Los secretos mejor guardados de los hoteles

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

secretos hotel0
Aunque cada vez hay más personas que optan por métodos de alojamiento no tradicionales, como el intercambio de viviendas, o que apuestan por alternativas económicas, como hostales y campings, lo cierto es que los hoteles siguen siendo los más escogidos entre la gran mayoría de los viajeros, entre otras cosas porque transmiten más confianza. Sin embargo, hay que tener en cuenta que hay muchas cosas que no sabemos sobre ellos, ya que hay gente que se encarga de ocultarlas. Por suerte, también hay personas que quieren contárnoslas.

Ahora, gracias a una encuesta que el diario “The Independent” ha realizado a través de la red social Reddit, hemos descubierto algunos de los secretos mejor guardados de los hoteles. Y es que fueron muchos los trabajadores que contaron sus experiencias sin revelar sus nombres por posibles consecuencias en sus trabajos. ¿Quieres descubrir esos secretos? ¡Pues atento!

Muertes en habitaciones

¿Sabías que los hoteles nunca hablan sobre las muertes que suceden dentro de las habitaciones? ¡Sí! ¡Sí! ¡Tal y como lo estás leyendo! Lógicamente, algunas veces se da el caso de que un huésped muere, mayoritariamente por suicidio, pero los alojamientos procuran mantenerlo en secreto para evitar lo que llaman el “turismo negro”. Esto quiere decir que, además de prevenir la mala fama, pretenden que los viajeros atraídos por los sitios relacionados con la muerte no reserven en sus habitaciones.

secretos hotel1

Rincones sucios

En general, solemos encontrar las habitaciones de los hoteles bastante limpias. Sin embargo, no debemos olvidar que el servicio no dispone de mucho tiempo para limpiar cada habitación, así que hay rincones que acostumbran a estar más sucios de lo que nos gustaría, aunque a primera vista pasen desapercibidos para nuestros sentidos. En la encuesta, algunos empleados aseguraron que los edredones y las colchas no se suelen lavar, ni tampoco se pasa la escoba por debajo de la cama. Por supuesto, suelen pasar de limpiar algunos rincones de difícil acceso.

Famosos

Aunque en algunos programas de televisión dedicados a los viajes hemos podido ver como algunos dueños de hotel presumían de las celebrities que se habían alojado en sus habitaciones, lo normal es que esta información se mantenga en secreto. Los directores suelen ser muy discretos con la llegada de los famosos y, así, evitar que los medios de comunicación puedan agobiarles. De hecho, es normal que en los contratos de los trabajadores haya cláusulas de confidencialidad.

Cancelar una reserva

Lo normal es que los hoteles no devuelvan el dinero al cancelar una reserva en el último momento. Sin embargo, aunque los directores nunca te lo dirán, hay un truco para evitarlo. Es tan sencillo como llamar para retrasar la reserva unos días y, al día siguiente, volver a llamar para cancelar la reserva.

secretos hotel2

Las funciones del portero

Otra cosa que los huéspedes no suelen saber es que los porteros de los hoteles tienen otras funciones además de abrir la puerta. Y es que este tipo de empleados tienen acceso a las lavanderías, las botellas de agua y los tampones. Además, también suelen tener información sobre empresas que realizan excursiones interesantes.

Robos

Cuando nos alojamos en un hotel solemos estar tranquilos de que nuestras pertenecías estarán a salvo. Sin embargo, los robos por parte de los empleados y por otros clientes son más frecuentes de lo que se cree. Por supuesto, también son muchos los huéspedes que se llevan a casa cosas, como toallas, mandos de televisor o reproductores de DVD.

secretos hotel3

Otros secretos

Además de todos los secretos que te acabamos de comentar, hay otras muchas confidencialidades sobre los hoteles. Por ejemplo, algunos empleados aseguran que reciben propinas bastante insólitas, como cheques de restaurante de países lejanos, botellas de vino o entradas para partidos de fútbol. Más desagradable es que te premien con billetes del Monopoly. En cuanto a los vasos de agua del lavabo y los de la cafetera, es mejor evitarlos, ya que no suelen estar muy limpios. Lo mismo ocurre con los controles del televisor, que jamás se limpian.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *