La mejor forma de pasar unas vacaciones en Andalucía

Andalucia
Andalucía es una de las comunidades más ricas a nivel cultural, monumental y paisajístico de toda España. La comunidad autónoma andaluza cuenta con una gran diversidad de entornos. Desde núcleos urbanos con una gran cantidad de habitantes y bastantes reclamos turísticos –véase los casos de Sevilla, Granada, Córdoba, etc– a pequeñas poblaciones llenas de encanto con rincones inolvidables.

Muchas de las poblaciones más pequeñas aumentan su población durante los meses de verano. Julio y agosto suelen ser los meses más fuertes de los lugares de costa, ya que una gran parte de los turistas acude a la playa para poder refrescarse dándose un baño en el océano Atlántico o en el mar Mediterráneo. Una genial opción de alojamiento en estos meses son las casas rurales, en la plataforma Ruralidays vas a poder encontrar una gran cantidad de casas rurales de playa, pero también de montaña, donde poder tener espacio para toda la familia.

¿Demasiado calor? Elige playa o montaña

El verano es una época de calor. Cuando llega el periodo estival son muchas las personas que protestan por las altas temperaturas y que piden que llegue pronto el otoño. Es cierto, en el sur hace mucho calor, incluso algunos días se vuelve insoportable. Pero eso ha sido siempre así en Andalucía, no es una novedad de este año por mucho que los medios de comunicación nos hayan bombardeado con las continuas olas de calor.

Por fortuna, en Andalucía existen destinos turísticos en los que las temperaturas son mucho más suaves y llevaderas. Esos son los destinos que hay que elegir en verano en Andalucía. Hablamos de destinos de costa, en los que las playas son las verdaderas protagonistas; Andalucía cuenta con 910 kilómetros de playas. Huelva, Cádiz, Málaga, Granada y Almería tienen playas que no tienen nada que envidiar a otras de mucho más renombre internacional.

Andalucia
Los pueblos de montaña también son magníficos para combatir el calor asfixiante. Localidades encantadoras, desde las que vas a poder hacer rutas y descubrir pozas de agua helada en las que escapar de las altas temperaturas.

Establece un centro de operaciones

Una vez que sepas hacia qué zona quieres acudir, vas a necesitar encontrar el lugar en el que establecerte el tiempo que duren tus vacaciones. Alquilar una casa rural es una opción que te aporta un plus de libertad y amplitud frente a alquilar una habitación de hotel.

Casa rural con piscina

Como el calor aprieta de lo lindo en verano, también puedes buscar un alojamiento en un espacio amplio y que disponga de piscina para que tú y los tuyos os deis un remojón cuando el calor aprieta.

En Andalucía hay muchas casas rurales con piscina que son perfectas para los meses de verano. Cuando planifiques tu viaje ten en cuenta que las casas con piscina se alquilan fácilmente y que si además se encuentran en zonas de costa, la ocupación puede completarse muy rápido, por lo que lo mejor será buscar opciones rápido para no quedarte sin tus vacaciones. También está la alternativa de alquilar una casa rural en la sierra o la montaña, ya que quizás la ocupación de este tipo de alojamientos no llegue al 100% tan sencillamente como ocurre en los lugares de playa.

Andalucia

Alquila un coche

Para desplazarte por las distintas localidades andaluzas vas a necesitar un vehículo. Si no tienes uno propio siempre tienes la opción de alquilar un coche por unos días. Si presupuestas el dinero del alquiler del coche no saldrá caro, sobre todo si has podido gestionar la reserva con tiempo o desde alguna web especializada y has podido hacer la reserva con algún tipo de descuento o promoción.

Contar con un coche te va a dar la movilidad que necesitas para descubrir todos los rincones que merecen la pena cerca de donde hayas establecido tu base de operaciones.

Habla con la gente

No hay nada como hablar con los lugareños para conocer en profundidad algún sitio. Cuando viajes debes mantener tu mente abierta a vivir nuevas experiencias, a conocer gente nueva.

No tengas miedo de iniciar conversaciones con los habitantes locales. Pregunta lo que quieras, intenta conocer sus puntos de vista. Además, los andaluces suelen ser personas muy abiertas y expansivas con las que es fácil congeniar desde un primer momento.

Ya sabes, habla con la gente local. Aprenderás mucho y conocerás de forma más profunda aquellos lugares que visites.

Andalucia

No tengas prisa

Disfrutar de Andalucía es, entre otras cosas, dejarse llevar por su ritmo tranquilo, algo que se acentúa en verano. Las horas centrales del día se hicieron en Andalucía para descansar. Una buena opción es escapar del calor durmiendo una siesta reparadora. Y es que Andalucía no se entiende con prisas.

Aprovecha que estás de vacaciones para conocer los lugares de forma pausada, paladeando cada segundo de quietud, de relax veraniego. Las carreras no son demasiado compatibles en el sur, durante el periodo estival.

No quieras abarcarlo todo. Jamás podrás conocerlo todo, visitar cada rincón de cada localidad. Y no pasa nada. Es más, si te dejas algo por ver, así tendrás una excusa para volver al año siguiente o más adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.