Ocho lugares que no puedes perderte en Groenlandia

groenlandia
Groenlandia es un destino que no suele ser muy habitual. Aunque si estás pensando en huir de las elevadas temperaturas de estos días y ver algo diferente, es un lugar ideal. Y máxime si te gusta el hielo –cubre alrededor del 70% de la superficie, la historia y las tradiciones. Si es así, no pierdas tiempo y empieza a planificar el viaje antes de que el deshielo producido por los efectos del cambio climático y el calentamiento global cambie el paisaje por completo. Dentro de esta isla, hay muchas cosas que ver y hacer, pero para un primer viaje hay ocho lugares que no puedes perderte.

Qeqetarsuaq

Groenlandia tiene diversos pueblos distribuidos por su superficie. En algunos de ellos, la pesca es la principal actividad. Dentro de este grupo, uno de los más bellos es Qeqetarsuaq, que está situado en el otro lado de la conocida bahía de Disko.

Además de la belleza del pueblo, es un lugar ideal para dar un paseo en un barco de pescadores o en una lancha para ver de cerca los icebergs que hay en la zona, aparte de poder avistar ballenas de Minke, que tienen particularidades como la cabeza de arco. Es habitual verlas en verano, época del año en la que es frecuente que sean más accesibles porque recurren a la zona para alimentarse.

Ilullisat

Ilullisat es otra de las localidades que no puedes perderte en el viaje a Groenlandia. Para muchos es el municipio más bello. Este pueblo, que también es pesquero, está situado en la desembocadura del Icefjord, que es un glaciar por el que salen anualmente más de 20.000 toneladas de hielo en forma de icebergs a la bahía de Disko.

groenlandia
Sin duda, todo un paisaje único en el que, igualmente, es posible ver ballenas en las islas de hielo, que van cambiando su ubicación en tan apenas una hora. Para visitar esta zona, es mejor acudir en verano porque, en otra estación, es bastante inaccesible. No obstante, si no se puede ir en barco, siempre está la opción de caminar por la morrena del glaciar, aunque siempre con mucho cuidado.

Qassiarsuk

Otro de los lugares con mucho encanto en Groenlandia es Qassiarsuk, que es conocido por ser un asentamiento inuit en el que se halla la primera iglesia cristiana de Groenlandia.

Además, allí también se conserva una réplica de la casa una casa vikinga del siglo XI, así como la estatua de Leif Eirkson, conocido como Erik el Rojo, quien fue el vikingo que impulsó la colonización de Groenlandia en el año 982 por parte de los islandeses.

Tasiilaq

E imposible irse de Groenlandia sin visitar Tasiilaq, una localidad que es de las menos habitadas de la isla porque los hielos la cubren durante seis meses al año. Allí se puede disfrutar del entorno más natural y salvaje y realizar diferentes deportes de aventura o bien senderismo.

Poblados

Bajo del nombre de Hvalo, se encuentra una antigua granja vikinga, que perteneció a una familia muy poderosa, que llegó incluso a tener una iglesia propia. Aunque ahora son ruinas, los restos permiten ver cómo era la vida de los islandeses colonos. Además, se puede disfrutar de un precioso paseo por el entorno, destacando su bahía y los senderos.

Y otro antiguo poblado que merece la pena ver es Igaliku. Este poblado ceremonial vikingo es de los más pintorescos. Allí están ruinas de la iglesia medieval y conocer la sede del primer arzobispado cristiano en la isla.

Glaciares

Aparte de las localidades, Groenlandia merece la pena ser visitada por sus glaciares. Dentro de ellos, destaca el Glaciar Qaleragdlit, que es uno de los más espectaculares del sur de la isla. También es uno de los más accesibles.

Y, aunque no es exactamente un glaciar, el fiordo Tasermiut es otro de los puntos de interés de Groenlandia porque está rodeado de torres de roca negra y grandes paredes verticales, que son ideales para la escalada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *