Conocer el sintoísmo japonés


Para muchas personas, la religión sintoísta japonesa es un verdadero misterio. Al igual que otras muchas religiones, Shinto es en realidad un conjunto de grupos con diferentes creencias y formas de culto. A diferencia de la mayoría de las religiones, sin embargo, el número de grupos es muy pequeño. En realidad hay sólo cuatro tipos principales de culto sintoísta.

Los cuatro tipos son realmente muy parecidos (que es otra diferencia a comparación de otras muchas religiones más importantes). En esta religión, se afirma la existencia de divinidades o seres espirituales que se pueden encontrar en la naturaleza o en otros niveles de existencia. A todos los que practican el sintoísmo se les enseña a ser conscientes y respetuosos con las creencias religiosas de los demás, y hay muchas persona en Japón que son capaces de practicar tanto el sintoísmo como el budismo a la vez.

El tipo de culto más habitual es el sintoísta Koshitsu. Estos ritos son realizados por el emperador, así como por los miembros del clero masculino y femenino. El ritual de Niinamesai es el más importante de todos los rituales realizados por el emperador, ya que se centra en dar las gracias por toda la prosperidad que se va a recibir durante el año con los primeros frutos dados por las cosechas.

El siguiente tipo de culto sintoísta es el sintoísta Jinja. Esta parte se centra en la construcción de santuarios (llamado “Jinja”) para los diferentes dioses y espíritus (llamados “kami”) de la tierra y el mundo en general. Cada templo tiene una historia individual, y está construido para honrar y adorar a un Kami específico. Por lo tanto las tradiciones de cada zona donde se encuentra un santuario son diferentes de las de otro santuario.

Conocer Nagoya


Para conocer la historia de Nagoya debemos remontarnos 400 años atrás. La ciudad fue creada a raíz de la Batalla de Sekigahara. Para celebra la victoria, Tokugawa Ieyasu comenzó la construcción del Castillo de Nagoya en 1610, y poco a poco con los años, los residentes de la antigua ciudad de Kiyosu se trasladaron a la zona que rodeaba el nuevo castillo. Nagoya comenzó a desarrollarse como un centro cultural y comercial.

Con 2,2 millones de habitantes, Nagoya es hoy en día la cuarta ciudad más grande de Japón. Está considerada uno de los centros de transporte más importante del país, ya que está situada a medio camino entre el este y el oeste a lo largo de las líneas principales de transporte que van desde Tokio a Kioto, Osaka e Hiroshima. También tiene el principal puerto de Japón, así como su propio aeropuerto, a media hora, desde el centro de la ciudad.

Durante siglos, se convirtió en el centro de fabricación de piezas de porcelana. Ahora, es una ciudad con una gran importancia industrial. Toyota Motor Corporation, uno de los mayores fabricantes del mundo de automóviles, se estableció en Nagoya, y todavía funciona perfectamente. Allí se puede visitar un museo en el que se pueden ver todas las creaciones de la marca.

La ciudad cuenta con una próspera escena cultural y una animada vida nocturna. Tiene un montón de museos, incluyendo algunos muy interesantes de arte. Además, también tiene mucho que ofrecer a los amantes de la naturaleza, en particular, la zona de Fujimae-Higata cerca del puerto. Este es el lugar de parada de un sinfín de aves migratorias.

La tradición del Hanami

El Hanami es la tradición japonesa de contemplar la belleza de las flores, pero se asocia este concepto al período en que florecen los cerezos y en el que los japoneses acuden a parques y jardines para disfrutar del paisaje floreado. De finales de marzo a principios de abril, los cerezos florecen por todo Japón, de sur a norte acorde a los distintos climas existentes en las diversas regiones.

Lo más bonito de todo es cuando sopla fuerte el viento, los pétalos de las flores son como nieve, pero no hace frío, ni moja y huele muy bien. La mayoría de las flores que había en los árboles salieron volando…


SEGUIR LEYENDO “La tradición del Hanami”

Okinawa Churaumi, uno de los más grandes e impresionantes acuarios del mundo

Okinawa Churaumi
El acuario Okinawa Churaumi de Japón es una de los acuarios más impresionantes del mundo. Gracias a la tecnología empleada en él, todo aquel que vaya podrá sentirse como si estuviera paseando por los fondos marinos. Sin necesidad de utilizar un equipo de buceo y simplemente apoyándote en sus gigantescos cristales podrás contemplar la gran variedad de peces que habitan en su interior: 740 especies y 26.000 animales. Algunos de ellos te sorprenderán por su gran tamaño.

Este Acuario de Japón es el segundo en tamaño de todos los acuarios del mundo (por detrás del Acuario de Georgia en Atlanta), pudiendo albergar en su tanque principal 7.500 metros cúbicos de agua. El cristal que lo rodea y que permite contemplar esta gigante pecera es de unos 8 metros de ancho por 22 de largo.
SEGUIR LEYENDO “Okinawa Churaumi, uno de los más grandes e impresionantes acuarios del mundo”

La ceremonia del té en Japón


Es curioso pero esta ceremonia japonesa tiene sus raíces en China. Llegó a Japón de la mano de un monje que había estado de viaje por China. Así, esta ceremonia comenzó a extenderse entre todos los monjes y ahora si visitas Japón debes conocer como es su ceremonia del té. Hay cuatro elementos básicos en el Chado. Son: wa, kei, sei y jaku.

Wa: representa la armonía
Kei: representa el respeto
Sei: representa la pureza
Jaku: representa la tranquilidad

Además, hay varios tipos de ceremonias de té:

Wa-kei-sei-jaku: esta es la ceremonia básica del Chado.

Ichi-go-ichi-e: se trata de una ceremonia del té en la que se produce una reunión por primera vez con alguien.

Es: ceremonia en la que se representa la libertad, la igualdad y la falta de discriminación.

Mu: este tipo de ceremonia se caracteriza por intentar agrupar de manera racional todos los objetos e ideas del mundo, aunque parezcan contradictorias.

Shu-jin-kou: la veracidad representa a uno mismo.

Kitsu-sa-ko: se debe proporcionar una taza de té a todo aquel que quiera una. Se debe compartir.


Una reunión de té formal se llama Syougo-no-chaji. Este evento puede durar hasta cuatro horas. Cada movimiento en la ceremonia tiene sus propias reglas y cada huésped tiene un papel que desempeñar.

Teisyu: de acogida
Syou-kyaku: un invitado en el más alto estado
Otsume: un invitado en el estado más bajo

Béisbol en Japón


Por extraño que te parezca, cada año muchos profesionales y aficionados al béisbol tienen una parada obligatoria en Japón. Curiosamente las ligas de aficionados son tan populares como la liga profesional. Hay noticias diarias en prensa y televisión sobre los partidos y la publicidad ocupa sitios destacados en los transportes públicos.

Si bien los uniformes, las normas y los aficionados recuerdan a los de Estados Unidos, la cuna del béisbol, el deporte entró en el país en 1870 y con el paso de los años se ha ido fortaleciendo tanto que, incluso de manera no oficial, se adoptó como deporte nacional igualando en popularidad al Sumo. Desde 1950, los 12 equipos profesionales japoneses se han dividido en dos ligas; Central y Pacífico. Hay también 2 ligas menores: Occidental y Oriental, formadas por 6 equipos cada una. La Central es la liga más popular de las 4, sobre todo debido a los Gigantes de Tokio.


La finalización del estadio Tokio Dome, en 1988, proporcionó a los jugadores y aficionados el primer lugar específico diseñado para soportar grandes masas (54.000 aficionados) y largos juegos. Con césped artificial, la Cúpula se utiliza también para muchos otros eventos. Desde el nacimiento de Tokio Dome se han construido otros estadios por diferentes regiones de Japón.


Primavera (marzo) y verano (agosto) son las épocas en las que se practica más el béisbol. Los padres animan desde muy pequeños a sus hijos a participar en las liguillas de las escuelas primarias donde ya la competencia es feroz.

Costumbres en Japón


Antes de viajar a un país como Japón, debes tener en cuenta varias costumbres arraigadas en el país para no meter la pata y ofender a alguien. Ahí van unas cuantas:

No hay que mover las manos cuando se habla, puede ser interpretado como una intención de agredir.

Nunca llegar tarde a una cita. En Japón son muy puntuales (los trenes, autobuses…no son como en España).

No masticar chicle en el trabajo o en momentos formales.

Evitar el contacto físico y visual con la persona que estamos hablando. No se suele mirar a los ojos a la persona que está hablando. Dar la mano o palmotear la espalda no es nada común, allí es más normal una reverencia para saludar.

Allí no existe eso de…“Las mujeres primero”.

Las expresiones faciales son muy importantes, a veces más que las palabras. Sonríe y serás bien visto.

Importante no hablar con un tono de voz muy alto para no llamar la atención.

La camisa sacada por fuera del pantalón no es lo más correcto allí.

Los trabajadores suelen esperar a que el jefe se marche para marcharse ellos también. Nadie espera a que suene la señal de salida para irse corriendo.

Hay que llevar siempre una tarjeta de presentación para una reunión formal. Hay que entregarla con las dos manos y siempre boca arriba. No guardarla nunca en el bolsillo posterior del pantalón.

SEGUIR LEYENDO “Costumbres en Japón”