El Real Jardín Botánico de Kew, a las afueras de Londres


Los jardines botánicos son lugares fascinantes en los que poder descubrir una gran cantidad de variedades vegetales que en muchos casos puedes encontrar únicamente en un jardín en concreto. Hoy me gustaría escribir sobre el Real Jardín Botánico de Kew, una pequeña ciudad que está a solo 15 kilómetros de Londres, en dirección sudoeste. Se les conoce oficialmente como Kew Gardens.

Este espectacular jardín es un increíble paraíso de 120 hectáreas en el que encontrarás plantas y árboles de diferentes especies y de diferentes países de todo el mundo. Es también un lugar perfecto para pasar un día en familia ya que tiene muchos jardines e invernaderos. Es uno de los jardines botánicos más antiguos del país, con más de 250 años de historia.

El jardín


Allí podrás descubrir gran parte de las historia de este tipo de jardines, especialmente del arte asociado a ellos desde el siglo XVIII y el XX. Cuenta con muchas colecciones de plantas que se conservan desde hace muchos años, y también muchos documentos de gran importancia a nivel histórico. Se creó en 1759, y desde entonces se ha ido incrementando con contribuciones muy diversas del mundo vegetal y el botánico.

De visita

En Kew Gardens hay más de 60 guías voluntarios, con lo que no te costará nada poder descubrir hasta el último rincón. Las visitas guiadas son de un máximo de 15 personas por cada grupo, y te dan plaza por orden de llegada. Una de las partes más interesantes es la Casa Alpino, que se construyó en 1887 y es un edificio de cristal que mide solo 10 metros de altura y 16 de largo. Se construyó para que el aire natural fluyera mucho mejor, lo que ayuda a que se ventilen mejor las plantas.


También merece la pena ver la Casa de las Palmeras, otro edificio de vidrio que tiene arcos de hierro forjado. Por último, el Chokushi-Mon se construyó para la Expo de Japón y Gran Bretaña en 1910 y es una réplica a escala de la Karamon del Templo Nishi Hongan-ji de Kyoto que está rodeado de una espectacular reconstrucción de un tradicional jardín japonés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *