Un paseo por los canales de Ámsterdam

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Una de las ciudades más bonitas y cuidadas de Europa es Ámsterdam, capital holandesa que en cierta medida recuerda a Venecia por la gran cantidad de canales que tiene por toda la ciudad y que le dan un toque tan especia y mágico que muy pocas ciudades consiguen tener. Aunque en otras ocasiones ya te hemos hablado de esta ciudad, hoy me gustaría centrarme en los canales que tiene.

En Ámsterdam hay unos 160 canales que se extienden unos 75 kilómetros alrededor de la ciudad y con 1.500 puentes que se cruzan con ellos, todo un espectáculo paisajístico. Los primeros canales se hicieron para el transporte de defensa en el siglo XVII y fueron creando varios para poder envolver el centro de la ciudad y que estuviera bien custodiado.

El canal Grachtengordel es uno de los que más recorren todos los que visitan la ciudad, algo que puedes hacer dando un paseíto en bote para disfrutar de todo el entorno y de la característica arquitectura de la ciudad. Este fue además el primero en existir y estuvo solo durante 50 años, que fue lo que tardaron en comenzar una segunda fase de canales con el Keisersgracht y el Prinsengracht. Poco a poco fueron llegando todos los demás para poder conectar la ciudad con múltiples canales por todas partes.

Un crucero por cualquier canal será una oportunidad de oro para poder descubrir toda la ciudad desde otra perspectiva, además de que en muchos de estos cruceros puedes almorzar o cenar a bordo para que la experiencia sea completa. Si tienes ocasión te recomiendo que elijas un crucero de noche o simplemente un paseo en barco pero por la noche para poder disfrutar de toda la ciudad iluminada, una maravilla de contraste con el agua de los canales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *