Los 10 pueblos más bonitos de Marruecos

pueblo-azul-Marruecos
Al pensar en Marruecos como destino turístico solemos caer en el error de que solo vale la pena visitar Marrakesh y su famoso Zoco. Sin embargo, el país africano más cercano a Europa tiene mucho más que ofrecer al turista, ya que a lo largo y ancho de su geografía hay pueblos espectaculares.

De los 10 más bonitos te voy a hablar a continuación, así que toma nota si estás pensando en hacer una ruta por Marruecos. Algunos de ellos son de costa y son ideales para relajarse, pero también los hay en el desierto o en plena montaña. ¿Empezamos?

Essaouira

Essaouira
Es un destino que se está poniendo muy de moda en Marruecos, algo que no es de extrañar teniendo en cuenta las playas que hay allí. Te permite huir del insoportable calor que hace en verano dándote un chapuzón en una zona costera por la que se dejaron ver iconos de la música como Jimi Hendrix y Bob Marley. Además, también te recomiendo pasear por sus estrechas calles, lo que te permitirá ver las casas pintadas de color azul y rojo tan características de Essaouira.

Artículo recomendado: 10 lugares recomendados para visitar en Marruecos.

Asilah

Asilah
Situado en la costa norte y bañado por el océano Atlántico, Asilah es un pueblo con mucha historia que se ha convertido en uno de los más frecuentados por quienes buscan unas vacaciones de sol y playa. Sus casas están pintadas de blanco y eso inevitablemente nos lleva a establecer comparaciones con las de las islas griegas. Además, en los meses de agosto tienes la posibilidad de disfrutar del Festival de las Artes que se celebra cada año allí, que como es lógico reúne a importantes músicos y artistas con ganas de demostrar su talento.

Chefchaouen

Chefchaouen
Al norte de Marruecos, en las montañas Rif, este pueblo no pasa desapercibido por la gran cantidad de casas pintadas de color azul y blanco. Por otra parte, hay quienes llegan allí con el deseo de conocer cómo se las gastan en la capital marroquí del cannabis. Las vistas del pueblo son espectaculares desde abajo, pero también desde arriba. Sin duda, un lugar que no deberías dejar de visitar si te encuentras en Tánger, ya que está a poco más de 100 kilómetros de distancia.

Mirleft

Mirleft
Es uno de esos bonitos pueblos costeros que hay en Marruecos, aunque está en el sur y no suele ser tan conocido como los del norte. Eso se traduce en una cantidad de turistas muy inferior y en un paisaje mucho más virgen y desértico. Eso es algo que te agradará si vas buscando tranquilidad, pero también puede decepcionarte si lo que buscas es que haya ambiente. El pueblo en sí es muy tradicional y en su casco antiguo encontrarás muchas más opciones de alojamiento que a primera línea de mar.

Al Hoceima

Al-Hoceima
Al Hoceima es perfecto para quienes no quieren resolver el dilema de playa y montaña, ya que tiene ambas cosas. Está enganchado a las montañas Rif y cuenta con calas aisladas en las que disfrutar de un baño en aguas cristalinas. Puedes llegar hasta allí por una carretera costera desde Tetuán o Chefchaouen.

Merzouga

Merzouga
Es un pequeño pueblo situado en el desierto, a las afueras de Erg Chebbi. Podríamos decir que es la puerta de entrada al corazón del enorme desierto del Sáhara, un lugar donde sentirse como un auténtico beduino. La opción de moverse a los lomos de un camello es la más recomendable de todas, ya que las dunas y el intenso calor no propician un agradable paseo a pie, sino más bien todo lo contrario.

Artículo recomendado: La Estructura de Richat, un ojo de buey en el desierto del Sáhara.

Ifrane

Ifrane
Este pueblo es probablemente el más curioso de todo Marruecos. ¿Por qué? Pues porque es una imitación de un típico pueblo de montaña suizo. Es muy moderno y está situado en la cordillera del Atlas, lo que explica que de vez en cuando se produzcan nevadas que le asemejan todavía más a un pueblo de Suiza. Además de sorprender por la arquitectura de sus casas, también llama la atención la gran cantidad de parques y jardines que hay en Ifrane.

Sidi Kaouki

Sidi-Kaouki
Este otro pueblo de costa está a unos 30 kilómetros de Essaouira y se caracteriza por ser muy frecuentado por familias marroquíes que quieren pasar sus vacaciones de verano cerca de la playa. Si eliges el norte te bañarás en playas de rocas, mientras que en el sur te esperan playas de arena que son más aptas para el baño, pero que no son ni tan vírgenes ni tan salvajes. Eso sí, ten en cuenta que el viento suele soplar con fuerza por la tarde, así que es recomendable que vayas por la mañana.

Jebel Toubkal

Jebel-Toubkal
Este pueblo está situado en el pico más alto de Marruecos. De hecho, es el pueblo que está a más altura de todo el norte de África. Son nada más y nada menos que 4.167 metros de altura por estar en lo más alto del macizo del Atlas. Se puede llegar a Jebel Toubkal y volver a Imlil en un día, aunque lo más recomendable es tomárselo con calma y emplear dos o tres días.

Saïdia

Saidia
Por último, y no por ello menos importante, Saïdia te ofrece la posibilidad de disfrutar del mar Mediterráneo al estar en la frontera que divide Marruecos y Argelia. Allí hay una reserva natural de aves y unas playas que justifican cualquier viaje. Además, tienes la posibilidad de degustar el mejor marisco de la zona en algunos de sus restaurantes.

Artículo recomendado: Las ciudades más importantes de Marruecos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *