Los mejores parques de atracciones de Holanda


Cuando nos vamos de vacaciones, cada uno tenemos nuestros gustos. Hay quien quiere destinar gran parte de su tiempo a estar en una playa, quien prefiere visitar museos, conocer pequeños pueblos, ir a divertirse a un parque de atracciones… afortunadamente, propuestas hay a millones en todo el mundo, lo que hace que siempre vayamos a encontrar varios destinos que sean perfectos para nuestras vacaciones.

En Holanda verás que hay una gran variedad de lugares en los que disfrutar de diferentes cosas, como ciudades con una magia increíble, pueblitos encantadores, paisajes naturales… Si lo que te gusta son los parques de atracciones, en este país también encontrarás algunos en los que pasar un día súper divertido en familia, con amigos o incluso en soledad, siempre relativa ya que allí habrá mucha gente.

Efteling Park

Es uno de los parques de atracciones más famosos y visitados del país, y también se le conoce como “El parque de los elfos”. Está muy cerquita de la localidad de Tilburg, la cual también merece la pena visitar. Es uno de los más antiguos de toda Europa ya que el año pasado celebró su 60 aniversario, y es perfecto tanto para niños como para adultos ya que tiene muchas atracciones y actividades para ambos.


Tiene más de 60 hectáreas que se dividen en cuatro áreas temáticas, con muchos jardines, lagos, plantas y árboles que consiguen un ambiente muy especial. Además de disfrutar de las atracciones, cada año se celebran multitud de eventos especiales, como talleres, conciertos, obras de teatro… Está abierto hasta las 12 de la noche y la entrada cuesta 30 euros por persona, aunque los menores de 4 años no pagan.

Walibi Holland


Es otro de los parques holandeses más famosos, aunque mucho más moderno que el anterior ya que lleva abierto “solo” 40 años. Es un parque temático educativo y muy centrado en la agricultura, así que es perfecto para poder aprender muchas cosas al tiempo que se disfruta de sus atracciones. Allí se encuentra la montaña rusa más vertiginosa, alta, rápida y larga de toda Europa. La entrada cuesta 30 euros, un poco menos para niños y mayores de 65. Está muy cerca de Ámsterdam así que desde allí tienes varias opciones de transporte para ir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *