El jardín vertical más grande del mundo


Un jardín vertical es una de las formas más innovadoras de disfrutar de la belleza y del frescor que proporcionan las plantas. Una alternativa sostenible y natural, para la que, además, no se necesita mucho espacio. Hoy quiero hablaros del jardín vertical más grande del mundo.

Está en Rozzano, cerca de Milán, y con sus 1.263 metros cuadrados, ha entrado en el libro Guinness de los Records como el jardín vertical más grande del planeta. De hecho, ha desbancado de este puesto al jardín vertical del hotel Mercure, en Madrid, que ostentaba el título con sus 844 metros cuadrados.

Una idea totalmente sostenible


El jardín, que ocupa la fachada del centro comercial Fordaliso, fue diseñado por el arquitecto italiano Francesco Bollani. Como todos los jardines verticales, es capaz de poner en el espacio un toque exótico y muy especial.

Inaugurado en el año 2010, el jardín vertical de Rozzano no se hizo en dos días. Se tardó todo un año en que las plantas crecieran lo suficiente (durante ese tiempo estuvieron en un invernadero), y unos 90 días para construir la fachada, compuesta por un sinfín de pequeños recipientes metálicos en los que se ponen las plantas, nada menos que 44.000 ejemplares.

Múltiples ventajas


Según su creador, el jardín vertical sólo tiene ventajas. Además de ser una obra sostenible que integra la naturaleza en un entorno urbano, es eco-friendly, ya que ayuda a ahorrar energía y es muy respetuoso con el entorno.

Pero, ¿dónde se traduce el ahorro? Pues principalmente en el hecho de que el jardín regula la temperatura interior del centro comercial, con el consiguiente ahorro de energía y la reducción del consumo eléctrico. Otra ventaja de este tipo de jardines es que absorbe el dióxido de carbono del ambiente y reduce considerablemente el ruido ambiental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *