Monumentos megalíticos sorprendentes

Stonehenge
Hace miles de años, los habitantes de la Tierra levantaron impresionantes obras en piedra en diferentes puntos del planeta. Algunos de ellos se conservan en la actualidad y son lo que llamamos monumentos megalíticos, yacimientos arqueológicos que esconden una gran cantidad de misterios e incógnitas que los historiadores no han sabido explicar a ciencia cierta: ¿Cómo se construyeron? ¿Para qué se hicieron? ¿Por qué escogieron esos enclaves? Lo que sí podemos decir con certeza es que muchos de estos monumentos de piedra tienen una magia especial, sobre todo en determinados momentos del día, como en el amanecer o en la puesta de sol.

Hoy en Vuela Viajes queremos hablarte sobre cinco de los monumentos megalíticos más espectaculares que se pueden encontrar a lo largo del planeta. Nos los proponen desde la web de National Geographic. ¿Te gustaría acompañarnos?

Stonehenge, Gran Bretaña

Stonehenge1
Como no podía ser de otra manera, tenemos que comenzar hablando de Stonehenge, el monumento megalítico más famoso del mundo. Se encuentra en la planicie de Salisbury, en el condado de Wiltshire (Inglaterra). El monumento está formado por enormes bloques de rocas metamórficas que se sitúan en forma de círculo sobre un montículo verde. Se sabe que hace cino mil años, cuando se construyó, Stonehenge formada parte de un complejo más grande. Eso sí, lo que se desconoce es cuál era su finalidad y por qué el lugar fue abandonado 1.500 años después. Se barajan diferentes opciones: un monumento funerario, un templo religioso, un observatorio astronómico…

Carnac, Francia

Carnac
De Gran Bretaña nos trasladamos a Francia, y más concretamente a la región de Bretaña, donde se encuentran los Alineamientos de Carnac, considerado como el monumento prehistórico más extenso del mundo. Erigido durante el Neolítico (entre los milenios V y III a.C.) en el actual pueblo de Carnac, está formado por 4.000 rocas que se extienden a lo largo de 40 hectáreas y cuatro kilómetros de longitud. La mayoría de expertos coinciden en que se trataba de un observatorio astronómico, aunque existen otras versiones sobre su función.

S’Ena E Thomas, Cerdeña

SEna E Thomas
Seguimos en Europa para hablarte de las Tumbas de los Gigantes, monumentos funerarios de la época nurágica (en la Edad de Bronce media), que se encuentran repartidos por toda la isla de Cerdeña. Únicas en Europa, de todas estas construcciones de planta rectangular con un ábside destaca la tumba de S’Ena E Thomas, que se encuentra en Dorgali y es una de las más visitadas. Además, en la isla también se pueden encontrar las torres cónicas nuraghi, vocablo que significa “montón de tierra” en sardo.

Ggantija, Gozo

Ggantija
De los siete templos megalíticos que se pueden encontrar en Malta, queremos destacar los dos templos de Ggantija, que se sitúan en Xaghra, en la isla de Gozo. Se trata de dos gigantescas estructuras construidas durante el Neolítico (son anteriores a Stonehenge), que tenían una función religiosa. Sorprende que hayan sobrevivido sin haber sido demolidas, enterradas o saqueadas. Según los historiadores, los templos estaban dedicados a la Madre Tierra, Diosa de la Fertilidad.

Naveta des Tudons, Menorca

Naveta des Tudons
Por último, desde National Geographic nos proponen la Naveta des Tudons, que se encuentra entre Ciudadela y Ferrerías, en Menorca. Considerado como el edificio íntegramente conservado más antiguo de Europa, esta construcción funeraria que fue erigida entre los años 1.200 y 750 a.C. está abierta al público para su visita y, de hecho, es uno de los reclamos turísticos más importantes de la isla mediterránea, que posee más de 1.600 monumentos prehistóricos. Según los historiadores, se trató de una tumba colectiva, ya que se descubrieron resto de al menos 100 personas y objetos de sus depósitos funerarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *