Curiosidades sobre Tokio

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Siempre que organizamos un viaje a cualquier lugar buscamos un montón de información sobre sus lugares turísticos y todo lo que puedes hacer allí. Pero además de eso, hay mucha información de utilidad o curiosidades que no suelen salir en las guías de viaje y que viene muy bien saber antes de llegar.

Tokio es una de las ciudades más visitadas del mundo ya que tiene muchísimos atractivos, pero hoy me gustaría contarte aquellos datos curiosos que muy poca gente conoce, así que aquí van unas cuantas curiosidades sobre Tokio:

– Aquí te encontrarás el paso de peatones más transitado del mundo y por el que pasan cada día unos 5 millones de personas, el cruce de caminos de Shibuya.

– Los restaurantes siempre exhiben en los escaparates una reproducción en cera de cada uno de los platos que sirven, algo que sin duda te ayudará a hacer mejor tu elección, especialmente si eres de las personas que come por los ojos.

– Hay un tipo de bares que se ha puesto de moda y que es aquel que tiene gatos, sí sí, gatos. Un par de sofás y unos cuantos gatos a sus anchas.

– Es muy normal que te encuentres a gente disfrazada por la calle sea el día que sea y sin que haya nada especial. Esto es porque hay muchas tribus urbanas que suelen ir totalmente caracterizadas en su día a día o solamente por las noches.

– Los japoneses son muy educados y atentos, así que en cualquier sitio te atenderán genial. Cuando ellos son los clientes, nunca se quejarán si no son bien atendidos, lo que harán será no volver nunca a ese lugar.

– Hay zonas en las que no se puede caminar y fumar al mismo tiempo, podrás saberlo ya que hay pintadas en las paredes que así lo indican. Es decir, podrás estar quieto fumando pero no mientras caminas.

– Los habitantes de Tokio llevan mascarillas cuando están enfermos para no contagiar a las demás personas que vayan por la calle.

– En esta ciudad son grandes amantes de los perros y es muy normal verlos en carritos de bebés. Además, puedes alquilar un perro, y es que a los japoneses les encanta que los demás sepan que tienen uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *