Las 8 ciudades más bonitas de Croacia

Croacia-Dubrovnik
Croacia es un país que no me canso de recomendar a mis amigos. Lo visité por primera vez teniendo muy buenas referencias y la verdad es que no me arrepentí de hacer las maletas para conocerlo. De hecho, estoy deseando volver cuanto antes para visitar algunos lugares que me dejé en el tintero.

Si me preguntas por las ciudades más bonitas del país balcánico, te diré que en una lista de 8 es difícil no dejarse alguna que merezca estar. Por eso te animo a escribir un comentario mencionando una o más de una que creas que debería haber incluido.

Dubrovnik

Dubrovnik
Es la ciudad más turística de Croacia por motivos evidentes, y que conste que no solo me refiero al hecho de que haya aparecido en la serie ‘Juego de Tronos‘ como escenario de ‘Desembarco del Rey’. Dubrovnik es una ciudad costera preciosa a la que no le falta de nada. Está amurallada y sus edificios son de una belleza que hará que no te canses de recorrer sus calles empedradas por mucho calor que estés pasando. Además, piensa que siempre estás a tiempo de refrescarte en sus playas.

Artículo recomendado: Todo lo que deberías saber sobre Dubrovnik.

Split

Split
La segunda ciudad más grande de Croacia tiene un casco antiguo que te enamora desde el primer minuto. Está protegido por la Unesco y no tardarás en entender el porqué. Es bonita de día y de noche, sobre todo gracias a su majestuoso palacio romano de Diocleciano.

Rovinj

Rovinj-Croacia
Cuando estés allí tendrás muy claro por qué para muchos es la ciudad más romántica de Croacia. La arquitectura veneciana del lugar hace que te sientas muy cómodo y que te des cuenta de que siempre ha sido un lugar muy especial, motivo por el cual los mejores artistas del país decidieron echar raíces allí. Su casco histórico es una gozada y sus 67 kilómetros de costa te invitan a dejar atrás el calor. Por otra parte, no dejes de visitar Grisija, que es la calle de los artistas.

Sibenik

Sibenik
Poco más de 40.000 habitantes disfrutan del agradable clima de Sibenik, una ciudad situada al norte de la región de Dalmacia que podríamos decir que está dividida en tres partes: las fortalezas de Santa Ana y San Juan, los callejones estrechos del casco antiguo y la parte más moderna. ¿Qué te recomiendo? Que lo visites todo sin olvidarte de su enorme catedral fabricada con piedra caliza y mármol, cuya cúpula te recordará a la de del Duomo de Florencia.

Pula

Pula
La mayor ciudad de Istria, con unos 60.000 habitantes, es otro de esos lugares que no deberías perderte si estás de viaje por Croacia. La Puerta de Hércules, el templo de Augusto o el Arco del Triunfo de Sergii denotan que es una localidad con mucha historia. Además, no olvides que siempre podrás escapar de sus calles para relajarte en el Parque Nacional de las Brijuni o en una de sus preciosas playas.

Zadar

Zadar
Es una de las ciudades que suelen marcar con fluorescente quienes planean una ruta por Croacia. Tiene más de 3.000 años de historia y la mezcla de estilos arquitectónicos que se aprecia en sus calles dan buena cuenta de las batallas que se libraron por esos lares años atrás. Su antigua muralla, bien resguardada por las puertas del puerto y del continente, te acogen y te invitan a visitar las ruinas de su viejo foro romano, al tiempo que puedes visitar varias iglesias románicas que no te dejarán indiferente. Además, no dejes pasar la oportunidad de escuchar los sonidos que emite su órgano marino, una auténtica joya creada por el arquitecto croata Nikola Basic que despierta el interés de los turistas.

Artículo recomendado: Las mejores ciudades de Croacia.

Rijeka

Rijeka
Durante la Primera Guerra Mundial se produjeron muchos enfrentamientos en Rijeka, ya que por su ubicación existían una importante mezcla de yugoslavos e italianos. Hoy en día es habitual escuchar italiano por sus calles, aunque ahora no hay problemas de ningún tipo. Todo lo contrario. Rijeka es una ciudad muy abierta que merece la pena visitar.

Zagreb

Zagreb
La capital de Croacia es también una de las ciudades más bonitas que vas a ver allí. Sus edificios históricos harán que te sientas como en una de las principales capitales de la Europa Central. Encontrarás todo tipo de facilidades y no te cansarás de visitar monumentos. Eso sí, está lejos de la costa y queda a muchos kilómetros de Dubrovnik, motivo por el cual muchos turistas deciden descartar su visita sin saber lo que se están perdiendo.

Artículo recomendado: Los pueblos más bonitos de Croacia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *