Las 8 ciudades más bonitas de Japón

Japon-Yokohama-ciudad
Japón es un país mágico al que muchos turistas occidentales llegan con ganas de empaparse de su cultura, que como sabrás no tiene nada que ver con la de España, Francia o Portugal. Allí se vive de una forma totalmente distinta y eso es algo que se aprecia en cada rincón.

Si estás planteándote la posibilidad de llevar a cabo una ruta por el país nipón, además de leer nuestros consejos para visitarlo te recomiendo que no pierdas detalle de lo que te cuento a continuación, ya que menciono las que para mí son las 8 ciudades más bonitas de Japón. ¿Empezamos?

Tokio

Tokio
Tokio es la capital de Japón y la ciudad más poblada del mundo. Pasear por sus calles es toda una experiencia que para algunos puede llegar a ser agobiante por la gran cantidad de gente que se concentra en las horas punta. En su área metropolitana hay más de 38 millones de habitantes, que para hacernos una idea aproximada solo son 8 millones menos que en toda España. Brutal.

En Tokio puedes pasearte por el barrio electrónico (Akihabara), visitar el Templo Sensoji, ir a uno de los miradores de la ciudad, comprar en el mercado de venta de pescado más grande del mundo (Tsukiji), moverte por el precioso barrio de Shibuya o recorrer la calle peatonal Takeshita-dori, que es la más espectacular y famosa de Tokio.

Hiroshima

Hiroshima
Hiroshima es una ciudad que por desgracia es famosa por ser el escenario elegido para lanzar la primera bomba atómica de la historia. Sucedió el 6 de agosto de 1945, durante la Segunda Guerra Mundial. Muchas personas murieron en el acto y otras por culpa de la radiación. De hecho, se habla de unas 140.000 sin contamos hasta el 31 de diciembre de 1945, pero si ampliamos esa fecha para relacionar más muertes nos podemos ir por encima de los 300.000 fallecidos fácilmente.

Afortunadamente ya no hay radiación que pueda afectar a las personas que viven o visitan Hiroshima. Ahora es una ciudad preciosa en la que como es lógico es imposible olvidar lo que sucedió, ya que hay un cenotafio conmemorativo a las víctimas, un Museo de la Paz, la cúpula Genbaku (el único edificio cercano al epicentro de la explosión que resistió en pie) y hasta visitas al lugar que se considera que es la zona cero (la calle Naka-ku).

Kioto

Kioto
En la isla de Honshu encontramos esta preciosa ciudad en la que viven 1.500.000 personas aproximadamente. Hay consenso a la hora de decir que es una de las más bonitas de Japón y tampoco se le puede negar que es un pedazo de historia viva. Es por ello que necesitarás como mínimo 3 o 4 días para empaparte de la belleza de templos como el Fushimi Inari-taisha o el Kinkaku-ji, dos imprescindibles que habrás visto más de una vez en fotografías.

También es muy recomendable pasear por el barrio de Gion (el de las geishas), por el bosque de bambú de Arashiyama (prepara la cámara) o por el Camino de la Filosofía, que te deja con la boca abierta en primavera, ya que es cuando están los cerezos en flor. Por otra parte, tampoco está de más ir a Ryoan-ji, un templo zen que llama la atención por su relajante jardín seco.

Osaka

Osaka
En Osaka vas a encontrar una mezcla de lo más tradicional y lo más moderno, así que es una de las visitas imprescindibles en Japón. Es una ciudad que conserva a las mil maravillas la cultura milenaria japonesa, pero que a su vez te contagia de esa fiebre por la tecnología que tanto se ha extendido por todo el país. Necesitarás varios días para ver todo lo importante, ya que es la tercera ciudad más grande y eso significa que no te la recorres en dos días.

Te recomiendo ir al barrio de Dotonbori, especialmente si vas en busca de ambiente. Más relajada es la visita al Castillo de Osaka, que en primavera es espectacular gracias a la floración de sus más de 600 cerezos (véase la fotografía de este apartado). También puedes pasear por el peculiar barrio de Shinsekai o dejarte llevar por el encanto del manga y la electrónica en el barrio e Nipponbashi. Por otra parte, también puedes subir al Umeda Sky Building, un rascacielos de 173 metros de altura desde el que disfrutarás de unas vistas privilegiadas.

Sapporo

Sapporo
Hablar de Sapporo es hablar de frío. Está en la isla de Hokkaidō, al norte del país, y se caracteriza por un clima en el que se producen nevadas en invierno qué explican por qué allí se celebraron unos Juegos Olímpicos de Invierno en 1972.

Su clima continental húmedo no es un problema si se va bien abrigado. Puedes ir a los Jardines Botánicos de Sapporo, a la Torre del Reloj (Tokedai), al parque Shiroi Koibito o al Museo de la Cerveza. Tampoco es mal plan disfrutar de las vistas que se contemplan desde el mirador T38 Observation Deck de la planta 38 de la JR Tower o pasear por Susukino, que es el barrio con más ambiente de la ciudad.

Nara

Nara
Estoy convencido de que más de una vez habrás escuchado eso de que en Japón hay una ciudad en la que viven muchos ciervos a los que puedes dar de comer (más te vale). Hay más de 1.000 y reciben el nombre de ciervos sika, siendo considerados como mensajeros de los dioses según el sintoísmo.

Además de muchos ciervos, en Nara también hay templos y jardines que bien merecen tener la cámara a punto. Bastante cerca del parque de Nara se puede visitar el templo Todaiji, que destaca por una estatua del Gran Buda y por la puerta Nandai-mon. En dicho templo, por cierto, se celebra el festival Omizutori en marzo, un espectáculo que merece la pena contemplar que se viene celebrando desde hace más de 1.250 años.

Sendai

Sendai
Sendai es una ciudad con más de un millón de habitantes famosa por sus festivales y por la deliciosa lengua de ternera a la parrilla (Gyutan) que se cocina en algunos de sus restaurantes. Allí también puedes ir de compras por Ichibancho, visitar la estatua de Daikannon (es enorme y está junto a un campo de golf en los suburbios), irte de fiesta por Kokubuncho o respirar aire fresco por Avenida Jozenji-dori, que está llena de árboles y da sentido a lo que significa Sendai: La Ciudad de los Árboles.

Yokohama

Yokohama
Termino esta lista hablando de una ciudad que no se podía quedar fuera. Con casi 4 millones de habitantes, Yokohama es uno de esos lugares que suelen visitar los turistas que deciden viajar a Japón, ya que está a solo media hora de Tokio. Hasta 1859 era un pueblo pesquero sin mayor trascendencia, pero gracias a su puerto se ha convertido en una ciudad en continua evolución que puede presumir de ser la segunda más grande del país.

Si vas con niños, no puedes dejar pasar la oportunidad de visitar el parque de atracciones Cosmo World, que sorprende a cualquiera gracias a su espectacular noria. Tampoco es mala idea alegrarse la vista desde el observatorio de la Landmark Tower o conocer más de la historia pesquera de Yokohama accediendo al Nippon Maru, un barco museo que antiguamente era un buque de entrenamiento.

En el barrio chino de Yokohama también puedes pasarlo bien (sobre todo cuando celebran el año nuevo chino) y tampoco puedes desperdiciar la oportunidad de ir por el parque Yamashita, que es un paseo marítimo precioso.

Artículo recomendado: 10 lugares increíbles en Japón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *