Los pueblos más bonitos del sur de España

calle-pueblo-Andalucia
La de veces que te habrás planteado la posibilidad de irte de ruta por el sur de España, ¿verdad? Son muchos los motivos que nos empujan a viajar hasta allí, como por ejemplo el salero de los andaluces o el buen tiempo que suele hacer, que sumado al hecho de que hay playas preciosas hacen que sea un destino de vacaciones ideal.

En este artículo voy a hablar de los pueblos que en mi humilde opinión son los más bonitos del sur del país. Seguro que si los visitas te enamoras de ellos y se los recomiendas a tus amigos. ¿Empezamos con la lista?

Zahara de la Sierra (Cádiz)

Zahara-de-la-Sierra
Desde su precioso castillo puedes contemplar las aguas de un embalse que puede presumir de ser todo un espectáculo por su privilegiada ubicación. Eso, junto a sus casas de color blanco, explican por qué ha sido declarado Conjunto Histórico Artístico. Tampoco te puedes perder la iglesia de Santa María de la Mesa, las murallas de la villa medieval o la Torre del Reloj. Todo ello paseando por sus callejuelas y degustando delicias como los dulces de almendra y canela.

Artículo recomendado: Los pueblos más bonitos de Cádiz

Alájar (Huelva)

Alajar
En plena Sierra de Aracena, en un lugar al que no se llega fácilmente, Alájar es todo un atractivo turístico por la belleza de sus casas y sus calles, que como puedes intuir son más bien estrechas. La ermita de Nuestra Señora de los Ángeles llamará poderosamente tu atención, aunque lo que de verdad te atrapará es el jamón ibérico que se sirve por esos lares.

Artículo recomendado: Los pueblos más bonitos de Huelva

Frijiliana (Málaga)

Frijiliana
En la Axarquía hay pueblos preciosos, pero es probable que ninguno de ellos llegue al nivel de Frijiliana. Te tienes que preparar para subir pendientes, pero también tienes que preparar tu cámara para fotografiar sus calles, engalanadas con plantas como los geranios que van dibujando el camino de las escaleras a ras de suelo. Allí podrás ver la única fábrica de miel de caña que existe en toda Europa, lo cual es toda una experiencia porque puedes presenciar cómo se elabora de forma artesanal.

Artículo recomendado: Los pueblos más bonitos de Málaga

Zuheros (Córdoba)

Zuheros
En Córdoba nos encontramos con Zuheros, que dispone de un castillo árabe y de toda la esencia de pueblo andaluz. Calles empedradas, olivos, casonas dieciochescas… No querrás irte de allí, y menos cuando sepas que allí está la Cueva de los Murciélagos, un conjunto arqueológico digno de ver en vivo y en directo. Por otra parte, tendrás a tiro de piedra el Parque Natural de las Sierras Subbéticas.

Artículo recomendado: Los pueblos más bonitos de Córdoba

Casares (Málaga)

Casares
Aquí también nos topamos con un castillo de origen árabe que convive con la iglesia de la Encarnación. Sus casas blancas son fáciles de reconocer desde kilómetros de distancia, entre otras cosas porque el pueblo está en las laderas de un cerro, con cierta altura y con alguna que otra calle que no se recorre fácilmente a 35 grados de temperatura.

Cazorla (Jaén)

Cazorla
Es uno de los pueblos más bonitos de Andalucía con diferencia. Los jienenses lo saben y lo disfrutan invitándonos a visitar la Sierra de Cazorla y a practicar deportes de aventura. Además, no hay que pasar por alto que el cinturón que lo rodea coincide con el nacimiento del río Guadalquivir.

Artículo recomendado: Los pueblos más bonitos de Jaén

Mojácar (Almería)

Mojacar
Las vistas privilegiadas que ofrece Mojácar bien merecen una sesión de fotografía. Sobre un peñasco muy alto y escarpado puedes divisar el mar y la montaña, todo un espectáculo para la vista que se mezcla con las casas blancas del pueblo. Sus calles son estrechas, las plazas son un remanso de paz y sus dos miradores, el de la Plaza Nueva y el Mirador del Castillo, dos puntos de interés que hay que marcar en rojo.

Artículo recomendado: Los pueblos más bonitos de Almería

Carmona (Sevilla)

Carmona
Terminamos en Sevilla, concretamente en el pueblo de Carmona. Lo llaman el lucero de Europa, aunque en realidad no conviene mirar al cielo, sino más bien a sus terrazas. En un abrir y cerrar de ojos te acostumbras al ritmo de vida relajado que proponen los carmonenses, así que acabas sentado con una caña de cerveza y una tapa disfrutando de la vida. Palacios, iglesias, conventos, museos… Es uno de esos pueblos que lo tiene prácticamente todo.

Artículo recomendado: Los pueblos más bonitos de Sevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *