Consejos para viajar a Cerdeña

Cerdena
¿Preparando tu viaje a Cerdeña? ¡Eres un afortunado! Es una de las islas más bonitas del mundo gracias a sus playas, motivo por el cual se la conoce como «El Caribe europeo».

Si quieres aprovechar al máximo tus vacaciones y quieres que todo salga a pedir de boca, te recomiendo tener en cuenta los consejos que comparto en este artículo, ya que a mí algunas cosas me pillaron por sorpresa y no me gustaría que a ti te pasar lo mismo. ¿Empezamos?

Conducir no es un placer

A menos que circules por las vías más importantes de Cerdeña, que son las que atraviesan la isla de punta a punta, verás que conducir de noche es algo bastante incómodo por el simple hecho de que no hay farolas que alumbren la carretera. Eso significa que tendrás que ir muy despacio y con las luces largas puestas si no viene nadie de cara, sobre todo si te mueves por carreteras que bordean la costa por la gran cantidad de curvas que te vas a encontrar.

Ten cuidado con los coches que asoman en los «ceda el paso» porque suelen sacar bastante el morro y no lo dudan a la hora de incorporarse. Por otra parte, que tampoco te sorprenda ver que en una carretera de doble sentido con dos carriles se cree un tercer carril imaginario que solo utilizan los más locos de Cerdeña. Esto es algo que se está perdiendo en la isla, o al menos eso dirán los más veteranos del lugar. Un hombre de 75 años te puede adelantar con un Fiat Panda más viejo que tú perfectamente.

carretera-Cerdena

¿Norte o sur?

Si tuviera que elegir entre el norte y el sur, me decantaría por el norte. Considero que allí están las mejores playas, las más familiares, si bien es cierto que en el sur hay playas vírgenes espectaculares, a las que por cierto no es fácil acceder. En el sur está la capital, Cagliari, pero es que el norte tiene Alghero, que probablemente sea la ciudad más bonita de Cerdeña.

La mejor zona de playas

Si lo que te interesa es estar rodeado de playas preciosas, no te lo pienses y elige Costa Esmeralda. Está en la zona de Olbia (noreste) y aglutina un buen puñado de playas que te dejan con la boca abierta. Las hay que son de arena fina y aguas que no cubren hasta caminar un buen puñado de metros, como es el caso de La Cinta, y también las hay de rocas y con un paisaje espectacular, como es el caso de Li Cossi.

Artículo recomendado: Las mejores playas del norte de Cerdeña.

Costa-Esmeralda

Reserva el alojamiento con bastante antelación

Con los billetes de avión y con los del barco no tendrás tantos problemas como con el alojamiento. El precio de los hoteles y los apartamentos se dispara a medida que pasan los meses, sobre todo si buscas habitación en una zona tan buscada como Costa Esmeralda. Por ello, te recomiendo reservar con cuatro o cinco meses de antelación.

Gastronomía

Si quieres disfrutar de la gastronomía típica de Cerdeña, no te limites a comer pasta y pizza (te sorprenderá lo baratas que suelen ser las pizzas) sin más. Degusta sus deliciosos quesos de cabra, la fabada de allí o platos tan exquisitos como el culurgioni (son como raviolis con forma triangular rellenos de acelgas con requesón o verduras con queso), el malloreddus (como los ñoquis, con salsa de tomate, albahaca y queso de oveja). Tampoco te olvides de las parrilladas de pescado o de postres como el amaretti (si te gustan las almendras tienes que pedírtelo) o el pan’e saba (bollo de harina y azúcar con almendras que puede llevar crema o chocolate). Prepara dos euros por persona para pagar el famoso copperto (cubierto).

culurgioni

Evita el taxi en la medida de lo posible

Si no viajas con tu coche y no has alquilado un coche, evita desplazarte en taxi porque es bastante caro. La mejor opción para moverse por la isla, dejando a un lado la opción del coche, es la de los autobuses. Los precios son más que razonables y puedes llegar a casi cualquier parte.

El lujo se saborea en Porto Cervo

Por último, si vas a viajar a Cerdeña con la cartera bien llena, te recomiendo acercarte por la zona de Porto Cervo, situada al noreste de la isla. Es allí donde verás los yates más grandes y lujosos, donde encontrarás tiendas de las mejores marcas situadas en un entorno idílico. Beach clubs con restaurantes flotantes y campos de golfs te esperan en la zona más exclusiva de la isla, donde una pizza puede rondar los 30 euros tranquilamente.

Artículo recomendado: Tres excursiones que no puedes perderte en Cerdeña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *