Las salas VIP más lujosas de los aeropuertos


En muchas ocasiones, hay que pasar en los aeropuertos más tiempo del deseado y del esperado, lo que hace que las salas de espera sean cada vez más importantes. Eso hace que las salas VIP de los aeropuertos sean cada vez más lujosas, con las compañías haciendo todo lo que esté en sus manos para ofrecer a sus viajeros las mayores comodidades posibles mientras esperan a que salgan sus vuelos.

Las salas VIP, por tanto, son de cada compañía, no hay una sala VIP en concreto sino que hay muchas, así que elegir las mejores se antoja difícil. Aún así, he hecho una pequeña recopilación de algunas de las mejores en algunos aeropuertos de todo el mundo.

Aeropuerto de Heathrow


El principal aeropuerto londinense tiene multitud de salas VIP en las que poder relajarse incluso durante horas. Salas con piscina, sillones, salones, bares, spa, peluquerías y hasta zonas de camas. Estarás tan a gusto que te dará pena que se acerque la hora de tu vuelo.

Aeropuerto Internacional de Sidney


Este aeropuerto australiano tiene también espectaculares salas VIP, algunas rodeadas de jardines verticales y con sillones de cuero, suelos y paredes de mármol o madera, bares, restaurantes… Nada que ver con lo que te encontrarás en las salas que son “para todos los mortales”.

Aeropuerto de Barajas


El de Madrid es el único aeropuerto español que está en la lista, y es que en sus salas VIP hay hasta comodísimas camas para aquellos que tienen que pasar varias horas esperando. Además, también hay vistas a las montañas y hasta una variada carta de vinos en alguno de los bares.

Aeropuerto de Suvarnabhumi


Este aeropuerto de Bangkok tiene también algunas de las salas más espectaculares del mundo. Sofás de ante, decoración exótica, cojines de seda, camas… más que una sala VIP de un aeropuerto, parece un hotel. Algunas tienen también duchas y hasta spa.

Aeropuerto de Dubai


Como todo en Dubai, no falta lujoso detalle en ninguna de sus salas VIP. Duchas, un pequeño balneario con servicio de masajes, sofás, camas, restaurante, bares… Una maravilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *