Viajar a Tuvalu


Existen lugares en el mundo de los que, tal vez, no hayas oído hablar nunca. Este es el caso de Tuvalu. Viéndola desde el cielo, podríamos decir que esta isla es como un espejismo en medio de la inmensidad del Pacífico. Esta pequeña isla, está cubierta por una franja de palmeras que la convierte en un lugar mucho más misterioso.

Si decides pasar tus vacaciones allí, deberás darte prisa ya que el tema del calentamiento global preocupa mucho a los científicos puesto que sólo se encuentra a 5 metros del nivel del mar, lo que podría hacer que este mini-paraíso desapareciera. El tiempo transcurre lentamente en la zona. El sol es el único protagonista del lugar y en cuanto empieza a asomar, se debe buscar rápidamente una sombra en la que cobijarse.


Llega a hacer tanto calor en la zona que, a veces, es imposible moverse o pensar rápido. Relájate y disfruta de la falta de ajetreo y bullicio. Prepárate para tener que adelantar principalmente bicicletas y para que tus pies se transformen en el mejor medio de transporte que puedas encontrar. Antiguamente era conocida con el nombre de islas Ellice tiene una extensión total de 25 kilómetros cuadrados.


No te “saltes” la siesta ni las espectaculares puestas de sol. Su moneda oficial es el dólar de Tuvalu que equivale a unos 50 centavos de dólar en Nueva Zelanda. Sólo hay un banco que se encuentra en la capital, Funafuti. Olvídate de las tarjetas de crédito ya que sólo se acepta el pago en efectivo.

Viajar a Guam


Guam, es la isla más poblada de Micronesia. Aunque no lo parezca, es un lugar muy cosmopolita en el que podrás pasar unas vacaciones de ensueño. Los acentos americanos están presentes por todas partes (es un territorio de los EE.UU. no constituido pero donde podrás ver muchas banderas americanas) así que no tendrás muchos problemas para comunicarte. Su idioma originario, el chamorro, no se habla tanto como antes.


La isla se encuentra actualmente en pleno proceso de reorganización. Las autoridades encargadas del turismo de la zona, han confirmado que debido a la influencia americana se van a centrar en el desarrollo de algunas atracciones turísticas, como por ejemplo un parque temático. Pero si finalmente decides pasar unos días por la zona, debes intentar conocer su historia y sus costumbres locales. La isla, aunque como te comentábamos, es la más grande de Micronesia, es lo suficientemente pequeña para ser explorada en uno o dos días.


Debes hacer una visita obligada a la zona sur. En esta parte, encontrarás preciosos y pequeños pueblos, playas cristalinas y cascadas impresionantes. La zona norte está mucho más “colonizada” debido a la presencia militar de los americanos pero, de todas formas, podrás visitar Ritidian Point. Esta parte de la costa puede definirse como sublime debido principalmente a sus impresionantes playas plagadas de palmeras y una suave arena dorada.

Los lugareños te aceptarán como uno más y te recibirán de manera cálida y agradable. Los habitantes de la isla, también se están preocupando por la reorganización turística de la misma.

La isla de Tonga


El reino de Tonga es conocido como “la isla donde comienza el paso del tiempo”. Sin embargo, después de visitar la isla, muchos afirman que en realidad es el lugar donde el tiempo se detiene. Ambas afirmaciones son verdaderas en cierto modo. Allí las antiguas tradiciones se alzan junto a las últimas ofertas de la vida más moderna. Para el viajero, Tonga ofrece una experiencia diferente a lugares como Samoa. Hasta el snorkel y el buceo son muy más superiores.


Algunos viajeros deciden planificar su viaje pensando en los impresionantes avistamientos de ballenas que se pueden reslizar por toda la zona. Las desiertas playas de arena blanca, los arrecifes y no demasiada gente, harán que tu viaje se convierta en inolvidable.

Para aquellos que buscan una experiencia cultural auténtica, deben saber que en este reino sólo se han mantenido completamente impermeables las influencias de la cercana Samoa. Conseguir que los lugareños confíen en ti puede costarte un poco, en Tonga no son tan extrovertidos como los samoanos, pero el esfuerzo aseguran que vale la pena.


Ten cuidado ya que no hace demasiado tiempo, Tonga, Samoa y Samoa Americana fueron golpeadas por un tsunami, seguido de un terremoto de magnitud 8,3 en la escala de Richter, que tuvo su centro en el sur de Samoa y al norte de Tonga. La única isla afectada fue la pequeña Niuatoputapu, donde murieron nueve personas. El resto de Tonga no se vio afectada. Antes de realizar tu viajes infórmate bien de la situación actual pero, en principio, no es necesario aplazar viajes a esta bonita isla.

Viajar a isla Korcula


Flotando al oeste de la península croata, con deslumbrantes vistas del cristalino Adriático, las montañas descomunales del litoral y las islas Skoji, Korcula goza de una ubicación envidiable. Su entorno natural es igualmente bonito. Abarca tan sólo 65 kilometros (41 millas) en su punto más ancho, pero la esbelta isla está rodeada de verdes bosques llenos de pinos, viñedos fértiles y arbustos verdes.

Korcula es “dueña” de un envidiable clima mediterráneo suave y cuenta con un litoral salpicado de playas llenas de guijarros, bahías y calas muy atractivas. Una de las mejores playas se encuentra en Przna Bay, cerca de Lumbarda. No te vayas sin darte un buen baño. Arquitectónicamente hablando, la isla lleva el sello inconfundible de la República de Venecia, sobre todo en Korcula Town, que dominó la vida local durante ocho siglos.


La isla suele ser visitada por turistas de entre 30-55 años, europeos, atraídos por un ritmo de vida tranquilo y una arquitectura histórica. El mes más frío del año es enero con una temperatura de unos 9 ° C, y el mes más cálido es julio con una temperatura de 26 ° C. La mejor época para visitarla es entre mayo y octubre, cuando el clima es cálido y los días son largos y soleados.


En la ciudad, encontrarás una bonita colección de casas tradicionales, iglesias centenarias, calles empedradas y gruesos muros de piedra que rodean todo. En el corazón de este santuario histórico está la Catedral de San Marcos, que deslumbra a todos sus visitantes por su impresionante mezcla de arquitectura gótica y renacentista.

La isla privada Necker


Isla Necker, es una paradisíaca isla privada propiedad de Richard Branson. Forma parte del conjunto que forman las islas Vírgenes Británicas, situadas en el Caribe. Con 74 hectáreas de extensión, Necker se encuentra rodeada por increíbles aguas de color turquesa, arrecifes de coral y está bordeada por hermosas playas de arena blanca. La isla, tiene capacidad para albergar a 28 huéspedes. Estos visitantes estarán atendidos por un total de 60 trabajadores.


Puede contratarse el alquiler de la isla por semanas o simplemente para celebrar una fiesta. Las habitaciones individuales pueden ser reservadas para uso individual o para parejas. En total, Necker está formada por 14 habitaciones; ocho habitaciones en la Casa Grande y seis hermosas casas privadas de estilo balinés situadas por la zona. La Casa Grande es una majestuosa villa balinesa que se asienta en la denominada Colina del Diablo y ofrece unas impresionantes vistas panorámicas de la zona a los huéspedes.


Las casas privadas se llaman: Bali Hi, Bali Cliff, Bali Beach, Bali Lo, Bali Buah y Bali Kukila. Las tres primeras, están construidas sobre un acantilado con el fin de maximizar los diferentes puntos de vista del lugar. Las tres restantes están construidas en el centro de la isla y sus visitantes pueden disfrutar de la gran piscina privada que han construido justo al lado de ellas.

En la isla podrás practicar un sinfín de deportes acuáticos. El personal te dejará la equipación que necesites para practicar kite-surf, vela, windsurf, esquí acuático, paseos en kayak o en lancha, etc.

La isla de Nueva Caledonia


Visitar la isla de Nueva Caledonia será algo para no olvidar en la vida. Descubrir destinos nuevos tan bonitos es sin duda reconfortante para cualquier viajero que se precie. La isla cuenta con paisajes muy variados, desde la Rivière Bleue (Río Azul) o las tierras rojas en el Gran Sur hasta las extensas llanuras secas al Oeste, o los bosques exuberantes y las cataratas en la Costa Este. Además de tener la laguna más grande del mundo con 24.000 kilómetros cuadrados y la famosa cultura milenaria “Kanak”.


Situada al sudoeste del Pacífico y a dos horas de Australia, Nueva Caledonia es la tercera isla más grande del Pacífico, descubierta por los europeos en el siglo XVIII y bautizada en honor a las Tierras Altas de Escocia. Nouméa es su capital, una ciudad con ambiente cosmopolita por sus numerosos hoteles y servicios, localizada en la zona costera con dos playas: la Baie des Citrons (Bahía de los Lemones) y Anse Vata (Playa Vata). En ella podemos conocer diferentes etnias: melanesiana, polinesia, asiática y francesa. Con todo tipo de historias que contar, diferentes gastronomías, músicas celestiales y grandes literaturas que aumentan la riqueza de la cultura caledonia.


Nueva Caledonia tiene un paisaje de costa envidiable y una naturaleza muy bien conservada con ecosistemas únicos y especies endémicas. El buceo es la atracción turística de las islas, pues se puede practicar cerca de la inmensa barrera de coral, en aguas tranquilas y cristalinas donde se mezclan todo tipo de peces de colores. Un viaje al archipiélago nos permitirá disfrutar de un gran lugar.


Considerada una de las islas más hermosas del mundo, Nueva Caledonia es el destino de moda para lunas de miel. Sus preciosos fondos marinos, sus aguas turquesas y transparentes, su exuberante vegetación, sus playas de fina arena blanca y sus increíbles paisajes reparadores hacen más romántico el ambiente de esta maravillosa isla perdida en el Pacífico Sur.

Fiji, destino surfero


Fiji tiene una excelente reputación entre la comunidad surfera internacional. Los surfistas más experimentados buscan en la zona, emocionantes escapadas. Fiji también ofrece otros lugares aislados, a los que sólo se puede acceder en barco. La hospitalidad de la zona es uno de sus puntos fuertes.


Tavarua, Beqa y Kadavu son conocidas por ser las mejores para practicar este apasionante deporte, así como Namotu Cloudbreak. También hay otros lugares excelentes que se pueden encontrar explorando la zona. Los principiantes encontrarán su lugar ideal en la costa sur de Viti Levu, que es la isla principal. La mejor época para visitar Fiji para tener unas buenas vacaciones surferas comienza en el mes de abril y termina en diciembre. Los meses de mayor intensidad son junio, julio y agosto.


Después de decidir la fecha en la que realizarás tu viaje, debes decidir si llevarás tu propia tabla o la alquilarás allí. Puedes llevarte tu propia tabla, pero antes debes consultar con la línea aérea con la que viajes que gastos te va a suponer este “equipaje”. Por supuesto, la mejor alternativa es la de comprar allí la tabla o alquilarla. No todo el mundo puede decir que su tabla es de Fiji.

Cuando busques alojamiento echa un vistazo a Namotu Surf Resort, que es un resort exclusivo para surfistas. Este complejo está en una isla muy pequeña por lo que encontrar sitio para alojarse es bastante difícil. Otro alojamiento ideal para sufistas es Tavarua Island Resort. Las desventajas de este lugar es que está muy aislado y es difícil conseguir traslados para ir a conocer la verdadera cultura de las islas

La isla Pulau Langkawi


Pulau Langkawi es una isla situada en Malasia que se ha transformado en un verdadero paraíso del shopping rodeado de inmensas playas vírgenes. El nombre de Langkawi hace referencia al conjunto de islas que forman todas las que se encuentran por la zona. El número de islas varía dependiendo de las mareas: cuando la marea está alta hay 99 islas, pero cuando la marea baja aparecen 5 más.

Pulau Langkawi es la isla principal y ofrece playas vírgenes donde no encontrarás ningún tipo de hacinamiento. Es accesible por ferry desde Kuala Perlis, Kuala Kedah y Penang. También hay un aeropuerto internacional que facilita mucho más el acceso a este paraíso. El gobierno de Malasia está invirtiendo mucho dinero en la isla para promocionarla turísticamente. Podrás encontrar bancos cerca de las playas.


Hay cinco playas que se han desarrollado ampliamente debido a los resorts que se han construido allí. Son: Pantai Cenang, Pantai Tengah, Pantai Kok, Pantai Datai y Pantai Rhu, Pantai Cenang y Pantai Tengah son los más desarrollados. El alojamiento más caro de la isla está en Pantai Datai y Pantai Rhu.


Pulau Langkawi ha conseguido que se haga mundialmente conocida la leyenda de sus playas: se dice que hace mucho tiempo, una mujer con el nombre de Mahsuri fue injustamente acusada de adulterio. Su marido no creyó la inocencia de su mujer y ordenó que ambos (Mahsuri y su presunto amante) fueran atados a un árbol y acuchillados hasta la muerte. Ella, antes de morir, maldijo a todos los habitantes de la isla. A partir de ese momento comenzaron las invasiones a la isla y décadas de malas cosechas. Su tumba continúa en la isla y no puedes dejar de visitarla.

Submarinismo en las islas Similan


Uno de los mejores lugares del mundo para practicar submarinismo es en Tailandia, concretamente en las Islas Similan, localizadas en medio del Mar de Andamán. Las Islas Similan son un grupo de nueve preciosas islas sin habitar situadas a unos 72 kilómetros de la costa, consideradas como parque nacional que sigue conservando su aspecto de archipiélago paradisiaco con aguas turquesas y palmeras. La isla más grande es Ko Similan, formando una combinación de playas vírgenes de extrema belleza natural.


Las cálidas aguas tropicales, totalmente transparentes, son perfectas para practicar buceo. Lo más recomendable es contratar una lancha rápida o reservar una plaza en alguno de los barcos turísticos que recorren las islas y van haciendo paradas para mostrar los encantos submarinos de la zona. Lo que te vas a encontrar son paisajes como estos::


SEGUIR LEYENDO «Submarinismo en las islas Similan»

Islas perdidas en los Estados Unidos


Aisladas, exóticas… ¿sabías que en USA puedes encontrar islas perdidas y remotas? Pues sí, América está llena de magníficas islas. A algunas de ellas sólo se puede acceder por avión o por barco, aunque hay otras que están sorprendentemente más cerca. En todas ellas podrás descansar durante un buen fin de semana o quién sabe si durante el resto de tu vida.


Los antiguos bosques boreales que se encuentran en isla Royale dan cobijo a alces, castores, linces y lobos. Aquí podrás disfrutar de unas impresionantes rutas de senderismo. Alaska Kodiak puede ser la segunda isla más grande de los EE.UU. (después de la gran isla de Hawái), pero está prácticamente deshabitada. Más de la mitad de la isla está formada por el gigante Refugio Nacional de Vida Silvestre Kodiak, el hogar de los grandes osos pardos.


En el extremo opuesto encontramos la elegante isla privada de Florida’s Little Palm Island. Aquí, además de disfrutar de sus bonitos paisajes, podrás degustar copiosas comidas. En el menú podrás encontrar carne de Kobe. Daufuskie, cerca de Carolina del Sur, quiere ser convertida por algunos en una isla privada, pero la comunidad allí residente no quieren que eso suceda.


Sapelo, frente a la costa de Georgia, resiste con el paso del tiempo. Después de la Guerra Civil, la mezcla de los residentes de África y de América se unió, dando lugar al nacimiento de la cultura «Geechee» que aún, hoy en día existe. No dudes en hacer una visita a esta bonita isla.