Curiosidades sobre el desierto del Sáhara

Sahara
Cuando a uno le piden que diga el nombre de un desierto, lo más normal es que se le venga a la cabeza el del Sáhara. Es el más famoso del mundo y la verdad es que no me extraña, ya que entre otras cosas tiene el privilegio de ser el más grande que hay en el planeta.

A continuación voy a contarte esa y otras curiosidades que te permitirán conocerlo mucho mejor.

Los oasis no son una leyenda urbana

Hay kilómetros y kilómetros de arena en los que no es nada recomendable perderse, aunque por suerte también existen oasis en los que puedes reponer fuerzas. Los acuíferos subterráneos del lugar han hecho posible que haya oasis como los de Bajariya, Gardaya o Awbari, que vendrían a ser como estaciones de servicio para quienes llegan con la cantimplora vacía.

Es el desierto más grande del mundo

Como he comentado anteriormente, el Sáhara es el desierto más grande del mundo con algo más de 9.065.000 kilómetros cuadrados. Ocupa casi toda la zona de África del Norte y es casi tan grande como Estados Unidos o China.

extension-Sahara

Ha llegado a nevar sobre su arena

Parece que sea imposible, pero lo cierto es que en ocasiones ha nevado en el Sáhara. Por ahora solo ha sucedido en las dunas de Aïn Séfra, que es una ciudad argelina en la que se registran temperaturas bastante bajas por la noche. Ocurrió en 1979 y 2016.

La leyenda de Merzouga

Existe una leyenda que habla de Merzouga, un pueblo marroquí cerca de la frontera con Argelia en el que dicen que hace muchos años ocurrió algo que todavía resuena. Una mujer y su hijo pedían ayuda mientras los habitantes del pueblo celebraban una fiesta. Nadie les ayudó y acabaron muriendo. Al cabo de un tiempo, una gran tormenta de arena cubrió el pueblo y desde entonces dicen que a mediodía se escuchan gritos entre las dunas. ¿Será verdad?

Es fácil encontrar pinturas rupestres

Quienes vivieron en el Sáhara hace mucho tiempo se refugiaban en cuevas y aprovechaban su tiempo para grabar dibujos de personas y animales, algo que se puede apreciar perfectamente en la meseta de Gilf Kebir, que se encuentra en Libia y Egipto.

pinturas-rupestres-sahara

Un lago salado

Chott el Djerid es el nombre de un enorme lago salado de 7.000 kilómetros cuadrados (20 kilómetros en su parte más estrecha y 250 kilómetros de longitud) que se encuentra en Túnez. Solo tiene agua durante la época de lluvias y el agua se evapora fácilmente en verano, ya que se alcanzan temperaturas máximas de 50 °C. Por eso en verano está completamente seco.

Pirámides en Sudán

A pesar de que todos conocemos las pirámides de Egipto, hay que decir que en Sudán también hay pirámides. En total hay unas 250 y son bastante más pequeñas que las de Guiza. Las construyeron los kushitas entre el 260 a. C. y el 300 d. C.

El zorro más pequeño del mundo está en el Sáhara

El zorro del desierto, también conocido como fénec, es un animal que hace vida por la noche en refugios subterráneos. Tiene unas grandes orejas que le sirven como sistema de ventilación y refrigeración de la sangre para soportar las condiciones extremas del desierto.

fenec-Sahara

El escenario de algunas películas famosas

En el desierto del Sáhara se han grabado escenas de películas tan conocidas como «En busca del arca perdida» con Indiana Jones correteando. También hay que mencionar Tataouine, en Túnez, que se ha dejado ver en «La Guerra de las Galaxias».

Un desierto blanco en Egipto

En Egipto, además de las pirámides, uno puede contemplar la belleza del desierto blanco que se ha formado gracias al color de las piedras calizas, no porque haya caído nieve o porque esté helado. Además, la erosión provocada por el fuerte viento ha hecho que tenga formas curiosas.

La resistente rosa de Jericó

Si eres de los que no pueden tener plantas en casa porque no tienes tiempo para regarlas, puede que la rosa de Jericó del desierto del Sáhara esté hecha para ti. Cuando se seca sus ramas se contraen y pueden permanecer cerradas y secas durante muchos años. Eso hasta que encuentran agua y humedad, ya que en ese momento retoma su forma original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *