Restaurantes con vistas increíbles

Share on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

restaurante vista espectacular
Cuando alguien elige un restaurante por primera vez, es posible que lo haga por recomendación de sus amigos o familiares. El boca a boca sigue funcionando, como también funcionan las páginas web en las que se pueden leer los comentarios de otras personas que han visitado el restaurante en cuestión. Siempre va bien saber lo que opinan otros que ya han estado allí.

Lo que más se valora es la calidad de la comida, pero el servicio también importa. De hecho, nos preocupan detalles como la decoración, la limpieza o el ambiente que se respira en el establecimiento.

En ese sentido, tengo que decir que un restaurante también nos puede conquistar por sus vistas. Normalmente son locales cerrados que no nos permiten ver más allá, pero hay excepciones. A continuación verás una recopilación de restaurantes con vistas espectaculares que están repartidos por todo el mundo. Si has visitado o vas a visitar alguno de ellos, no dudes en dejar un comentario contándonos tu experiencia.

Dasheene (Santa Lucía)

Dashanee
Situado en la preciosa isla de Santa Lucía, en el mar Caribe, podríamos decir que es uno de los restaurantes más llamativos del planeta gracias a su terraza. Mientras comes o cenas puedes disfrutar de unas privilegiadas vistas a las montañas Pitons. Es romántico, elegante y caro, pero vale la pena vivir la experiencia en primera persona. Respirarás aire puro mientras degustas los platos disponibles en la carta.

Grotta Palazzese (Puglia, Italia)

Grotta Palazzese
Nos vamos hasta la bella Italia para sentarnos a comer en el Grotta Palazzese, un hotel restaurante de lujo que te permite saborear lo mejor de la dieta mediterránea mientras tus ojos se fijan en el mar Adriático. Es romántico a más no poder, un lugar perfecto para pedir matrimonio y obtener un “sí” por respuesta. De mayo a octubre puedes acceder al salón que está dentro de una cueva, mientras que en el resto de meses del año, han habilitado una sala con grandes ventanales para que puedas comer como si estuvieras en un barco.

Ithaa Undersea Restaurant (Rangali, Maldivas)

Ithaa Undersea Restaurant
Como el hotel al que pertenece, es uno de los más especiales de esta lista. Lo es porque nadie suele comer de peces, tiburones, mantas, etc. Es el primer restaurante submarino de cristal del mundo, puesto que está situado a 16 metros por debajo del nivel del mar. Los platos que se sirven son de la cocina europea contemporánea, pero eso es lo que menos importa cuando disfrutas de unas vistas panorámicas de 180 grados que te permiten ver los preciosos jardines de coral que rodean este restaurante ubicado en las Maldivas.

Elements (Scottsdale, Estados Unidos)

Elements Scottsdale
El Elements, situado en Paradise Valley, te ofrece una vista privilegiada de la montaña Camelback. Todo ello sin olvidar lo importante que es tener una carta tan cuidada que ofrece varias opciones a vegetarianos y personas que no pueden comer productos con gluten. Su cocina es de vanguardia y no es difícil encontrar alimentos orgánicos, carnes libres de hormonas o pescados que han sido capturados de forma responsable.

A continuación puedes ver un vídeo que te motivará a visitarlo.

Torre d’Alta Mar (Barcelona, España)

Torre dAlta Mar
Está ubicado en lo más alto de la torre del Teleférico del Port Vell de Barcelona. Eso, como puedes imaginar, te permite ver algunas de las zonas más emblemáticas de la ciudad Condal. Fue diseñado por Carles Buigas y construido en 1929 con motivo de la Exposición Universal de Barcelona. Es un espacio de diseño vanguardista que te permite degustar los mejores platos de la cocina mediterránea tradicional a 75 metros sobre el nivel del mar.

Como verás en el siguiente vídeo time-lapse, merece la pena ir como mínimo una vez en la vida, aunque los precios no son muy asequibles que digamos (el menú más barato cuesta 39 euros).

Le Panoramic (Chamonix, Francia)

Le Panoramic
Está abierto para que puedas desayunar, comer y almorzar como nunca antes lo habías hecho. Desde Le Panoramic tienes unas vistas inmejorables del Mont Blanc, la montaña más alta de la Unión Europea, que en Europa solo es superada por algunas que se encuentran en Rusia y Georgia, como por ejemplo el Elbrus. Puedes apreciar toda su inmensidad (4.810 metros de altura) y no te costará mucho llegar hasta él. Está en la cima del Bréventy puedes acceder en teleférico. Ofrecen comida Savoyarde, pasta, sopas, carne y hasta foie gras. Además, puedes reservar una mesa con antelación.

Le Grand Canyon du Verdon (Aiguines, Francia)

Grand Canyon du Verdon
No nos movemos de Francia para desplazarnos a un hotel cuyo restaurante es de película. No lo es por la comida que sirven, pero sí por las vistas panorámicas al Le Grand Canyon du Verdon, que con el río Verdon incluido, cuyas aguas son de color turquesa, se convierte en un lugar de paso obligado para todos los turistas que se mueven por la región de Provenza-Alpes-Costa Azul. Puedes acceder a un menú desde 24 euros, al plato del día por 12 euros o decantarte por la carta, cuyos precios oscilan entre los 11 y los 26 euros. La verdad es que no está nada mal.

Piz Gloria (Mürren, Suiza)

Piz Gloria
Este inusual restaurante está situado en la cima del Schilthorn, muy cerca de Mürren. Eso significa que está a una altura de 2.970 metros, lo suficiente como para disfrutar de unas vistas privilegiadas desde el piso superior, que está totalmente acristalado con paneles de aluminio y revestimientos de madera. Se construyó en 1969 (Konrad Wolf fue el arquitecto que lo hizo posible) y se convirtió en el primer restaurante giratorio del mundo, puesto que gracias a la energía solar es capaz de rotar por completo alrededor del nudo de 12 metros cada hora.

Para acceder al restaurante hay que subirse a un teleférico. Merece la pena hacerlo, porque desde lo más alto hay vistas de las montañas Eiger, Mönch y Jungfrau, además de la Selva Negra y el Mont Blanc.

El Farallón (Cabo San Lucas, México)

El Farallon
Es uno de los más populares de México. Está situado en los acantilados de Capella Pedregal y emula una tienda costera de mariscos que logró sobrevivir a terribles tormentas. Es un lugar perfecto para cenar en pareja o con amigos, puesto que puedes disfrutar de atardeceres inolvidables con las olas rompiendo contra la orilla.

En la carta predomina el pescado y el marisco, algo bastante lógico teniendo en cuenta su ubicación (Cabo San Lucas). De hecho, son los pescadores del lugar los que se encargan de traer el pescado fresco cada día. El restaurante pertenece a un espectacular hotel de cinco estrellas llamado Capella Pedregal, donde también puedes decantarte por otros comedores para llenar el estómago.

Different Pointe of View (Phoenix, Estados Unidos)

Different Pointe of View
Es otro de los que no podía faltar en esta lista. Las razones saltan a la vista. Desde cualquier punto puedes disfrutar de una privilegiada visión del paisaje desértico del valle, las montañas del norte de Phoenix o las luces parpadeantes de la ciudad. Contemplar una colorida puesta de sol degustando sus platos no tiene precio. Lo saben quienes han organizado cenas románticas y eventos elegantes para los que hay que contar con un buen presupuesto. Los sabores del lugar y los 31 años de experiencia que les avalan tranquilizan a todo aquel que está dispuesto a desembolsar una importante suma de dinero para comer en el Different Pointe of View, que abre todos los días menos los lunes y los domingos.

Andronis (Santorini, Grecia)

Andronis
Situado en el Andronis Boutique Hotel, este restaurante es sin lugar a dudas uno de los más especiales de Santorini. En más de uno puedes encontrar vistas espectaculares, pero en el Andronis hay algo más. Hay exclusividad y puedes encontrar el relax que estabas buscando mientras tu paladar degusta los mejores platos de la cocina griega, que como sabrás es una de las que más ha influenciado a la gastronomía mediterránea. Y no solo eso, sino que hay una gran variedad de opciones culinarias caseras hechas con productos frescos.

Crater Lodge (Ngorongoro Conservation Area, Tanzania)

Crater Lodge
Si decides viajar a África, concretamente al norte de Tanzania, deberías dejarte ver por el Crated Lodge. Es un establecimiento único en el mundo, puesto que te permite comer mientras visualizas el cráter como nunca antes te lo habías imaginado. Es el volcán intacto más grande del mundo (2.400 metros de altura) y hay quienes dicen que antes de entrar en erupción era el pico más alto del continente, incluso por encima del Kilimanjaro, que se encuentra muy cerca del hotel.

También puedes relajarte y desconectar, y hasta puedes ver a los Massai con su ganado. Y por si fuera poco, es uno de los lugares más recomendables para ver leopardos, que son los animales terrestres más rápidos del mundo.

Sydney Tower Buffet (Sídney, Australia)

Sydney Tower Buffet
En una ciudad tan moderna como Sídney, podemos comer o cenar con unas vistas fantásticas. Está situado en la Sydney Tower de 309 metros de altura, lo que le convierte en la segunda torre más alta del hemisferio sur, solo superada por otra que hay en Auckland.

El Sydney Tower Buffet es buffet libre perfecto. Hay más de cuarenta platos distintos que han sido elaborados con productos frescos, y lo mejor de todo es la variedad. Hay una mezcla de comida australiana, italiana, japonesa, china y tailandesa, así que es fácil acertar. El ambiente es relajado y la experiencia gastronómica es inolvidable gracias a las vistas giratorias de la ciudad.

Fangweng (Yichang, China)

Fangweng
Es de los más extraños de la lista. Está situado en una famosa cueva, algo que nos recuerda mucho al concepto del Grotta Palazzese del que te he hablado anteriormente. Sin embargo, la gran diferencia reside en que en este caso está totalmente integrado con la montaña, dando la sensación de que se podría derrumbar de un momento a otro. Por eso algunos lo identifican como el restaurante colgante.

Tiene vistas al río Yangtze por un lado y la verdad es que da un poco de respeto, pero no por ello deja de ser muy atractivo por su carácter tradicional.

Panorama Alm (Mauterndorf, Austria)

Panorama Alm
Montañas, montañas y más montañas. Eso es lo que te espera en el único restaurante austriaco de esta lista. Está situado a 1.650 metros de altura en una montaña llamada Kohlmais. Las vistas que ofrece son a las montañas y a un pueblo llamado Saalbach-Hinterglemm. La terraza es simplemente espectacular. Los platos que sirven son de la cocina tradicional, elaborados con productos que vienen precisamente desde Saalbach-Hinterglemm

Pierchic (Dubai, UAE)

Pierchic
Es difícil encontrar un restaurante que te ofrezca tantos alicientes. Ha sido galardonado en más de una ocasión y ahora mismo se encuentra en reformas. Su reapertura está prevista entre el 1 de junio y el 30 de septiembre, cuando reforzarán esa idea de que el Pierchic es uno de los lugares más pintorescos de Dubai. Será un más sofisticado y podremos encontrar un nuevo menú que se adapte al paladar de sus comensales, que suelen ser turistas muy exigentes. Como se puede ver en la imagen, a escasos metros se encuentra el Burj Al Arab, un hotel de lujo con 321 metros de altura que está situado sobre una isla artificial.

Topaz (Estambul, Turquía)

Topaz
En una ciudad tan bella como es Estambul puedes cenar en un restaurante como el Topaz, con unas vistas inmejorables del Bósforo, que es el estrecho que separa Europa y Asia. Ha sido bautizado como “la joya de Estambul” y es ideal tanto para comer como para cenar todos los días. También cuenta con una zona de bar y lounge para relajarse tomando un aperitivo antes de cenar o un cóctel para terminar el día.

Fue inaugurado el 10 de noviembre de 2007 y desde entonces preparan platos de la gastronomía mediterránea y otomana. Su ubicación exacta hay que buscarla en el barrio de Gümüşsuyu.

Hutong (Londres, Inglaterra)

Hutong
El Hutong se encuentra en la planta número 33 del The Shard, un rascacielos de 308 metros de altura que llegó a ser el más alto de la Unión Europea hasta 2012, cuando la Torre Ciudad Mercurio de Moscú le superó con sus 339 metros.

La cocina que sirven proviene del norte de China, pero eso es lo que menos debería preocuparte. Su principal atractivo está en las vistas de Londres que ofrece, casi tan buenas como las que puedes disfrutar desde el famoso London Eye. El restaurante está inspirado en otro muy similar que está en Hong Kong. Un menú completo te puede costar 68 libras por persona.

Sky Restaurant 634 (Tokio, Japón)

Sky Restaurant 634
Sus 345 metros de altura te permiten disfrutar de una cena fuera de lo común. Es el restaurante japonés con mejores vistas, puesto que por el día puedes visualizar el Monte Fuji, y por la noche puedes deleitarte con los cientos de luces que forman parte del paisaje de la ciudad.

A nivel gastronómico nos hablan de “La cocina de Tokio”. Mezclan verduras de temporada con alimentos locales. Utilizan la técnica de mezclar francesa y el gusto japonés para acabar dándole un toque Edo.

Al Mahara (Dubai, UAE)

Al Mahara
¿Te gustaría comer rodeado de enormes peceras? En el restaurante Al Mahara de Dubai puedes hacerlo. Es capaz de estimular todos tus sentidos para que no solo disfrutes de los platos que están en la carta.

Presumen de marisco fresco y de una carta de vinos muy extensa. Pero el principal atractivo está en lo que te envuelve. Las superficies de cristal te permiten disfrutar de una velada mágica, como si estuvieras en un submarino saboreando lo que sus chefs galardonados preparan para ti. Eso sí, la experiencia no llega a ser tan espectacular como la que se vive en el Dashenee, que es el primer restaurante de esta lista.

Maiden’s Tower (Estambul, Turquía)

Maidens Tower
Tengo que reconocer que siento una especial debilidad por este restaurante, que al igual que el Topaz también se encuentra en Estambul. En este caso no destaca por su altura, sino por su emplazamiento. Está ubicado en la Torre de la Doncella, también conocida como Leander’s Tower (“Torre de Leandros”). Data del periodo bizantino medieval (hace 2.500 años), cuando construyeron la torre en un pequeño islote que se encuentra en la entrada sur del estrecho del Bósforo, a 200 metros de la costa de Üsküdar.

Antiguamente se utilizaba como atalaya para controlar la flota enemiga. Luego pasó a ser un faro y ahora es uno de los restaurantes más populares de Turquía. Lo es porque ofrece un ambiente romántico que es ideal para pedir matrimonio, pero también por las magníficas vistas de la ciudad, que como seguramente ya sabrás llegó a ser capital romana, bizantina y otomana.

Puedes desplazarte hasta el restaurante utilizando una de las embarcaciones privadas que realizan varios viajes al día.

Ristorante La Sponda (Positano, Italia)

Ristorante La Sponda
Cuatrocientas velas se encargan de crear un ambiente especial por la noche. La cocina se basa en ingredientes frescos y locales, y como es lógico está inspirada en la gastronomía mediterránea. Situado en Positano, en la región de Campania, el Ristorante La Sponda seduce a sus comensales por su espectacular terraza, plagada de limoneros y flores que se mezclan para desprender un aroma inconfundible.

Las vistas al mar se encargan de hacer el resto. Puedes disfrutarlas de 12:30 a 18:00 horas. En el Champagne & Oyster Bar se sirven ostras, mariscos, pescado crudo y otras delicias con la música que elige el Dj Alfonso sonando de fondo. Está abierto desde mediados de mayo hasta mediados de octubre. Cuando no son esas fechas, se come y se cena en la sala que puedes ver en la imagen que hay sobre estas líneas, no menos atractiva y con vistas que tampoco están nada mal.

The Rock (Zanzíbar, Tanzania)

The Rock Zanzibar
Una playa con aguas cristalinas y una roca forman el conjunto perfecto para dar a luz un restaurante que quieren visitar todos los turistas que viajan hasta Zanzíbar, una pequeña isla situada al este de Tanzania. El entorno es idílico porque te reúnes con los dioses de la cocina y la madre naturaleza. No sabemos qué tal está la comida del The Rock, pero estoy convencido de que merece la pena acercarse hasta allí para darse un remojón en la playa Michanwi Pingwe antes de llenar el estómago.

At.mosphere (Dubai, UAE)

Atmosphere Dubai
Está ubicado en el edificio más grande del mundo, así que eso ya nos da una idea de las vistas que podemos disfrutar desde el At.mosphere. Tiene unas dimensiones de 1.020 metros cuadrados y está situado en la planta número 122 del Burj Khalifa, que es la construcción más alta de todas gracias a sus impresionantes 828 metros de altura.

El restaurante está situado a 422 metros de altura, que es más de la mitad. Desde ahí puedes ver toda la silueta que dibuja el golfo Arábigo mientras te llevas a la boca la mejor comida de Dubai. Está abierto para comer desde las 12:30 horas hasta las 15:00 horas, y el precio mínimo a pagar es de 650 AED por persona, que al cambio actual son 130 euros. Por la tarde está abierto a partir de las 18:30 horas y cierran a las 23:00 horas. En ese caso, la cena te cuesta un mínimo de 900 AED, que al cambio son unos 180 euros por barba. Eso significa que es el más caro de esta lista. Para comer o para cenar, es imprescindible reservar con antelación.

A continuación puedes ver un vídeo de la celebración del primer aniversario del At.mosphere.

Altitude Restaurant (Sídney, Australia)

Altitude at Shangri-La
Lujo, delicadeza, magia, intimidad… y unas vistas de Sídney que te dejan sin aliento. El Altitude Restaurant, ubicado en el Hotel Shangri-La, es una de las joyas de la ciudad más importante de Australia. Sus enormes ventanales te permiten ver el puerto mientras degustas los mejores platos de la gastronomía local. Además, puedes reservar un comedor privado para hasta 18 personas, perfecto para celebrar cualquier acontecimiento importante en familia.

Está situado en la planta número 36 del hotel y abre todos los días de 18:00 a 22:00 horas a excepción de los domingos y los días festivos. No se puede fumar y el código de vestimenta es el “casual elegante“, así que no puedes ir en pantalón corte y chanclas como si vinieras de la playa.

Nautika (Dubrovnik, Croacia)

Nautika
El último de los restaurantes de esta lista nos traslada a Dubrovnik, una de las ciudades más turísticas de Croacia. Allí se encuentra el Nautika, a orillas del mar junto a la entrada oeste del casco antiguo de la localidad costera. Sus terrazas, con una visión excepcional del mar Adriático, son su principal atractivo. Mario Bunda, el chef del restaurante, hace todo lo posible para que su cocina vaya en consonancia con lo que sus clientes ven mientras comen, así que ofrece langosta de la isla dálmata de Vis y otro tipo de exquisiteces salidas del mar. Tal y como se puede leer en la página web oficial del hotel, aportan una mezcla de tradición, creatividad y calidad, un estilo innovador y refinado de la gastronomía típica del Mediterráneo.

¿Con qué restaurante te quedarías si tuvieras que elegir? Déjanos tu comentario y comparte el artículo con tus amigos si te ha resultado interesante.

Artículo recomendado: Los hoteles más espectaculares del mundo.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *