Los volcanes más peligrosos del mundo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Últimamente está muy de moda el tema de los volcanes, especialmente a causa del que hay en la isla canaria de El Hierro y que lleva un tiempo entrando en erupción pero que no parece que termine de salir todavía. Es por eso que hoy me gustaría hablarte de los que están considerados los volcanes más peligrosos del mundo pero que también son los más famosos.

Se les considera los más peligrosos porque aunque lleven mucho tiempo sin tener actividad no se puede predecir si algún día volverán a entrar en erupción ni cuándo lo harán. Toma nota de los volcanes más peligrosos del mundo y de qué es lo que tienen de especial:

Monte Etna: Está en Sicilia y es el más activo del mundo ya que tiene constantes erupciones, aunque ninguna de gran peligrosidad en los últimos años y la gente aprovecha la tierra que suelta para labores de ara ya que es muy fértil.

Monte Vesubio: Está en Italia y es muy famoso por una erupción que tuvo en la antigüedad y que sepultó totalmente a dos ciudades y a todos sus habitantes (Herculano y Pompeya). Es la zona volcánica con mayor número de habitantes del mundo, con unos 3 millones de personas en sus alrededores.

Sakurajima: Este volcán japonés mantiene una erupción constante desde hace 50 años y está peligrosamente cerca de una ciudad con mucha población, Kagoshima, aunque si bien es cierto que sus erupciones no son del nivel suficiente como para dañar a la ciudad ni a sus habitantes.

Mauna Loa: Este volcán hawaiano es uno de los más grandes del mundo y también de los más destructivos, con un historial de erupciones muy violento y catastrófico, aunque hace 60 años que no causa ninguna muerte ni erupciones de grandes consecuencias.

Galeras: Está en Colombia y es otro de los más activos del mundo, aunque la ciudad que está más cerca nunca ha sufrido daños a causa de la lava pero sí se ha cubierto de ceniza volcánica cada vez que entra en erupción, lo que obliga a los habitantes a llevar mascarillas para poder respirar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *