo el año, también hay quienes deciden pasar unos días en este pequeño paraíso.

Su extensión es de sólo 268,71 metros cuadrados. En ellos se puede contemplar la belleza de la naturaleza tanto a pie como en bicicleta. Por si fuera poco, los más atrevidos tienen la posibilidad de hacerlo también en parapente, para contemplar desde lejos tanto la flora como la fauna.

No es de extrañar que el pasado 22 de enero de 2000 fuera nombrada por la UNESCO como Reserva de la Biosfera. En estos momentos, el Ministerio de Fomento trabaja intensamente para que la isla pueda abastecerse por completo de energías renovables.
SEGUIR LEYENDO «El Hierro, la isla más pequeña del archipiélago canario»

El Descenso del Sella, una parada recomendada si vas a Asturias


El Descenso Internacional del Sella, se ha convertido en la fiesta veraniega más popular de Asturias. Se celebra el primer sábado posterior al día 2 de agosto. Y su recorrido es de unos 20 Km. a lo largo de las aguas del río Sella, entre las localidades asturianas de Arrionda y Rivadesella.

Pero este descenso no es una simple competición. Miles de personas provenientes de todas las partes del mundo han descendido este río en los meses que van desde el inicio de la primavera hasta el final del otoño. Bajar por el Sella supone disfrutar de un maravilloso paisaje y vistas, y te permite bañarte en sus aguas o comer y tomar el sol en sus orillas. Puede ser un lugar muy tranquilo, pero si tienes alma competitiva también podrás buscarte un rival entre todos los que allí te encuentres, para ver quien hace en el menor tiempo el descenso.

Son muchas las empresas que allí se dedican a la organización de los descensos del río. Normalmente estos comienzan por las mañanas, a partir de las 11. Y no es necesario formar un grupo para salir. Consta de unos 15 Km., que son aproximadamente unas 3 o 4 horas incluyendo las posibles paradas que se puedan hacer. Y no hay que preocuparse por cómo volver al punto de partida, ya que las propias empresas te recogen en furgonetas en los puntos de llegada.

La tarifa por persona de esta actividad ronda entre los 18 y los 23 euros, dependiendo de la temporada y de la empresa. Pero este precio suele incluir bastantes cosas: el alquiler del material, una comida tipo pic-nic, un pequeño curso explicativo, un seguro de la actividad y el ya mencionado viaje de vuelta. Un buen precio para pasar un día divertido y diferente junto a tu familia o amigos.

La belleza de Albarracín


Esta hermosa localidad de la provincia de Teruel está calificada como uno de los pueblos más bellos de España y propuesta para ser declarada Patrimonio de la Humanidad por su gran valor histórico y estético.

Sus numerosos monumentos, así como el trazado de sus calles adaptadas a una complicada topografía del terreno, le confieren el encanto propio de las ciudades medievales. Cada rincón de Albarracín es un homenaje al paso del tiempo.

Historia

Los primeros indicios de grupos humanos datan de la Edad del Hierro. Concretamente, la ciudad estuvo habitada por la tribu celta de los lobetanos, cuyo legado quedó plasmado en las pinturas rupestres encontradas en el Pinar del Rodeno. Posteriormente, la Lovetum de los romanos, pasó a ser Santa María de Oriente para los visigodos. Su nombre actual se debe a la familia bereber Al-Banu-Razin, que instauró el reino taifa en la localidad. La conquista y los sucesos políticos que acaecieron en Albarracín en los siglos venideros, cambiaron la estructura defensiva de la ciudad, dotándola de una importante fortaleza defensiva.


Monumentos

Casa Consistorial: Edificio del siglo XVI, con balcones de madera y corredor sobre el río. Se encuentra ubicada en la plaza del Ayuntamiento.
Catedral del Salvador: Construida en el siglo XVI, se trata de un edificio con una sola nave y capillas laterales, en cuyo interior se encuentra una hermosa colección de tapices sobre la vida de Gedeón (el quinto de los jueces del pueblo judío que gobernó el pueblo de Israel).
Palacio episcopal: Ubicado junto a la catedral, destaca por su portada barroca.


Murallas: Obra cristiana, construidas en el siglo XIV.
Castillo: Situado en el casco antiguo, fue antiguo alcázar de la familia Banu-Razin en el siglo XI y, actualmente, tan sólo se conserva el recinto amurallado.


Torre del Andador: De estilo musulmán (siglos X-XI)
Torre de doña Blanca: Simétrica a la anterior y situada en uno de los extremos de la muralla.
Casa de la Julianeta:Construida al estilo popular, se sitúa en el Portal de Molina.

Rutas Camino de Santiago Año Santo Xacobeo 2010


Para los que no lo sepáis, deciros que el Año Santo Xacobeo es el que el 25 de julio cae en domingo, justo lo que sucederá en este año 2010. Esto suele suceder con una cadencia redular de 6, 5, 6 y 11 años, por lo que se celebran 14 Años Santos Xacobeos al año. El de este año será muy significativo porque pondrá fin al relevante número de peregrinos que han ido realizando el Camino de Santiago durante este periodo de tiempo.

Este año será una nueva ocasión para celebrar el Camino, ese que se convierte en un lugar de peregrinación y encuentro entre personas y pueblos. Desde hace siglos se ha eregido como un símbolo de fraternidad y conciencia europea.

Aunque muchos caminos llevan a Santiago, como sucede con el refrán y la capital de Italia, hoy os hablaremos de dos, el que parte de Francia y el que lo hace desde Portugal.
SEGUIR LEYENDO «Rutas Camino de Santiago Año Santo Xacobeo 2010»

El carnaval de Sitges


El carnaval de Sitges se volverá a celebrar como cada año en esta localidad costera de la provincia de Barcelona. Esta ciudad no sólo es famosa por ser una de las más gay-friendly de Europa, también lo es por albergar uno de los carnavales más coloridos y animados de España.

Hasta 4 millones de turistas se dan cita durante una semana donde la fiesta es lo que prima. Todo vale y es por ello que llega gente de todas partes de Cataluña y de España, sin olvidar que hay ingleses y alemanes que también se acercan año tras año.
SEGUIR LEYENDO «El carnaval de Sitges»

La catedral de Girona


Esta hermosa catedral gótica se encuentra ubicada en el punto más alto de la ciudad. Los 90 peldaños de escalinata barroca que conducen hasta ella le confieren un sello de identidad propio. Aunque dicha escalinata pertenece al siglo XVII, salvar tan importante desnivel siempre había sido todo un reto, desde que fuese construido el primer templo romano.

Consagrada a Santa María, en su edificación se invirtieron varios siglos que dieron como resultado una impresionante catedral gótica en su interior y barroca en el exterior.
De sus orígenes románicos, tan sólo se conservan el claustro del siglo XII y la torre del año 1040, que se encuentra adosada a la fachada. A través de una escalera de caracol, en el interior de la torre, se accede al campanario desde el cual la panorámica de la ciudad se convierte en un privilegio exclusivo de la catedral.

En el exterior del templo, la parte norte está presidida por el pórtico de San Miguel, en estilo gótico, mientras que en la zona sur el pórtico de los Apóstoles (siglo XIV) conforma la decoración de la fachada.


Tanto la iglesia como el claustro poseen un amplio repertorio de arte funerario, entre los que se encuentran los sepulcros de condes, miembros de familias reales, artistas, arquitectos y personajes importantes. Algunos de ellos, exquisitamente decorados, son auténticas obras de arte.

Pese a que, inicialmente, se proyectaron tres naves, finalmente se construyó solo una que, por sus dimensiones (22.98 metros), se trata de la nave gótica más ancha del mundo. Si englobamos todos los estilos, seguiría en anchura a la de San Pedro en el Vaticano (25 metros).

El ángel de la torre

Coronando la torre de la catedral puede verse la figura de un ángel que, en un inicio, tenía los ojos tapados con una venda, simbolizando la Fe. Sin embargo, tras restaurarla se le colocó una cabeza sin los ojos vendados, ya que desde el suelo no podía apreciarse este detalle.


La Bruja

Se trata de una gárgola cuya finalidad fue concebida para desalojar las aguas pluviales. Sin embargo, la leyenda resulta más curiosa pues nos habla de una mujer que se dedicaba a las artes de la brujería y demostraba su odio hacia la religión lanzando piedras contra la catedral. Como castigo divino fue convertida en piedra y fue colocada en el templo para que de su boca saliera agua en lugar de maldiciones.

Una escapada a Toledo


Toledo es conocida como la ciudad de las tres culturas, seña de convivencia de cristianos, judíos, y árabes. Pero también un destino en el que poder perderse un fin de semana cualquiera. Incluso se puede ir en un mismo día si se desplaza desde Madrid o un punto cercano desde el centro de España. De Toledo podemos destacar innumerables cosas, pues entre sus murallas disfrutamos de una espectacular muestra de la historia del arte español. Romanos, visigodos, musulmanes, judíos, cristianos… por Toledo ha pasado gran parte de la historia de España dejaron en esta ciudad su huella imborrable. Por eso está declarado Patrimonio de la Humanidad.


Encontramos monumentos casi todos los rincones de la ciudad, aunque los más visitados son la Catedral, la Puerta de Bisagra, el Alcázar, el Monasterio de San Juan de los Reyes, las Sinagogas de Santa María la Blanca y la del Tránsito, la Mezquita del Cristo de la Luz y el Museo del Lienzo del Entierro del Señor de Orgaz. Además, de esa riqueza cultural, Toledo tiene el encanto de sus calles laberínticas, las vistas desde los Cigarrales (casas de campo a la orilla del Tajo), los conventos recuperados y el ocio nocturno de la ciudad. Sin olvidarnos de sus termas romanas, los baños árabes y judíos, que muestran las señales de un pasado de convivencia.


La Plaza de Zocodover podríamos decir que es el centro neurálgico de la ciudad, pues ha sido testigo de todas las épocas, lugar de referencia tanto para los turistas que tienen la suerte de acudir como para los toledanos. La plaza se utilizó como defensa de la muralla con los romanos y mercado de bestias con los árabes. En ella se han celebrado también corridas de toros, ejecuciones de la Inquisición y justas de todo tipo. En sus alrededores merece la pena darse un paseo por las estrechas pero encantadoras calles, las plazuelas y jardines fuera de las rutas tradicionales turísticas son una maravilla.


Las obras de orfebrería y joyería que guarda su claustro, la Puerta del Reloj o las tres portadas de la fachada principal (Puerta del Perdón, de la Torre y del Escribano) y la Puerta de los Leones, merecen ser nombradas. Junto a la catedral se encuentra el edificio del Ayuntamiento que evoca el clasicismo italiano por su perfecta simetría y la utilización de columnas toscanas. El Alcázar de Toledo también es uno de los símbolos de la ciudad y actual sede del Museo Nacional del Ejército. Por último, la Catedral Primada destaca por encontrar la huella de todos los estilos artísticos: estructura gótica, yeserías y techos de traza árabe, el barroco en su Transparente o el neoclásico en la Puerta Llana, además de las bonitas vidrieras de los ventanales y los rosetones.

Historia y brujas en Cervera


El municipio de Cervera es capital de la comarca de la Segarra y está situado en la provincia de Lérida. Sus inicios como población se remontan al siglo VI a.C., aunque la documentación que existe al respecto data del siglo XI d.C.

Su antigua estructura debió ser cerrada, utilizando las paredes exteriores de las casas como muralla de la ciudad. Paseando por las calles de Sabater (Zapatero) y de les Bruixes (de las Brujas), podemos observar los vestigios de esta curiosa estructura.

Lugares de interés

La Universidad de Cervera – Es una de las edificaciones más importantes del siglo XVIII en Cataluña, construida a partir de un decreto de Felipe V, en el año 1717. Su estructura es neoclásica aunque barroca en muchos elementos decorativos.

Iglesia de Sant Antoni – Si bien, el edificio actual es de estilo neoclásico, se pueden ver restos de las antiguas construcciones desde su origen medieval. Fue concebida como hospital en el siglo XIII para curar el mal de fuego, una enfermedad causada por un hongo del pan.

El hospital Berenguer de Castelltort – Data de la misma época que la universidad y las similitudes de ambas se evidencian, principalmente, en el claustro de los peregrinos.

Murallas – Hasta el siglo XIV, las mismas casas que únicamente tenían puertas en calles interiores, cerraban la ciudad. Posteriormente, durante el reinado de Pere el Cerimoniós (Pedro el Ceremonioso), se levantaron las murallas que todavía rodean la ciudad por la parte oriental.


La calle Mayor – Conserva algunos de los porches o arcos que parten desde la Plaza Mayor.

Iglesia de Sant Agustí
– Situada en la calle mayor, destaca por un magnífico rosetón que preside la fachada, de estructura fundamentalmente gótica, pese a haber sido reconstruida.

Casa Johan – Al otro lado de la misma calle, destaca esta casa del siglo XVI, con un magnífico portal, ventanas con símbolos heráldicos y, bajo el alar del tejado, un interesante porche del desván de la casa.

Conjunto arquitectónico de la Compañía de Jesús – Sede de la antigua iglesia de Sant Bernat, donde se reunieron las Cortes Catalanas, en los años 1358 y 1359, para acordar la creación de la Generalitat de Catalunya y donde se firmaron los pactos matrimoniales entre Fernando de Aragón e Isabel de Castilla. En su interior se conserva la celda del filósofo Jaume Balmes con su dormitorio, la biblioteca de la época, un pequeño oratorio y la Cruz procesional de Sant Nicolau, una obra maestra de la orfebrería catalana.


La Paeria o ayuntamiento – Data del siglo XVIII y resalta de forma significativa por las ménsulas situadas bajo los balcones que representan el mercado, los sentidos corporales y la prisión. En su interior conserva un pozo de hielo de los siglos XVI-XVII, la capilla gótica de Santa Agueda, el salón de los reyes y el salón de sesiones de estilo rococó.


Iglesia de Santa Maria – De estilo gótico catalán, la iglesia conserva las imágenes románicas de la Virgen y el Niño .

El Aquelarre de Cervera

Además de destacar por su notable patrimonio arquitectónico, Cervera celebra desde hace más de treinta años, el famoso Aquelarre, el último fin de semana de agosto. En esta celebración de connotaciones históricas, sus calles centenarias se llenan de espectáculos, música, magia y esoterismo para que los visitantes puedan disfrutar de tres días lúdicos con sus noches llenas de misterio.

Talavera, artesanía histórica


Esta ciudad de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, situada al noroeste de la provincia de Toledo, aparece con nombre propio desde el año 181 a.C. Aebura fue el primer nombre que se dio a Talavera, pasando a ser Caesarobriga para los romanos y Elbora para los visigodos. Más tarde, con la llegada de los musulmanes, Talabayra , como así la denominaron, experimenta un engrandecimiento que se traduce en la construcción de la muralla y el alcázar.

A lo largo de su historia, Talavera ha experimentado hechos de gran relevancia que se reflejan en las numerosas construcciones, de importancia artística, situadas en su recinto urbano.


El Puente Viejo. De origen romano, fue destruido por los árabes en su huida de Talavera. Sin embargo, su reconstrucción, en base a los restos romanos, ha sido tan fiel que siempre se le ha conocido como el Puente Romano.


Muralla. De los tres recintos amurallados que tuvo la ciudad, actualmente se conservan restos de dos de ellos. El primero se caracteriza por tener adosadas las torres albarranas, torres salientes para conseguir una mejor defensa de los muros. La figura de una de estas torres está representada en el escudo heráldico de la ciudad. Del segundo recinto tan sólo se conservan la Puerta de Sevilla, el torreón de la Puerta de Zamora y los restos de la Plaza de San Miguel.

La Colegiata. De planta rectangular, se compone de tres naves longitudinales y es de estilo gótico mudéjar. En su fachada sobresale el rosetón, realizado en ladrillo y cubierto de estuco.

Convento de San Bernardo. Es de estilo barroco, fue fundado en el año 1610.

Iglesia de Santiago. A partir de la planta y lienzos de una antigua sinagoga se construyó esta iglesia, en el siglo XIV, de la cual se conserva un rosetón de ladrillo, cuya sencillez le impregna de hermosura.

Iglesia del Salvador. Existen datos de su existencia que se remontan al año 1204, siendo una de las más antiguas de Talavera. Su ábside de estilo mudéjar es el testimonio de su antigüedad.

Basílica de la Virgen del Prado
. Data del año 1570, mezclando los estilos renacentista y barroco. Sus paredes constituyen un auténtico museo de cerámica de Talavera, en las que se pueden admirar obras que abarcan desde el siglo XVI hasta el XX.


Plaza del Pan. Escenario de todos los actos populares y oficiales a lo largo de su historia. En el siglo XVI, cambia el aspecto de la plaza, al tomar forma de circo romano y vestirse de renacimiento. Su antigua apariencia rústica fue embellecida con el color de las cerámicas que aún ostenta.


San Agustín El Viejo. De estilo barroco, su convento es, actualmente, la sede del museo Ruiz de Luna. En cambio, la iglesia pasó de ser teatro del Liceo a almacén, siendo hoy día de propiedad particular.

Iglesia de Santo Domingo. Consagrada en el año 1536, en la que se conjugan gótico, plateresco y renacentista, esta iglesia es la bella desconocida.


La artesanía de Talavera, sobradamente conocida, merece un especial interés por haber adquirido nombre propio desde el siglo XVI. Y es en este siglo, cuando Talavera destaca como Ciudad de la Cerámica, por la calidad y cantidad de artesanos dedicados al oficio. Otras artes como la guarnicionería, la talla de madera, muebles y bordados también son realizados con gran maestría por sus artesanos.

Su gastronomía es el reflejo de una histórica encrucijada de caminos, con influencias de las tierras que la rodean. Principalmente se basa en la calidad de las materias primas, con predomino de los productos de huerta y las carnes, especialmente, cordero y caza. Su saber hacer, enriquecido a lo largo de su historia, está presente en sus excelentes restaurantes.