Los mejores planes para hacer en Praga

Praga-de-noche
Praga, la capital de toque medieval de la República Checa, es una de las ciudades más bonitas y enigmáticas de Europa y, por eso mismo, merece la pena exprimirla al máximo. Para sacarle todo el partido, aquí tienes algunos de los mejores planes que puedes hacer en esta ciudad centroeuropea.

Paseo turístico por la ciudad

Una de las mejores maneras de conocer la ciudad es hacer un free tour en Praga con GuruWalk. La oferta de paseos es muy variada y completa y todas las visitas son en español y guiadas por licenciados en Historia o en Historia del Arte, para que no pierdas detalle de lo más interesantes de la ciudad: su archifamoso castillo, el puente de Carlos, la Ciudad Vieja –Stare Mesto-, el barrio judío de Josejov, la Ciudad Nueva –Nova Mesto-, la Casa Danzante de Frank Gehry… Hay mucho que ver en Praga y un free tour te acerca sus lugares imprescindibles.

La gastronomía checa

Visitar un país exige probar su gastronomía. No puedes volver de Praga sin degustar el vepro-knedlo-zelo, cerdo asado con pasta; el svícková, lomo marinado; el spanelsky ptácek, un rollo de carne rellena; la kulajda, una sopa de puré de patatas; o los knedlíky, unas albóndigas de harina.

Prueba una de las muchas cervezas checas

En Praga es de obligado cumplimiento beber las cervezas checas, la bebida estrella del país y una de sus señas de identidad.

Los amantes de la cerveza se volverán locos en Praga, donde podrán saborear desde cervezas más conocidas y “normales”, como la Urquell Pilsen o la Budejovicky Budvar, hasta otras mucho más estrambóticas y arriesgadas, como la Svatý Florián con sabor a carne ahumada y almendras o la Porter de Pardubice que sabe a chocolate. Estos son solo algunos ejemplos de las muchas cervezas que encontrarás en Praga y la República Checa.

Por supuesto, no puede faltar la visita a U Fleku, la cervecería más antigua de la ciudad, en activo, nada más y nada menos, que desde 1499.

Recorrido nocturno Los Fantasmas de Praga

Puedes aprovechar la noche para realizar una ruta fantasmagórica. Praga es una ciudad misteriosa y enigmática que esconde un pasado oscuro y nada agradable, lo que hace sobre ella se hayan disparado las supersticiones y las leyendas relacionadas con los fantasmas. Creas o no en los espíritus y las energías provenientes del más allá, experimentarás una visita peculiar en la que vivirás sensaciones “diferentes”.

Obecní Dum

Obecní Dum es la Casa Municipal de Praga. Un edificio art noveau en el que también se dan conciertos –la música está muy presente en la capital checa- y que rezuma cultura por todas partes. Además, su cafetería tiene un fantástico café y unos pasteles deliciosos que hay que probar.

Espectáculo de teatro negro

El teatro negro de Praga se ha hecho mundialmente conocido. Se trata de espectáculos mudos que se realizan en un escenario negro en el que se utilizan luces y sombras que crean imágenes atractivas y sorprendentes.

Concierto en el palacio Lobkowicz

El palacio Lobkowicz, de arquitectura barroca, se encuentra en la zona del castillo y data del siglo XVI. En el año 2007 pasó a ser un museo en el que se pueden apreciar obras de reputados artistas como Brueghel “el Viejo”, Canaletto o Velázquez y también manuscritos originales de composiciones musicales de grandes nombres como Beethoven, Haydn o Mozart. Con semejante muestrario de compositores es de obligado cumplimiento asistir a un concierto en este palacio. Todos los días ofrece a las 13:00 horas un concierto de música clásica.

Bares y discotecas del centro

Praga es una ciudad que tiene una gran vida nocturna. Si te sientes con ánimo y el cuerpo te pide calle, no puedes dejar pasar la oportunidad de salir por la zona de la Torre del Reloj y los alrededores del puente de Carlos, repletos de bares y discotecas, como Karlovy Lazne o Golden Tree Prague.

La torre Petrín y el Laberinto de los Espejos

La mejor vista panorámica de la ciudad se encuentra en la torre Petrín, una versión en miniatura de la torre Eiffel que se encuentra en una colina muy próxima al castillo. En la zona está ubicado el Laberinto de los Espejos, un magnífico pasatiempo al que acudir con los más pequeños y en el que los niños disfrutarán viendo su reflejo deforme en el entramado de espejos convexos.

Campo de concentración de Terezin

60 kilómetros al norte de Praga puedes visitar el campo de concentración de Terezin, un recordatorio necesario de la barbarie y la vileza del ser humano. No es Auschwitz ni Mauthausen, pero sigue siendo un terrorífico lugar que nunca debió existir y en el que reflexionar sobre la condición humana.

Excursión al balneario de Karlovy Vary

A unas 2 horas de viaje al oeste de Praga se encuentra la ciudad balneario de Karlovy Vary, una de las más conocidas del mundo desde que a finales del siglo XIX y principios del XX fuera destino predilecto de una gran cantidad de artistas centroeuropeos. Un lugar perfecto para resetear el cuerpo y el alma de los avatares del día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *