Las 10 capitales de Europa más fascinantes

Share on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Edimburgo-portada
Quien ha tenido la suerte de moverse por Europa sabe que no es fácil redactar un artículo con las 10 capitales de Europa sin sentirse mal. ¿Por qué? Pues porque hay que sacrificar ciudades que podrían entrar en la lista perfectamente, así que ha tenido que hacer un esfuerzo para elegir las que en mi humilde opinión son las más fascinantes.

Como el apartado de comentarios está abierto de par en par, estaré encantado de leer opiniones al respecto, por lo que te invito a sugerir capitales que deberían estar en la lista sí o sí.

París

Paris
Se agotan todos los adjetivos positivos a la hora de hablar de la capital de Francia. En París tienes mucho que hacer, ya que es una de las ciudades con más vida de toda Europa. Además, hay monumentos tan espectaculares como la Torre Eiffel, que sin duda alguna es uno de los más bonitos del mundo. También puedes empaparte de cultura en el Museo del Louvre, disfrutar del ambiente de un barrio tan pintoresco como Montmartre o recorrer gran parte de la ciudad en un paseo en barco por el río Sena partiendo desde la emblemática catedral de Notre Dame.

Londres

Londres
París es genial, pero la gente joven no tiene tan claro si situaría en lo más alto a la ciudad más importante de Francia por culpa de Londres, la capital de Inglaterra. El Big Ben, el London Eye, la Torre de Londres, el Museo Británico, el Palacio de Buckingham… Hasta puedes tomarte un respiro y alejarte del bullicio de la gran ciudad en un parque tan precioso como Hyde Park, donde irse de pícnic es tan obligado como dar de comer a las ardillas con las que te cruzarás por el camino.

Roma

Roma
La capital de Italia también tiene su encanto. Es mediterránea y eso se nota, tanto por la gastronomía, que como es lógico se vale de la pasta y las pizzas para seducir al turista, como por su gente, que te acoge desde el primer día para que te sientas como en casa. Como bien sabes, el punto fuerte de Roma es el Coliseo, un antiguo estadio romano de gladiadores que se conserva muy bien. También merece la pena ver la Fontana di Trevi, la basílica de San Pedro, el Foro Romano, el Panteón de Agripa, la Capilla Sixtina, los Museos Vaticanos…

Madrid

Madrid
Es muy fácil barrer para casa, y más cuando Madrid es una de las capitales más bellas de Europa. El Parque del Retiro, el Museo del Prado, la Puerta del Sol, el Palacio Real, la Plaza Mayor… La capital de España da para mucho, y más cuando te lo tomas con calma y degustas la comida que sirven en algunos de sus bares y restaurantes más emblemáticos. No te puedes ir de allí sin probar el famoso bocadillo de calamares o las porras con chocolate.

Edimburgo

Edimburgo
Siendo un apasionado de Escocia no podía olvidarme de su capital, que es una ciudad de traca. Tiene una parte antigua y otra más nueva, pero sea como sea te seduce sin que te des cuenta de ello. El Castillo de Edimburgo es su principal atractivo, y para llegar allí hay que recorrer la preciosa Royal Mile, una preciosa calle con adoquines que reúne toda la esencia del Reino Unido. Además, te recomiendo encarecidamente que contrates algunos de los tours nocturnos que se ofertan justo ahí, ya que descubrirás secretos y leyendas que harán volar tu imaginación.

Viena

Viena
Es una ciudad imperial que enamora a todos, no solo a los amantes de la música clásica. Hay museos imprescindibles, sus parques son increíbles y hay dos palacios de obligada visita por su incalculable belleza: Schönbrunn y Belvedere. El ayuntamiento de la capital de Austria es majestuoso, y para pasártelo bien siempre estás a tiempo de visitar el Prater, un parque de atracciones con una noria muy antigua que sobrevive para ofrecerte unas bonitas vistas de la ciudad.

Praga

Praga
La capital de la República Checa te traslada al medievo con su impresionante castillo y sus torres. Hay puentes emblemáticos, como el Puente Carlos y plazas tan bellas como la de la Ciudad Vieja. La Catedral de San Vito, el Reloj Astronómico o la iglesia de San Nicolás son otros lugares que hay que marcar en rojo antes de aterrizar en Praga.

Lisboa

Lisboa
Situada en la desembocadura del río Tajo, la capital de Portugal nos brinda la posibilidad de recorrer sus preciosas calles empinadas y repletas de adoquines. Su gastronomía te sorprenderá, sobre todo si eres de comer mucho pescado, y la amabilidad de los lisboetas hará que te sientas muy bien durante tu estancia en la ciudad. Además, no olvides visitar el Castillo de San Jorge, la Torre de Belém o la plaza del Rossio, donde encontrarás mucho ambiente.

Estambul

Estambul
La capital de Turquía, el nexo de unión entre Europa y Asia, es una ciudad con unos 15 millones de habitantes, lo que la convierte en la capital de Europa con mayor población. Su posición privilegiada, y también su belleza, le han permitido ser capital de tres imperios muy conocidos: romano, bizantino y otomano. Es una de las más visitadas del mundo, a un nivel muy similar al de Barcelona o Hong Kong. Normal teniendo en cuenta que allí puedes visitar lugares tan llamativos como La Mezquita Azul, el Palacio Topkapi o la iglesia de Santa Sofía.

Berlín

Berlin
Cerramos el Top 10 con Berlín, la capital de Alemania. Aunque no tiene tanto tirón mediático entre los turistas europeos, no hay que olvidar que es una ciudad muy importante dentro del viejo continente que ofrece planes divertidos todo el día. No te puedes perder la Puerta de Brandeburgo, que sin duda alguna es su monumento más famoso, y tampoco el Muro de Berlín, Alexanderplatz, el Museo de Pérgamo, la catedral de Berlín, el parque Tiergarten o el monumento al Holocausto. Sin duda, mucha historia tanto en museos como a pie de calle, por lo que es recomendable ir con algo de información para ser consciente de lo que se está viendo en cada momento.

Artículos recomendados:

Las mejores ciudades de Europa para hacer una escapada

Las calles más caras de Europa

Los 5 mejores hoteles de Europa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *