Templos budistas en el valle de Bagan


Repartidos por el mundo hay un montón de templos budistas de gran belleza, lugares que merece la pena visitar aunque el budismo no sea lo tuyo. Si de lugares con estos templos hablamos, hay que mencionar a Birmania, que actualmente se conoce oficialmente como Myanmar y en donde hay un espectacular valle que concentra más de 10.000 templos budistas de los siglos XI, XII y XIII.

Están en el valle de Bagan, en la región de Mandalay, una de las zonas más turísticas del país. Bagan es además una zona que no tiene problemas de seguridad para los extranjeros, algo que sí tienen otros lugares del país, aunque de todas formas conviene tomar precauciones para que no surja ningún problema. Bagan está a unos 200 kilómetros al norte de Naipyidó, la capital del país, así que merece la pena acercarse si vas a visitar esa ciudad.

El valle de Bagan


Este valle fue la cuna de la antigua civilización de Bagan, que surgió en el siglo IX y que comenzó a expandirse por todo el país hasta que llegaron las invasiones de los mongoles en el siglo XIII. La religión budista fue muy importante en esta zona, y muchos reyes de Bagan construyeron allí sus templos, además de iglesias o estupas. Se calcula que en esa época se construyeron 10.000 templos, 3.000 monasterios y 1.000 estupas, que se reparten en un área de poco más de 100 kilómetros que se extiende sobre el valle.

Los templos hoy en día

Muchos de los templos y demás edificios religiosos se han perdido por abandono o a causa de los más de 400 terremotos que sufrió el valle el siglo pasado, y actualmente siguen en pie algo más de 2.000 de ellos. A pesar de eso, el valle de Bagan sigue siendo el lugar de peregrinaje budista más importante de Asia. Entre los templos más importantes están algunos como la estupa de Shwezigon, recubierta de pan de oro y que se dice que alberga un diente del mismísimo Buda.


También destacan la pagoda de Shwesandaw (alberga algunos cabellos de Buda y desde allí se disfruta de un atardecer espectacular), la estupa de Mingalazedi (en sus paredes tiene grabados que relatan algunas de las escenas del Jataka, la etapa histórica de la vida de Buda) o el templo de Ananda, el cual se considera el más sagrado de Bagan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *