Rocky Mountaineer: el tren que te muestra la belleza natural de Canadá

Rocky-Mountaineer-Canada
Elegir Canadá como destino turístico es todo un acierto. Lo es porque es un país tan grande como la belleza de sus montañas, lagos y cañones. Por eso no son pocas las personas que deciden emprender un viaje más allá de Estados Unidos con el objetivo de fundirse con la naturaleza.

Además de visitar los pueblos más bonitos de Canadá, lo cual es muy recomendable, merece la pena subirse a un tren con el que te empapas de toda esa esencia natural recorriendo kilómetros y kilómetros con toda la comodidad del mundo y disfrutando de unas vistas privilegiadas. ¿Su nombre? Apúntalo bien: Rocky Mountaineer.

Las mejores vistas de Canadá

Cada día recorre unos 450 kilómetros durante el día. De hecho, es un tren repleto de cristaleras que te permite verlo todo desde el asiento, motivo por el cual solo está en funcionamiento durante los meses con más luz del año, que van de abril a octubre.

Puedes reservar un viaje en el Rocky Mountaineer con una duración de entre 4 y 14 noches, motivo por el cual cada billete incluye un servicio de cocina gourmet para los desayunos y las comidas. La carta está repleta de productos locales y la elaboración de los platos corre a cargo de chefs galardonados, así que no son cualquier cosa. Todo ello aderezado por los mejores vinos de la Columbia Británica.

Rocky-Mountaineer-interior

Cuatro fantásticas opciones

Durante la noche te despides del tren y duermes en hoteles. Antes de que eso pase, empiezas la aventura en función de una de las cuatro grandes rutas disponibles: Coastal Passage, Rainforest to Gold Rush, Journey Through the Clouds o First Passage of the West.

Coastal Passage es la que te lleva por la costa del Pacífico, así que es la más recomendable para los amantes de las playas. Empiezas en Seattle, pasas por Vancouver y terminas en Lake Louisse o Banff.

Rainforest to Gold Rush arranca en Vancouver y te lleva hasta Jaspe, y en esta ocasión, como su propio nombre indica, el trayecto te permite explorar la selva tropical canadiense, incluyendo platos fuertes como el Fraser Canyon, la Gold Pan City (Quensel) y los ranchos de Cariboo Plateau.

Rocky-Mountaineer-lago
Journey Through the Clouds es el que te lleva más arriba, ya que atraviesa las Montañas Rocosas de Canadá. Y por último, y no por ello menos recomendable, la ruta First Passage of the West es la más auténtica de todas, puesto que pasa por túneles en espiral para mostrarte la ruta histórica del Canadian Pacific Railway.

Mucho más que un viaje en tren

No solo tendrás que elegir las rutas, sino que también podrás elegir las actividades, los hoteles y los recorridos que quieres llevar a cabo. ¿A qué me refiero? Al viaje en helicóptero que puedes reservar, a una visita al Parque Nacional de Yoho, al teleférico de Banff o al tour más demandado: el que te permite avistar ballenas.

A continuación puedes ver un vídeo de la ruta First Passage to the West que te pondrá los dientes largos.

Artículo recomendado: Las 10 ciudades más bonitas de Canadá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *