Viajar de safari por la sabana de Kenya

Kenya, país de Africa del Este, es una antigua colonia británica. El país obtuvo su independencia el 12 de diciembre de 1963 bajo el impulso de su liberador, Jomo Kemyatta, quien asumió la presidencia de la república un año después.

Lugares como Kenya son preferidos por los turistas para ver en directo grandes animales. Gracias a su privilegiada situación consta con un gran número de reservas naturales y parques que permiten al visitante ver elefantes, leones, jirafas, búfalos, leopardos, guepardos, rinocerontes, cebras, gacelas, antílopes, flamencos y un increíble número de animales que viven en libertad, que mucha gente sólo logra conocer en los zoológicos de las grandes ciudades.

Los safaris en Kenya suelen hacerse en dos modalidades: Una muy económica, en tiendas de campaña y con vehículos de ocho personas y otras más costosas: En lodges, que son alojamientos en medio de los parques con comodidades comparables a hoteles de 5 estrellas, y con grandes vehículos todoterreno. Los precios fluctúan entre los 60 dólares el día y otros unas diez veces más.

El monte Kenya, punto culminante del país, se eleva a 5199 metros y tiene, por su parte, la característica de conservar nieves eternas en su cima.
Vaya de compras en Mombasa. Biashara Street es uno de los mejores lugares para comprar tejidos kikoi y changa; el principal mercado de la ciudad es Makupa Market, cerca de Mwembe Tayari, y hay un mercado flotante en Tudor Creek, al norte de la ciudad.
Practique submarinismo, buceo, vela, esquí acuático, natación o surf en Coral Coast, al norte y sur de Mombasa. Las reservas más populares son Bamburi, que está llevando a cabo un proyecto para proteger los lugares donde anidan las tortugas, Kikambala, Kilifi, Malindi, Nyali, Shanzu, la isla de Lamu y la isla de Wasini.

El turismo es la principal fuente de ingresos, aunque tiene la industria más diversificada de África Oriental. Cultivos (30% del PIB): destacan el café y el té. El principal puerto del país es Mombasa. La cultura de Kenia es muy diversa dadas las enormes diferencias entre los distintos grupos étnicos que conviven en el país. La influencia de la colonización británica se manifiesta sobre todo en el uso extendido de la lengua inglesa en los ámbitos tanto comercial como cultural.

En Kenia el clima es húmedo tropical con una estación de lluvias entre marzo y mayo y otra, entre octubre y diciembre y una estación seca. Las temperaturas van desde los 30 grados de máxima y los 12 de mínima. En algunas zonas del noroeste se pueden alcanzar los 40 grados centígrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *