Qué ver en Colonia


A orillas del famoso río Rin está Colonia, la ciudad más antigua de Alemania y una de las más interesantes de todo el país. No tiene la fama de otras como Berlín, Múnich o Frankfurt pero sin duda tiene una amplia oferta para todos sus visitantes, especialmente en lo que a espacios naturales se refiere, que son muchos a pesar de ser una ciudad con una población que supera el millón de habitantes.

El Aeropuerto Konrad-Adenauer-Flughafen es el más cercano y está situado a casi 15 kilómetros al sur de la ciudad. En Colonia encontrarás también mucha gente joven ya que es en la que más estudiantes hay de todo el país, así que encontrarás todo tipo de bares, discotecas y lugares de ocio para complementar el turismo diurno con una buena fiesta por la noche. Además, hay más de 100 galerías y 36 museos, con lo que es una ciudad en la que encontrarás prácticamente de todo.

Catedral de Colonia


Es lo más llamativo de la ciudad, así que es visita obligada si vas a estar allí. Es la atracción turística más visitada de todo el país, con casi 7 millones de visitantes cada año. Es una espectacular catedral gótica que tardó casi 60 años en construirse totalmente y que durante un tiempo fue el edificio más alto del mundo. Tiene 509 escalones para llegar a la cima de la torre sur, la cual ofrece una panorámica excelente de la ciudad. A la catedral entras gratis pero si quieres subir a la torre deberás pagar 2,50€.

Zonas verdes en Colonia


Son muy importantes y el lugar perfecto para alejarse del mundanal ruido y adentrarse en un mundo totalmente distinto. Hay muchos parques en el centro de la ciudad en los que pasar un rato de relax o dando un paseo caminando o en bicicleta. Algunos de estos parques te llevan por la parte derecha del Rin, en donde hay un teleférico y un ferry para poder dar un paseo y conocer la ciudad desde otro punto de vista.

Museo del Chocolate


Está a orillas del Rin y allí se expone la historia de este delicioso manjar, además de mostrar cómo es su proceso de elaboración tanto ahora como dos siglos atrás. Como no podía ser de otra manera, cuenta con una tienda en la que puedes comprar todo tipo de chocolates de mil formas, tamaños y sabores. La entrada al museo cuesta 7,50€, algo más si quieres una visita guiada, en la cual te regalarán un par de muestras de chocolate.

Museo Romano-Germánico


Otro de los lugares más interesantes de Colonia y en la que hay una gran variedad de artefactos que fueron utilizados por los romanos, incluyendo el espectacular “Mosaico de Dionisio”, alrededor del cual se construyó el museo en el año 1941. Tiene 3 plantas y en ellas puedes ver una gran variedad de cerámicas, joyas, retratos y también la colección de cristalería romana más importante del mundo. La entrada cuesta 6€.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *