El Valle de Goreme


En la región turca de Capadocia se encuentra el pueblo y el valle de Goreme. Un paisaje tan extraño que parece sacado de un cuento, pero es real. Aunque parezca que el lugar hubiese sido diseñado por un artista, el moldeado de sus mesetas son el resultado de la erosión natural que han sufrido durante miles de años. Es un lugar mágico envuelto por montañas con formas caprichosas.

El lugar ha sido reconocido como Patrimonio de la Humanidad. Así el Parque Nacional de Goreme se ha convertido en un paisaje único en el mundo. Sus montañas redondeadas en las cuales se pueden apreciar las chimeneas de hadas(rocas de formas alargadas que han sido creadas por la erosión del agua y el viento), hacen que el lugar tenga un cierto parecido con los parajes lunares. En general la región posee un terreno volcánico muy erosionado en el que se crean esas curiosas formaciones.

Además, a lo largo de este valle se pueden encontrar numerosas construcciones que se excavaron en las rocas allá por los siglos III y IV. Infinidad de casa, templos y monasterios, conectados incluso por túneles, y en cuyo interior existen además diversos frescos cristianos de los siglos XI y XII, todos ellos de gran belleza.

Aparte del paisaje, lo increíble del lugar es por tanto la habilidad que tuvieron todos aquellos habitantes de la región para cavar y construir en el interior de estas montañas. Hay incluso algunas casas que directamente fueron construidas bajo tierra, con laberintos subterráneos protegidos ante el enemigo. Tanto en la ciudad de Kaymakli como en Derinkuyu, se pueden visitar este tipo de viviendas. Actualmente se pueden explorar tanto estas ciudades como todas las casa, cuevas, monumentos y templos del lugar.

Visitar Alepo


Alepo está a tan sólo 45 minutos de la frontera turca. Se la conoce como una de las grandes ciudades perdidas, ya que muy poca gente conoce su existencia. En los días del famoso Orient Express, Alepo se convirtió en un punto de paso muy importante. Por si no lo sabes, Alepo cuenta con el zoco más largo del mundo. También cuenta con una ciudadela, un gran número de iglesias y mezquitas, muchas obras de arquitectura del estilo árabe clásico y la armenia. No te pierdas:

– El zoco
Más fácil de recorrer que el de Damasco, más auténtico que el de El Cairo y menos agresivo que el de Estambul, el mercado medieval de Alepo vende de todo, desde jabón hecho en casa hasta la joyería exquisita. Si te pierdes intenta dirigirte siempre hacia la colina. Está abierto todos los días desde las 10 de la mañana hasta las 5 de la tarde. Los viernes cierra.


– El Hotel Baron
Aunque su condición no es la más lujosa, sigue siendo el hotel más famoso de Siria. Encontrarás una explanada donde podrás leer y observar a la gente.

– El barrio de Jdeide
Si te diriges al este desde el hotel Baron te encontrarás en el barrio de Jdeide o el armenio. Este es el hogar de la población cristiana de Siria. La arquitectura es lo más destacable. Es el lugar perfecto para pasar una tarde visitando la iglesia ortodoxa griega y la armenia. En este barrio encontrarás algunos de los mejores restaurantes y cafés de la ciudad.


– La Ciudadela
Desde ella podrás visualizar todo Alepo. La ciudadela se asienta encima de un montículo natural y ocupa unos 450m por 325m. Es el sitio turístico más visitado de la ciudad, y se convirtió en patrimonio mundial de la UNESCO en 1986.

El hotel Palacio de Mardan


Estos días ha tenido lugar la inauguración de uno de los hoteles más lujosos del mundo: Palacio de Mardan. La espectacular inauguración tuvo lugar en Antalya, Turquía, y a ella acudieron todo tipo de invitados. Los allí presentes (unos 600invitados aproximadamente) disfrutaron de una velada inolvidable donde además de poder conocer este impresionante y lujoso hotel, pudieron disfrutar de las actuaciones de Mariah Carey, Seal y Tom Jones.

La fiesta tenía unos claros protagonistas: el lujo, el glamour y el hotel. Los organizadores no escatimaron en los gastos: 45kg de caviar de Beluga traído especialmente desde el Mar Caspio, 950 langostas del Atlántico y 5kg de diamantes Negros (trufas negras), increíble espectáculo con luces láser y fuegos artificiales. Todo ello situado en torno a las montañas Taurus.


El Palacio de Mardan es el primer cinco estrellas de destino Resort, y está considerado como el «regreso a la opulencia de la edad de oro del Imperio Otomano». El complejo palaciego está formado por 560 habitaciones, incluyendo dos Suites Reales con piscina privada. Estas habitaciones pueden llegar a costar 20.000$ por noche en temporada alta.


El hotel quiere ser el reflejo de la arquitectura turca mostrando por sus instalaciones distintos monumentos de Estambul. Este lujoso hotel se asemeja al Palacio Dolmabahce. Los huéspedes pueden darse un paseo en las pequeñas góndolas que recorren las instalaciones del resort. No debes perderte: su inmensa piscina, los 5 acuarios que decoran el restaurante principal del hotel y su spa. Si lo que quieres es degustar una copiosa comida podrás hacerlo en cualquiera de sus 10 restaurantes a la carta, incluyendo francés, japonés, ruso, tailandés y turco tradicional.

Hotel Yunak Evleri, en Capadoccia (Turquía)


Capadoccia es una región geológica espectacular. Situada en Turquía, a 750 km de Estambul, sorprende a todos los turistas por las llamadas ‘chimeneas de hadas’, formaciones rocosas que crean un paisaje totalmente surrealista. El Hotel Yunak Evleri es una buena prueba de ello.

Estambul, una mezcla de tradición y modernidad

Estambul es la ciudad más grande y poblada de Turquía. Sus 10.034.830 habitantes, la convierten también en una de las más pobladas de Europa. Situada al borde entre Europa y Asia (el estrecho de Bósforo separa a ambos continentes), contiene una mezcla de muchas culturas unidas en una sola ciudad. Además, se trata de una ciudad muy modernizada que no por eso abandona sus tradiciones más encestrales y sus barrios más antiguos.


Estambul

La puesta del sol y el fin de la jornada laboral, saca a los ciudadanos de Estambul a las calles. Éstas, llenas de cafés, de vendedores ambulantes de dulces, mejillones, panes y zumos exóticos, se convierte en auténticos bullícios de gente hasta altas horas de la madrugada.


Puesta de sol en Estambul

Estambul está más identificada culturalmente con Europa que con Asia. Por eso, aunque podamos pensar que por sus raíces musulmanas la ciudad pueda tener un toque de queda, ocurre todo lo contrario.


Mezquita Azul

A última hora de la tarde, los barrios pesqueros se llenan de turistas y ciudadanos residentes que están deseosos por probar el pescado que de allí se extrae. Y es que, rodeada por tres mares, Estambul destaca por una cultura culinaria excepcional en la que el pescado y el marisco son sus cimientos.
Las cenas suelen estar acompañadas por grupos musicales que convierten la cena en una auténtica fiesta inolvidable.


Cisterna de Basílica

Estambul cuenta con 8 mezquitas de un gran valor histórico-artístico-cultural. Las más visibles a vista de pájaro, son las de Santa Sofía (convertida en un museo) y Sulnahmet (conocida como la Mezquita Azul).


Mezquita de Santa Sofía

Si sois aficionados a ir de mercadillos, no podéis dejar de visitar el Bazar de las Especias. Allí encontraréis antiguas farmacias bereberes donde podréis comprar todo tipo de aceites aromáticos y cosméticos naturales.
A parte de este, existe el Gran Bazar. Sus pasillos laberínticos te permitirán ver lámparas de cristal de miles de colores, orfebrería y, como no, muchas alfombras. Hay algunas que incluso tienen un valor incalculable.


Gran Bazar

Por las tardes es puede ser muy útil ir a cualquiera de las cafeterías de la ciudad y probar un café turco. Además, para ir haciendo boca, podéis degustar el delicioso kebab, tan extendido ya en nuestro país.

Lugares que no te puedes perder

– Iglesia de la Divina Sabiduría
– Palacio de Topkapı
– Mezquita de Sulnahmet
– Mezquita de Santa Sofía
– Cisterna de Basílica
– Mezquita de Arap
– La torre de la Doncella
– Museo de los Mosaicos
– Torre de Gálata
– Iglesia búlgara de San Esteban
– Mequita de Fatih