Parque natural de Saja-Besaya


El Parque natural del Saja-Besaya está situado en el sector central de Cantabria y ostenta la calificación de Parque Natural desde 1988. Su nombre se debe a los ríos Saja y Besaya, cuyas cuencas hidrográficas comprenden los límites de este parque junto el Monte Río Los Vados, en su extremo norte, y los montes Fuentes-Palombera y Sierra del Cordel, por la zona sur.

Este vasto territorio constituye la reserva natural más extensa de toda la península, además de ser el hábitat de una importante fauna. La vegetación forestal en este espacio protegido es una magnífica muestra de los bosques atlánticos característicos de la España húmeda. Robles, hayas, abedules y acebos conforman importantes bosques en zonas como Ucieda, Cieza, Los Llares y las cabeceras de los ríos Saja y Argoza.


Por lo que respecta a la fauna, especies como el ciervo, el corzo, el jabalí ,e incluso, algunas en vías de extinción como el urogallo y el águila real, habitan este amplio territorio. Ocasionalmente, el oso pardo recorre las zonas altas del Parque Natural, aunque ya no tiene presencia estable en él.

Los paisajes de este espacio protegido incluyen, además de los bosques, amplias zonas de prados que se utilizan tradicionalmente para el mantenimiento de la cabaña ganadera en libertad. Esta forma de explotación está vinculada a la conservación de la vaca tudanca, raza autóctona de Cantabria perfectamente adaptada a su entorno.

Bárcena Mayor y Carmona

Muchas son las poblaciones que destacan por alguna peculiaridad: Tresabuela y Salceda por sus pintorescas iglesias, Lombraña y Puente Pumar por sus bellas casonas o Sobrelapeña y Lafuente por su bella iglesia románica y esculturas primitivas.


Bárcena Mayor, es la única población ubicada dentro del Parque Natural y una de las joyas de la arquitectura rural cántabra, por lo que en 1979 fue declarada conjunto Histórico-Artístico. Su entorno natural más próximo se compone de amplios bosques de robles y hayas.


Carmona, otra de las joyas arquitectónicas de Cantabria, también declarada conjunto Histórico-Artístico por su arquitectura típica de montaña. Tradicionalmente dedicada al ganado vacuno de raza tudanca y la artesanía de madera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *