Qué comer en Alemania

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Uno de los países europeos más visitados es Alemania, que tiene un gran número de ciudades y pueblos de muchísimo interés y que te ofrecen diversas opciones turísticas. Eso, unido a los excepcionales paisajes naturales, hace que viajar a este país sea una auténtica maravilla. En varias ocasiones os hemos recomendado en VuelaViajes varios destinos alemanes, además de monumentos o museos que merece la pena visitar.

Hoy me gustaría centrarme en un aspecto muy importante en el viaje a cualquier lugar: la comida. Cuando se viaja al extranjero siempre se quiere probar lo mejor de la gastronomía local, una experiencia también muy enriquecedora y con la que se pueden descubrir auténticos manjares. Toma nota de lo más importante que debes saber para comer en Alemania:

– Los alemanes son muy respetuosos con su alimentación y con el horario de la misma. Los desayunos son muy abundantes, como en el Reino Unido, y suele tomarse café o té acompañado de tostadas, huevos, embutidos o queso. Un desayuno muy copioso para afrontar el día con mucha energía.

– En cuanto al almuerzo, un plato indispensable en cualquier menú es la sopa, especialmente las típicas alemanas que son sopas dulces con vino blanco, cerezas y mirtos. La gran estrella de esta comida del día es un plato que tiene carne, guarnición de verduras, patatas y col. Para el postre, lo más consumido es la fruta pero cocida en vez de al natural. El postre típico es el puding de vainilla.

– En la cena es donde se consumen las comidas más típicas de Alemania, especialmente el abendrot y que es una cena fría con varios tipos de pan, mantequilla, huevos, embutidos, queso y tomate natural.

– No puedes dejar de probar las clásicas salchichas alemanas, que es el alimento más consumido del país en cualquiera de sus ciudades. Las más famosas son la landleberwurst (salchicha de hígado rellena de trozos de tocino) y la feine leberwurst (puede ser de hígado de ternera, de cerdo o de pato).

– En regiones como Westfalia te encuentras con las mejores delicias gastronómicas del país. Los platos típicos de esa zona son los grosse Bohnen mit Speck (habas con tocino) y el ptetferpotthast (un plato muy picante con trozos de ternera hervida y con todo tipo de especias). Una de las especialidades más importantes de esta zona y que se extiende a todo el país es el knödeln, un pastel de gran tamaño con patata rallada, migas de pan y trozos de tocino que se sirven con un jarrete de ternera.

– En Berlín también hay muchos platos propios, como los Eisbein mit sauerkraut, que son jarretes de cerdo con guarnición de coles, o el löffelerbsen mit Speck, un puré espeso de guisantes secos con picatostes y tocino. Como puedes ver, el tocino se utiliza en muchos platos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *