¿Boda en 2022? Pueblos de España para la luna de miel (o escaparse)

luna-miel
Con la covid-19, muchas bodas se han retrasado y se prevé que se celebren en su mayoría en 2022. Un año que, con la evolución de la pandemia, tiene también algunas limitaciones para viajar. Esto hace que muchas parejas piensen en destinos más cercanos para disfrutar de su luna de miel. Y, entre ellos, ¿por qué no elegir un pueblo? España cuenta con algunos destinos de interior o bien en la costa que son ideales para vivir y disfrutar de los primeros días de matrimonio. Aquí lanzamos algunas propuestas que puedes tener en cuenta para este año, para el que viene o para la fecha en la que vayas a celebrar el enlace porque, con o sin covid-19, los pueblos de España son un destino 10.

Andalucía

La comunidad andaluza ofrece numerosas posibilidades para disfrutar de una luna de miel fantástica en sus municipios. De hecho, una de las rutas que más se recomienda a las parejas de recién casados es recorrer los pueblos blancos –o al menos alguno de ellos-, que son tan característicos de España. Entre las distintas opciones, buenas paradas son Mojácar en Almería o Vejer de la Frontera y Zahara, en Cádiz.

Dentro de Andalucía, hay más posibilidades para disfrutar de la luna de miel. El viaje o estancia puede incluir destinos como Bubión. Este municipio fue declarado Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural, ya que pertenece al Parque Nacional y Natural de Sierra Nevada. En este destino hay que fijarse en su arquitectura tradicional, que recuerda a las construcciones bereberes de las montañas del Magreb. Además, llaman la atención las calles empinadas y las viviendas escalonadas con terraos, planos de pizarra y adaptadas a los escarpados perfiles del terreno sobre el que se asientan.

Canarias

Y un buen destino para disfrutar de la luna de miel es Canarias. Cualquier punto del archipiélago es ideal, pero en esta ocasión nos vamos a detener en Teguise, municipio que está situado al nordeste de la isla de Lanzarote y que tiene clima tropical durante los 12 meses del año.

luna-miel
En este municipio, hay muchos atractivos turísticos como el castillo de Santa Bárbara o el Palacio Spínola, la antigua iglesia de Guadalupe o el convento de San Francisco, entre otros. Además, hay más de 16 playas de arena blanca, negra, piedras, aguas transparentes… que son ideales para relajarse, tomar el sol y bañarse.

Cáceres

Cáceres es otro de los posibles destinos y, en concreto, Guadalupe, localidad que es conocida por su monasterio, que fue declarado Conjunto Histórico-Artístico y Patrimonio de la Humanidad en 1993 por la Unesco. Su arquitectura es realmente espectacular. Pero, además, también hay que visitar el pueblo con sus calles llenas de historia y para ver lugares emblemáticos como la plaza de Santa María de Guadalupe, el Colegio de Infantes o la Iglesia barroca de la Santa Trinidad.

Cataluña

Los recién casados también pueden poner rumbo a Cataluña. En concreto, a Bagergue, en Lérida. Este pueblo del Valle de Arán es el más alto de la zona. Esto hace que en invierno haya nieve abundante y bellos paisajes, mientras que en primavera todo se llena de flores.

Este municipio cuenta con un núcleo histórico que forma parte del Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña. Merece la pena ver la iglesia parroquial de Sant Feliu del siglo XIII y la ermita de Santa Margarida de Bagergue.

Asturias

Y, finalmente, aunque no por ello es un destino menos importante, está Asturias con localidades como Lastres, que es un pueblo con mucho encanto que está entre el mar y la montaña. Entre los puntos más destacados está su puerto, que alberga la tradición pesquera, así como sus calles, que están en pendiente, son estrechas y empedradas. Esto hace que parezca que las casas están colgando.

Otros puntos a visitar son la Torre del Reloj, así como la Iglesia parroquial de Santa María de Sábada. Además, cuenta con numerosas casonas y palacios que merece la pena ver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.