Las ciudades más importantes de Rumanía

Rumania-ciudad
Que no esté destacado en la mayoría de escaparates de las agencias de viajes no significa que Rumanía sea un país que no merece la pena visitar. Todo lo contrario. Hay ciudades preciosas, como es el caso de la conocida Bucarest.

De las más importantes te voy a hablar en este artículo, así que te recomiendo prestar atención para elaborar una ruta que te permita visitarlas todas. ¿Empezamos?

Bucarest

Bucarest
Es la capital y la ciudad más grande de Rumanía, un lugar que tiene el privilegio de ser considerado como “la pequeña París“. Está repleta de centros comerciales, su arquitectura es sorprendente, hay parques y jardines por todas partes, museos de prestigio, tiendas de las principales marcas de lujo… De hecho, hasta hay un montón de planes de ocio nocturno para no aburrirse a ninguna hora. Sus más de 2 millones de habitantes están orgullosos de formar parte de una urbe que sorprende a los turistas, ya que normalmente la visitan con pocas expectativas y se van con muy buen sabor de boca.

Cluj-Napoca

Cluj-Napoca
Con algo más de 350.000 habitantes, Cluj-Napoca podría decirse que es la segunda ciudad más importante de Rumanía. Es muy antigua, pero se nota que su alma es joven. Está en el corazón de Transilvania (es su antigua capital) y tiene una historia que querrás conocer, además de 11 universidades que explican por qué en 2015 fue elegida como Capital Europea de la Juventud. Te recomiendo pasear por sus calles y detenerte en sus plazas para contemplar edificios influenciados por la arquitectura húngara, como es el caso del Palacio Bánffy, que es de estilo barroco y data del siglo XVIII.

Timisoara

Timisoara
Timisoara es una ciudad importante por algo más de su ubicación (está en la frontera que separa Rumanía de Hungría y Serbia). En ella viven algo más de 300.000 habitantes que presumen de patrimonio, especialmente cuando se trata de visitar su antiguo casco histórico. Se la conoce como “la pequeña Viena” porque está repleta de museos y galerías de arte, además de contar con muchas zonas verdes como ocurre en la capital de Austria.

Iasi

Iasi
Está muy cerca de la vecina Moldavia. También tiene más de 300.000 habitantes y hay que decir que entre 1916 y 1918, en plena Primera Guerra Mundial, fue la capital de Rumanía tras la ocupación austrohúngara. Allí se levantó la primera universidad del país, aunque aparte de ser conocida por ello también se la considera una potencia industrial. Te recomiendo visitar el barrio de Ticau, que está en una colina denominada Iasi y se caracteriza por sus calles estrechas, por el buen ambiente que se respira y por los edificios antiguos que lo integran.

Constanza

Constanza
Ronda los 300.000 habitantes y es otra ciudad que merece la pena visitar. Constanza tiene puerto y mucha historia detrás, motivo por el cual a nadie le extraña que todavía sean visibles algunas de las edificaciones que crearon los griegos cuando pasaron por allí. Es un importante centro cultural y económico que tiene el privilegio de contar con el cuarto puerto de Europa tras los de Rotterdam, Amberes y Marsella.

Craiova

Craiova
Menos de 300.000 habitantes viven en Craiova, una ciudad que también presume de universidad y que da cobijo a importantes empresas de sectores como el alimentario, el químico o el de la construcción, motivo por el cual no es difícil encontrar trabajo allí. Eso sí, la proliferación de fábricas que el río Jiu, que le acompaña por toda su geografía, ya no sea lo que era.

Brasov

Brasov
Pese a no contar con tantos habitantes como las anteriores, Brasov es una ciudad muy visitada por los turistas por su cercanía al Castillo de Bran, también conocido como Castillo de Drácula. Solo está a 25 kilómetros de distancia y eso hace que los más curiosos decidan pasar una o dos noches allí. Además, en Brasov está una de las mejores estaciones de esquí de Rumanía, la estación de esquí de Poiana.

Artículo recomendado: Los castillos más bonitos de Europa.

Galati

Galati
Con unos 250.000 habitantes, Galati tiene la suerte de descansar a orillas del río Danubio, motivo por el cual se ha convertido en un importante puerto fluvial situado muy cerca de la frontera con Moldavia. Allí se encuentra la planta de producción de hierro y acero más grande del país, además de un astillero enorme con buen acceso al Mar Negro. También hay una universidad, que es pública y abrió sus puertas por primera vez en 1974.

Ploiesti

Ploiesti
Terminamos el repaso a las ciudades más importantes de Rumanía con otra localidad que ronda los 250.000 habitantes. Ploiesti está relativamente cerca de Bucarest (56 kilómetros al norte) y es conocida como “la capital del oro negro“. Dicho apodo se lo debe a sus cuatro refinerías y a otras industrias que están estrechamente relacionadas con la extracción y el tratamiento del petróleo. En 1940 sufrió un grave terremoto, y años más tarde no pareció recuperarse por culpa de los ataques que sufrió al convertirse en una fuente de petróleo para la Alemania nazi. Las fuerzas anglo-estadounidenses la bombardearon y cayó en manos soviéticas en 1944.

Artículo recomendado: Los pueblos más bonitos de Rumanía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *