Cinco opciones diferentes para disfrutar de Escocia

escocia
Escocia es un país que ofrece múltiples posibilidades para hacer turismo y ser recorrido. A pesar de ser pequeño, es uno de los mejores destinos para vivir experiencias inolvidables y un tanto diferentes de las de otros países. Además, son opciones que nada tienen que ver con los típicos recorridos turísticos que se hacen por tierras escocesas. Y, ¿qué puede hacerse? Toma nota de estas alternativas para vivir y conocer una Escocia bastante distinta.

Estrellas

De Escocia, se conocen sobre todo sus castillos y bellos paisajes. Pero, sus tierras son mucho más. Pocas personas saben que es un lugar ideal para observar estrellas y, además, hacerlo sin la necesidad de utilizar un telescopio.

Esta observación se puede hacer desde el Parque Forestal de Galloway, que es uno de los cuatro únicos Parques Cielo Oscuro en el mundo occidental y el único en el Reino Unido.

Además, es posible visitar uno de los Puntos Discovery de Cielo Oscuro repartidos por las Highlands o bien acudir a la isla de Coll, también conocida como la Isla de Cielo Oscuro de Escocia. Cualquiera de estos emplazamientos es una buena opción.

escocia

Noche

Siguiendo con las observaciones, Escocia es un lugar ideal para contemplar la Aurora Boreal. La mejor zona para ver este fenómeno nocturno es la parte septentrional de Escocia, aunque es posible verla desde cualquier parte del país.

A la hora de planificar el viaje, es importante saber que los meses de otoño e invierno son la mejor época del año para poder observar la Aurora Boreal. Y merece la pena esperar a estas fechas porque el espectáculo es realmente sorprendente.

Navegar

Uno de los principales encantos de Escocia son los estuarios y sus islas. Y, para observarlos, nada mejor que hacer un viaje en velero por los estuarios de la Isla de Skye y el archipiélago de Samll Isles.

El recorrido debe llevar a adentrarnos en la costa oeste de Escocia para poder vivir todo el encanto de las Hébridas Interiores o de la península de Knoydart. Durante la navegación, no hay que perderse el telón de fondo de islas impolutas y los altos acantilados marinos.

Tren

Viajar en tren por Escocia también tiene su encanto. En concreto, en el tren de vapor Jacobite, cuyo trayecto está considerado como uno de los más espectaculares del mundo. Son solo 135 kilómetros de ruta circular en los que se observan los paisajes, que se caracterizan por sus grandes contrastes.

El recorrido lleva a visitar Fort William, las orillas del Loch Eil, Loch Morar y Mallaig. Allí hay un ferry que lleva hasta la isla de Skye. Pero, sin duda, uno de los mejores momentos del viaje es cuando se cruza el Viaducto de Glenfinnan –una de las mejores obras de ingeniería del mundo-, ya que se pueden ver las vistas del Monumento de Glenfinnan y Loch Siel.

Caminar

Escocia también es un país ideal para caminar y, en concreto, entre islas. Uno de los mejores itinerarios es la isla de St Ninian, cuyas playas se comparan con las del Caribe. Esta isla está unida a la de Mainland, en el archipiélago de las Shetland.

Otra opción para caminar es ir al puente de carretera de Forth, que es uno de los más emblemáticos del país y por el que pasan diariamente miles de personas que se desplazan entre Edimburgo y los Lothians.

Al cruzar este puente, se observan unas vistas espectaculares desde ambos lados, es decir, tanto si se observa el paisaje hacia el puente de ferrocarril como hacia la zona de Queensfery Crossing. Y, por supuesto, no hay que olvidarse de ver el puente, que es otra de las mejores obras de ingeniería que existen en el país y en el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *