De compras en Amsterdam

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Uno de los grandes paraísos europeos para los amantes de las compras es Amsterdam, una ciudad en la que puedes encontrar de todo y repartido por boutiques, tiendas, vendedores ambulantes, mercadillos, fábricas y cualquier establecimiento que te puedas imaginar. Por supuesto, las flores son una de las cosas que más se venden, aunque los quesos están muy cerquita en el ránking. Lo mejor es que puedes encontrar de todo en el centro de la ciudad, así que no tendrás que hacer grandes desplazamientos, en un simple paseo tendrás todo a tu alcance.

Así pues, si quieres ir de compras por Amsterdam te recomiendo que te hagas con algún hotelito que esté en el centro ya que así podrás llegar a pie a todas partes, hay muchos a buen precio así que es genial para no tener que depender del transporte público. Zonas como la de los canales principales, la Leidsestraat o el barrio de Jordaan están repletas de cafés, restaurantes, boutiques, tiendas, galerías de arte, joyerías, floristerías, etc.

En el distrito de los museos, en donde puedes encontrar el Rijksmuseum, el Van Gogh y el Stedelijk es también el lugar en donde está la mayor parte de las tiendas de lujo de Amsterdam, además de tiendas de diseño donde encontrarás artículos realmente alucinantes, especialmente en la P.C. Hooftstraat, que es la calle más elegante y exclusiva de la ciudad y en la que podrás encontrar tiendas de Louis Vuitton, Chanel, Ralpf Lauren, DKNY o Tommy Hilfiger entre otras.

Las dos calles más importantes en el centro de la ciudad para compras son Kalverstraat y Leidsestraat, en donde encontrarás tiendas como H&M, Zara, Miss Sixty, Mexx, Karen Millen o Filippa K. Si te gustan las antigüedades, tienes la Spiegelkwartier, también en el centro y en donde encontrarás más de 70 tiendas o galerías de arte y antigüedades y en las que puedes encontrar espectaculares colecciones de cerámicas, vidrios, pinturas, muebles, joyas, artículos tribales y todo lo antiguo que te puedas imaginar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *