5 planes muy recomendables en Edimburgo

Edimburgo-ciudad
Escocia es uno de los países más bonitos del mundo. Lo digo yo y lo dicen los resultados de algunas encuestas que se han llevado a cabo en los últimos años. No solo puedes visitar lagos y montañas espectaculares a lo largo y ancho de su geografía, sino que también puedes empaparte del ambiente que se respira en ciudades como Edimburgo, que es una de las 10 capitales de Europa más fascinantes.

Para que puedas aprovechar al máximo tu estancia allí, te quiero recomendar cinco planes que pude vivir en primera persona. Los disfruté tanto que no podía quedármelos para mí sin compartirlos en Vuela Viajes.

Paseo por la Royal Mile

La Royal Mile es la calle más importante de la capital de Escocia. Es la que conecta el Castillo de Edimburgo con el Palacio de Holyroodhouse, que por cierto sigue siendo una de las residencias oficiales de la Reina de Inglaterra.

Normalmente está bastante llena, aunque en ningún caso te agobiarás porque se puede andar sin problemas, sin tener que esquivar a la gente cada dos por tres. Puedes detenerte para tomar algo o para comprar algún souvenir, como por ejemplo un kilt, que es el nombre que recibe la típica falda escocesa.

Royal-Mile
Si visitas la ciudad en agosto tendrás la suerte de disfrutar del Fringe Festival, que este año se celebra entre el 3 y el 27 del mencionado mes. Se trata de un festival alternativo en el que tienen cabida todo tipo de espectáculos, muchos de ellos gratuitos por el simple hecho de hacerse en la calle. El que más me llamó la atención cuando estuve allí fue una especie de concierto celebrado en una iglesia.

Visita al Castillo de Edimburgo

Es la joya de la corona, una de esas visitas imprescindibles en Edimburgo que merecen la pena. Está donde empieza la Royal Mile y ofrece unas vistas espectaculares de la ciudad. La entrada cuesta 16,50 libras, aunque los niños de entre 5 y 15 años pagan 9,90 libras y los mayores de 60 años pagan 13,20 libras.

Durante su visita no te aburrirás. Lo más recomendable es ver la Cámara de la Corona, el Mons Meg (un enorme cañón del siglo XV) la Prisión de Guerra (la primera prisión de Edimburgo), la Capilla de Santa Margarita, el Palacio Real y el Museo Nacional de la Guerra, donde exhiben piezas muy importantes que resumen unos 400 años de historia militar.

castillo-de-Edimburgo
Entre abril y septiembre se puede visitar de 09:30 a 18:00 horas. Entre octubre y marzo las visitas empiezan a la misma hora, pero terminan a las 17:00 horas.

Ghost Tour nocturno

Escocia es un país repleto de mitos y leyendas que despiertan tu curiosidad desde que llegas allí. Más allá del monstruo del lago Ness, que sin duda alguna es el que acapara la mayoría de visitas, hay que tener en cuenta que en Edimburgo se registraron muchos sucesos paranormales de los que todavía se habla entre sus calles.

Para conocerlos, y para descubrir datos interesantes sobre su historia que no son nada aburridos, te recomiendo apuntarte al Ghost Tour nocturno, que hace unos años empezaba a las 21:30 horas y costaba 5 libras por persona. También hay un tour gratuito muy parecido, pero desconozco si es tan interesante como el que hice.

Edimburgo
Te hablarán sobre fantasmas, te llevarán cerca de un cementerio y te contarán historias que es probable que no te dejen dormir. Que te lo creas más o menos dependerá de lo abierto que seas de mente. Yo me metí en las historias y la verdad es que disfruté muchísimo.

Arthur’s Seat, el mejor mirador de Edimburgo

Si quieres alejarte un poco de la ciudad sin tener la sensación de que te has ido a las afueras, lo mejor que puedes hacer es ir a Arhtur’s Seat, una colina que está ubicada en el lado opuesto a la Royal Mile si tomamos como referencia el Castillo de Edimburgo.

Arhtur’s Seat, que por cierto es de origen volcánico, es el pico más alto de un grupo de montañas que se conoce como Holyrood Park. Desde sus 250 metros de altura contemplarás unas vistas fantásticas de la ciudad. Llegar no implica ninguna dificultad, sobre todo si se accede desde un sendero que conecta con un parking que hay al lado del lago Dunsapie Loch. Son 25 minutos andando que se hacen muy agradables, aunque yendo por otros senderos las vistas son mejores.

Arthurs-Seat

Escuchar música en directo en un pub

Pocas cosas son tan genuinas del Reino Unido como escuchar música en directo en un pub. En Edimburgo es bastante común tener la posibilidad de tomarse una cerveza por la noche mientras un cantante o un grupo de música te deleita con sus canciones. Sé que es algo que también se puede hacer en ciudades como Barcelona o Madrid, pero merece la pena experimentarlo en primera persona allí, ya que todo es mucho más auténtico.

Artículo recomendado: Ruta de una semana por Escocia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *