Viajar a Sao Paulo


Sao Paulo se caracteriza por estar convirtiéndose en un gran centro cultural que nadie debe dejar de visitar. La gastronomía y el cosmopolitismo convierten a esta megalópolis en una experiencia urbana espectacular. La ciudad no posee el ritmo de la samba de Río de Janeiro o las playas, pero esta metrópoli de rascacielos de interiores habitada por más de 20 millones de habitantes, es el verdadero centro económico y de negocios de Brasil.

Las favelas y la lentitud del tráfico, hacen que muchos se planten pasar allí demasiados días. Sin embargo, los barrios centrales de Sao Paulo, representan una amalgama rica y vibrante en continuo plagados de comunidades de emigrantes japoneses, italianos y libaneses. Los visitantes pueden explorar con seguridad unos barrios diferentes y únicos todos los días a través de un sistema de trenes subterráneos impresionante.

Las exposiciones de arte están en constante evolución y multitud de museos esperan a los turistas para seguir dando la reputación a la ciudad de capital cultural de América Latina. Mientras, miles de restaurantes satisfacen todos los caprichos y gustos: desde sushi a la pizza o hasta ricos y típicos platos de la zona. Los bares abren durante toda la noche los siete días de la semana.

Una visita imprescindible es la que hay que realizar a la Catedral Metropolitana de Sao Paulo. Es una reproducción de una catedral gótica de grandísimas dimensiones. En su interior, pueden acudir a Misa 8.000 feligreses. También se pueden contratar una serie de tours que te llevarán a la cripta donde se encuentran los restos del Jefe Tibiriçá, el primer ciudadano de Piratininga (antiguo Sao Paulo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *