Bucear en el Mar Rojo


Los amantes del buceo tienen sus propios paraísos diseminados por el mundo. Lugares en los que sumergirse y practicar esta increíble actividad náutica puede convertirse en toda una experiencia. Ya se contó en este blog cuáles eran los mejores destinos para bucear en el Caribe. Hoy queremos hablaros de otro paraíso para los submarinistas: el Mar Rojo, situado entre los continentes africano y asiático.

Entre los muchos alicientes que ofrece este mar para el buceo está su increíble diversidad de peces, que supera las 1.000 especies diferentes, y también las más de 400 especies de corales, algunas imposibles de ver en cualquier otro rincón del mundo.
SEGUIR LEYENDO “Bucear en el Mar Rojo”

Visitar el Mar Rojo


Si quieres pasar unas vacaciones de ensueño, este es tu destino. La mejor época para visitar el Mar Rojo es de septiembre a mayo. Rara vez (es decir, casi nunca) se producen lluvias y la humedad es muy baja. Las peores épocas para ir a conocer la zona son en Navidad, durante las vacaciones escolares de Semana Santa (demasiada gente) y los meses de junio a septiembre (sofocante calor).

La temperatura por toda la región está en torno a los 30°C durante el mes de mayo (26°C por la noche). La temperatura del agua por esa época es de 24°C. A partir de febrero la temperatura baja a 20°C (16°C por la noche), y la temperatura del agua es de 20°C. El mes más caluroso es agosto. Se pueden llegar a alcanzar fácilmente los 42ºC durante el día y por la noche los 33°C.


Es un destino ideal, ya que además de permitirte disfrutar de la visión de impresionantes arrecifes de coral y unas playas grandísimas, sus precios son muy asequibles y seguro que no te gastas demasiado dinero. Las playas se caracterizan por su arena tan fina. Este es un dato muy curioso ya que irónicamente el 98% de la zona es desértica y está formada por arena muy gruesa.


La zona turística del Mar Rojo se caracteriza por sus grandes resorts que se encuentran ubicados a lo largo de sus playas. En el lado este encontrarás Dahab. Esta parte se caracteriza por la falta de actividad de dichos resorts y te permitirá hacer visitas al monasterio de Santa Catalina, y hacer visitas rápidas a Israel y Jordania. Al oeste de la costa se encuentra Hurghada y un grupo de nuevas ciudades que debes visitar.