Los hoteles más espectaculares del mundo


Tal vez no son los mejores hoteles del mundo, pero no se puede negar que son espectaculares. Son originales y algunos están ubicados en lugares con vistas increíbles, pero en lo que todos coinciden es en lo que ofrecen a sus clientes. Me refiero a lo de vivir una experiencia fuera de lo normal, inolvidable.

En total son 24 hoteles que deberías visitar como mínimo una vez en la vida, aunque ya te aviso de que no son precisamente baratos. Para ir a alguno de ellos tendrás que ahorrar durante todo el año, ya que estamos hablando de hoteles muy singulares.

Astarte Suites Hotel (Grecia)

Está situado en la roca volcánica de Santorini (en la isla de Astarte) y dispone de suites con jacuzzi privado con unas espectaculares vistas a la caldera y el mar Egeo. El relax está más que garantizado, ya que también dispone de una piscina de borde infinito de la que no querrás salirte nunca.

La decoración de las habitaciones es romántica, con camas encastradas. Incluyen TV vía satélite, reproductor de CD, minibar, albornoces, zapatillas, cosméticos, terraza con vistas al volcán… La cocina es mediterránea y en el bar de la cocina, que es el Morning Star, se sirven cócteles, comidas ligeras y aperitivos.

Pasar una noche en agosto te puede costar entre 320 y 1.000 euros.

Äscher Cliff (Suiza)

Es un hotel sencillamente espectacular. Está situado en plena montaña, a unos 2.500 metros de altura para que puedas dejar a un lado tus preocupaciones.

Llegar no es fácil, así que hay que tener paciencia. Se puede ir en coche hasta Weissbad, donde hay que coger un teleférico para después caminar durante un buen rato.

Es un hotel ideal para aficionados al senderismo que buscan pasar unos días románticos en pareja o unos días de descanso con la familia. Por la comida no hay que preocuparse, ya que el edificio dispone de un restaurante.

Si quieres conocer qué precio tiene una noche en el Äscher Cliff tendrás que llamar por teléfono, ya que es la única forma de reservar. Encontrarás el teléfono en la web aescher-ai.ch.

Attrap Reves Hotel (Francia)

Es un hotel original donde los haya, ya que te permite pasar una noche bajo las estrellas y la luz de la luna con todas las comodidades de una habitación de hotel muy correcta. Es romántico, así que la mayoría de clientes son parejas que quieren vivir una experiencia única, casi poética.

Puede ser, sin duda, un lugar perfecto para pasar el día de San Valentín. Lo malo es la falta de intimidad.

En agosto, disfrutar de una noche en una de las burbujas te puede costar 139 euros. ¿Su ubicación? Chemin de la Ribassière, a unos 22 minutos de Marsella en coche.

Conrad Maldives (Rangali Island)

Es un hotel de lujo que se encuentra entre dos pequeñas islas que se conectan por un puente. Las villas privadas son muy espaciosas, su Spa Retrear ha recibido varios premios y dispone de un restaurante que está situado bajo el agua. Se llama Ithaa y es la joya de la corona.

En total hay siete restaurantes en los que se sirven platos internacionales, mediterráneos y a la parrilla. Además, hay más de 600 vinos a elegir en el The Wine Cellar.

Hay que acceder a la isla en hidroavión desde el aeropuerto internacional de Malé hasta Hulhule. El trayecto dura unos 30 minutos.

Pasar una noche en agosto te puede costar entre los 585 euros de la habitación más barata y los 2.108 euros de la Villa Familiar Water, con 150 metros cuadrados y capacidad para cuatro personas.

Dedon Island Resort

Está situado en una de las 7.107 islas que forman parte del archipiélago de Filipinas. Se t rata de un fantástico Resort situado en un entorno espectacular que te invita a disfrutar de unas vacaciones únicas.

El único sonido que se escucha es el del agua y el de la naturaleza. Es un refugio de paz en el que cualquiera querría jubilarse. El personal es muy atento y la decoración es muy acogedora. La comida que sirven en el complejo destaca por ser innovadora, siendo el pescado el alimento estrella.

Dependiendo de la habitación (o tal vez debería llamarle villa) que elijas, una noche te puede costar entre 400 y 700 euros por persona en temporada alta.

Giraffe Manor (Kenia)

Si viajas a Kenia está obligado a vivir de cerca un safari. El alojamiento ya es otra cosa, pero yo te recomiendo pasar como mínimo una noche en el Giraffe Manor. Es un lugar único para disfrutar de la naturaleza y convivir con las jirafas, que prácticamente se meten dentro de tu habitación.

Está situado dentro de una zona de 140 hectáreas de bosque autóctono, a sólo 20 kilómetros de la capital, Nairobi. Fue construido en 1930 y ahora es muy famoso por las jirafas, que no tardan en presentarse en el establecimiento para solicitar su parte del desayuno.

También hay otros animales como jabalíes, antílopes y hasta 180 especies distintas de pájaros, además de unas preciosas vistas a las colinas de Ngong.

Pasar una noche rodeado de jirafas en agosto no sabemos lo que puede costar, ya que hay que rellenar un formulario para pedir información sobre las tarifas. Si estás interesado hazlo, pero ten en cuenta que no será precisamente barato.

Homestead Resort and Spa (Utah, Estados Unidos)

Situado en Midway, Utah, tiene algo que le hace extremadamente especial. Se trata de un manantial de agua caliente situado en un cráter de piedra caliza a una profundida de 16,8 metros. Lo mejor de todo es que se puede bucear, ya que se organizan visitas guiadas entre las 11 de la mañana y las 6 de la tarde.

Por lo demás, es un hotel normal, con dos piscinas, spa, campo de golf y pistas de tenis. Hay dos restaurantes y se ofrece el servicio de traslado a las estaciones de esquí de Deer Valley (a 12,9 kilómetros) y Park City Mountain (a 24,1 kilómetros).

Pasar una noche en agosto te puede costar entre 105 y 140 euros. Lo que no sé es si hay que pagar un extra por visitar el crater.

Hotel Le Moulin du Roc (Francia)

Reconozco que es uno de mis favoritos. Está ubicado en Champagnac de Belair, en el centro de Périgord. Se construyó en 1670 sobre el río Dronne, que todavía pasa por allí con un cierto caudal. Dispone de trece habitaciones que se dividen en tres edificios interconectados por un laberinto de pasarelas, escaleras y terrazas.

Es un refugio ideal para relajarse y disfrutar de la naturaleza. Además, los amantes de la gastronomía pueden disfrutar de lo lindo en el restaurante, puesto que es uno de los mejores de la zona. El chef ofrece productos típicos de allí y una selección de vinos de más de 900 variedades.

Pasar una noche en el Hotel Le Moulin du Roc te puede costar entre 200 y 300 euros en temporada alta.

Katikies Hotel-Oia (Grecia)

Cuando te alojas en este hotel te das cuenta de que el paraíso existe, y no hace falta irse hasta el Caribe o las islas Seychelles para disfrutarlo. El Katikies Hotel-Oia es una de las joyas que podemos encontrar en los acantilados de Oia, a unos 300 metros de altura respecto al mar Egeo.

Las vistas son privilegiadas, las habitaciones son muy lujosas y no le falta una piscina desbordante desde la que puedes desconectar de todos tus problemas mientras proyectas tu mirada hacia el horizonte.

Pasar una noche en este hotel cuesta entre 1.000 y 1.500 euros en temporada alta.

Hotel-Restaurant Öschinensee (Suiza)

Es difícil encontrar información sobre este hotel situado entre las montañas suizas, justo a los pies del Öschinensee, un precioso lago que sirve para darle nombre.

Está totalmente apartado de la civilización, por lo que se respira aire puro. En la página web oficial de la zona (http://www.oeschinensee.ch) puedes consultar toda la información pertinente. Como es lógico, se promocionan anunciando el relax que encontrarás.

oschinensee

ICEHOTEL (Suecia)

Si eres friolero o friolera, olvídate de este hotel. Está situado en Jukkasjarvi, en la parte norte de un país tan frío como Suecia. Es una localidad en la que hay 1.100 habitantes y 1.000 perros.

En total dispone de 137 habitaciones y puede presumir de ser el primero y más grande de todos los hoteles que se han fabricado con nieve y hielo. Cada año, unas 50.000 personas deciden pasar por el ICEHOTEL para vivir una experiencia diferente, contemplar la aurora boreal y participar en diversas actividades en el último parque natural de Europa que está a 200 kilómetros del Círculo Polar Ártico.

Hablamos de 5.500 metros cuadrados construidos con 1.000 toneladas de hielo del río Torne y 30.000 toneladas de “snice”, una mezcla de nieve y hielo que sirve para fortalecer la estructura.

Pasar una noche cuesta un mínimo de 220 euros y es complicado encontrar disponibilidad en verano.

Juvet Landscape Resort (Noruega)

Es un hotel de desconexión total. Un hotel donde es fácil relajarse y aparcar los problemas del día a día. Está considerado como el primer hotel paisajístico de Europa y no se puede decir que sea viejo y feo. Todo lo contrario. Destaca por un diseño espectacular que se funde con la naturaleza a las mil maravillas.

Jensen y Skodven han sido los encargados de construir siete cubos de cristal en los que descansan los huéspedes observando todo lo que les rodea. La integración con el medio es total y la experiencia debe ser inolvidable.

Una habitación doble con desayuno cuesta 1.450 coronas noruegas, que al tipo de cambio actual se traducen en unos 176 euros.

Igloo Village Kakslauttanen (Finlandia)

Situado en la Laponia finlandesa, destaca porque está formado por iglús de cristal. Además, tiene el prievilegio de contar con la sauna de humo más grande del mundo.

Los iglús son de cristal térmico, por lo que mantienen el calor aunque por esos lares haga un frío de narices. Las camas son de lujo y los aseos son privados, aunque las duchas son compartidas.

Los huéspedes pueden alquilar esquís de fondo, raquetas de nieve y bastones de marcha nórdica. También se organizan safaris de huskies y renos y se puede practicar la pesca en el hielo.

Pasar una noche te puede costar entre 250 y 325 euros en temporada alta. Echando un vistazo a las opiniones de algunos usuarios, veo que la experiencia no ha sido tan buena como esperaban, así que hay que pensárselo antes de ir.

Rayavadee Krabi (Tailandia)

Es un cinco estrellas de los que te dejan con la boca abierta. El alojamiento está justo enfrente de la costa del mar de Andamán, cerca del parque nacional marino de Krabi.

No le falta absolutamente de nada. Está rodeado de jardines tropicales y playas. Dispone de casetas independientes de dos plantas y villas con piscina frente al mar. En todas las habitaciones hay terraza para disfrutar de las vistas.

En el restaurante, llamado Raya, se pueden degustar platos occidentales y sirven langostas que cuestan un ojo de la cara. También se sirven platos internacionales (en el Raitalay Terrace) y platos de la cocina tradicional tailandesa (en el Krua Phranang).

Pasar una velada en agosto te puede salir por unos 900 euros eligiendo la opción más barata de todas.

Ladera Resort (Santa Lucía)

Es irresistible por las vistas que ofrece a las montañas Piton y el mar Caribe. Está en un lugar privilegiado y ofrece villas con piscina de inmersión privada. Hay spa, restaurante y servicio de transporte gratuito hasta la playa.

El único problema lo tendrás a la hora de pagar, pues en temporada alta la suite más normal puede costar 700 euros y la suite de lujo se va hasta los 2.150 euros.

Le Sirenuse (Costa Amalfitana, Italia)

Situado en Positano, Le Sirenuse es un hotel boutique que se ha levantado tomando como punto de partida un casa del siglo XVIII. Todos los detalles se han cuidado al máximo y lo más atractivo es poder contemplar las vistas desde la terraza. Puedes hacerlo desde algunas habitaciones o mientras degustas la gastronomía de la zona.

Lo ideal es alojarse en una habitación con balcón que tenga el baño con vistas al mar. El escritor estadounidense John Steinbeck, uno de los primeros afortunados que se alojaron en el hotel en 1953, se deshizo en elogios tras su estancia: “Positano cala hondo. Es un lugar de ensueño, algo irreal cuando se está allí y cautivadoramente real cuando se ha dejado atrás”.

Montaña Mágica Lodge (Chile)

Es curioso lo de este hotel, ya que está situado dentro de una montaña, en la Patagonia Chilena. Concretamente en la reserva natural de Huilo-Huilo, donde ha sido fabricado utilizando materiales típicos de la zona, entre saltos de agua y lagos.

Es perfecto para desconectar, para vivir jornadas inolvidables de ecoturismo disfrutando de la naturaleza del lugar. Está en la localidad de Neltume, un pueblo con tradición maderera, y sorprende a sus visitantes desde el primer día. Éstos pueden llevar a cabo todo tipo de actividades al aire libre, como ciclismo, senderismo, trekking o salto de tirolina.

El precio de una noche en el Montaña Mágica Lodge parte desde los 120 euros.

Panchoran Retreat (Bali)

Es otro complejo turístico para babear, un cinco estrellas que estimula todos tus sentidos. Está ubicado en la playa de Seminyak, en Bali. Tiene una enorme piscina al aire libre y un spa en el que puedes relajarte solicitando cualquiera de los tratamientos que ofrecen.

Las habitacions son muy grandes y disponen de vistas al jardín o al mar. Hay un gimnasio en el que se ofrecen clases de yoga, aunque no son necesarias para relajarse teniendo en cuenta que el ambiente es de lo más tranquilo que puedas llegar a imaginar. También hay un centro de negocios, por lo que no solo funciona a pleno rendimiento en los meses de verano.

Pernoctar en este hotel te puede costar entre 380 y 940 euros en pleno agosto.

Hotel Ristorante Grotta Palazzese (Italia)

Está en Polignano a Mare, a unos 30 kilómetros de Bari. El hecho de estar en unos acantilados te ofrece la posibilidad de contemplar una vistas espectaculares. La ciudad ya de por sí es preciosa, ya que las casas blancas se han levantado sobre las cuevas naturales que están en contacto directo con el mar.

Su nombre se debe a la Grotta Palazzese, una cueva que forma parte de un promontorio situado a 25 metros por encima del nivel del mar. En el restaurante del hotel, puedes disfrutar de la cocina mediterránea, pero también de platos internacionales y de especialidades de pescado.

Desde 140 euros puedes sentirte un privilegiado en pleno mes de agosto. No está nada mal, la verdad.

Shangri-La Hotel (París, Francia)

Si la Torre Eiffel es tu monumento favorito, el Shangri-La Hotel de París debería estar en tu lista de hoteles a visitar como mínimo una vez en la vida. Eso sí, cuidado con lo que cuesta.

Lo mejor de todo es que ofrece unas fantásticas vistas a la Torre Eiffel, que está a solo 600 metros de distancia. Contemplarla nada más levantarte de la cama debe ser una sensación increíble, como también debe serlo cenar al aire libre junto a la Luna y la construcción más famosa de la capital de Francia.

La decoración de las habitaciones es muy elegante, tirando a clásica. No le falta gimnasio con entrenadores personales y otro tipo de lujos para relajarse y sonreír.

Pasar una noche te puede costar entre 750 y 2.700 euros en agosto, en función de la habitación que elijas.

The Cambrian (Adelboden, Suiza)

Más vistas de película y más relax. El The Cambrian es un hotel situado entre los Alpes suizos, con un spa situado a 700 metros de altura y una piscina climatizada al aire libre con vistas a las montañas.

Las habitaciones son muy grandes y la decoración de las mismas es exquisita. También hay dos saunas, una bañera de hidromasaje y un gimnasio. Es ideal para los aficionados al esquí a los que no les importa pagar los casi 200 euros que te puede costar la habitación más barata. La más cara puede superar los 400 euros tranquilamente.

The Manta Resort (Zanzíbar)

Si tienes la suerte de visitarlo, disfrútalo al máximo. Es de los mejores hoteles de playa del mundo, puesto que está situado en un entorno excepcional y no le falta absolutamente de nada. Y lo mejor de todo… la habitación más cara está bajo el mar (es la que puedes ver en la primera imagen de este artículo).

La playa en la que se encuentra es idílica. Te permite practicar diversas actividades en el agua, aunque también puedes pasear por la orilla mientras piensas en positivo. Privacidad, romanticismo, aventura… ¡tú sabes lo que buscas cuando vas a un sitio así!

Antes de que veas un vídeo y varias imágenes sobre el The Manta Resort, decirte que una habitación doble en agosto puede costar entre 350 y 1.200 euros en función de la elección.

Ubud Hanging Gardens (Indonesia)

Es una de las joyas de Indonesia. Es lujoso y con vistas al río Ayung. Ofrece villas con piscina privada con borde infinito. Es un cinco estrellas con tres restaurantes y spa.

Las habitaciones son grandes y cuentan con terraza. Están decoradas al más puro estilo balinés y no les falta de nada. Los huéspedes pueden descansar en ellas, pero también pueden optar por divertidas rutas en bicicleta.

Una habitación doble cuesta entre 420 y 550 euros en temporada alta.

Villa Escudero (Filipinas)

El último hotel de esta lista no es menos espectacular que los demás. El Villa Escudero tiene mucha tradición y encanto. Se extiende sobre unas plantaciones de coco y te acogen con canciones tradicionales para darte la bienvenida como es debido.

No está muy lejos de Manila, la capital, así que es una parada obligada para quienes no quieren desaprovechar la oportunidad de pasar una noche al aire libre en uno de los mejores establecimientos de la zona. Lo más famoso de todo, como puedes ver en las imágenes es su restaurante situado a las faldas de una preciosa cascada.

Para conocer los precios hay que rellenar un formulario en la página web del hotel (villaescudero.com).

Villa Escudero cascada

Hoteles,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *