Los lugares que más odian a los turistas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Barcelona
¿Sabías que del negocio turístico vive más del 11% de la humanidad? Pero más allá del factor económico, el turismo aporta beneficios como el intercambio de ideas y de mestizajes. Sin embargo, como todo en esta vida, también tiene sus contras. En este sentido, es importante tener en cuenta que la llegada descontrolada de turistas puede acabar con la cultura local, encarecer los alquileres, multiplicar los pisos turísticos, transformar los centros urbanos… Por eso, en muchos lugares del mundo empieza extenderse el odio hacia el turista.

The Independent ha elaborado una lista de ocho lugares que odian a los turistas. Y aunque parezca, extraño, Venecia, una ciudad que ya ha reclamado en diferentes ocasiones que dejen de llegar visitantes, no aparece en el ranking del diario británico. La que sí que aparece es Barcelona, que ya empieza a rechazar a los turistas. ¡Te hablamos sobre todos los lugares de la lista a continuación!

Islas Koh Khai, Tailandia

Koh-Khai
En primer lugar, The Indpendent nos habla de las islas Koh Khai, que se encuentran en Tailandia. Desde mayo de 2016 las excursiones a este territorio están estrictamente prohibidas. Y es que por culpa de la presencia de turistas, las islas presentaban un alto grado de deterioro medioambiental. De hecho, uno de los principales objetivos del gobierno tailandés es proteger los arrecifes de coral.

Bután

Butan
En Bután también han tomado la decisión de regular el turismo, que comenzó en 1974, con el objetivo de preservar el paisaje virgen y su cultura única. Así, no solo está restringido el número de turistas, sino que la mayoría de visitantes tienen que pagar 250 dólares diarios. Eso sí, este precio incluye alojamiento, transporte y guía.

Barcelona, España

Barcelona1
Como te hemos comentado antes, Barcelona también está presente en esta lista. Cuando Ada Colau, la primera mujer alcaldesa de Barcelona, llegó al poder en 2015, dejó claro que no quería que la ciudad se convirtiera en “una tienda de recuerdos barata”. De hecho, durante su mandato está congelando licencias para todos los nuevos hoteles y apartamentos de alquiler. Además, la alcaldesa ha propuesto limitar el número de visitantes e introducir un nuevo impuesto turístico.

Ámsterdam, Países Bajos

Amsterdam
Tal y como explica The Independent, Frans van der Avert, director ejecutivo de marketing de Ámsterdam, comentó el otro día que “las ciudades están muriendo por el turismo”. Por supuesto, también se refería a la capital holandesa. En realidad, lo que pretenden en la ciudad es aumentar el turismo de calidad, “personas que estén interesadas en la ciudad, no que la quieran como telón de fondo para una fiesta”.

Fuentes termales de Japón

Onsen
También aparecen en la lista los onsen, fuentes termales tradicionales de Japón, ya que en la mayoría prohíben la entrada a las personas que llevan tatuajes, algo que está mal visto en la cultura japonesa.

Santorini, Grecia

Santorini
Volvemos a Europa para hablarte de Santorini, una de las ciudades más visitadas de Grecia. En 2016 llegaron demasiados turistas a través de los cruceros, así que las autoridades han limitado el número de visitantes a 8.000 (el año pasado llegaron más de 10.000 turistas).

Cinque Terre, Italia

Cinque-Terre
Otro rincón europeo que aparece en el ranking de The Independent es Cinque Terre, una hermosa zona costera que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Al parecer, las autoridades planean limitar el número de turistas a 1,5 millones anuales.

Arlington, Texas (Estados Unidos)

Arlington
Por último, debemos hablar de Arlington, una ciudad situada en Texas, Estados Unidos. El diario británico la ha incluido en esta lista porque un estudio realizado en 2015 por la compañía de aviación Stratos Jets, concluyó que en este lugar los ciudadanos eran muy hostiles con los visitantes.

Artículo recomendado: Un mapa que muestra los países más peligrosos del mundo para los turistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *