El Patrimonio de la Humanidad que ha sido destruido en Siria

Palmira
Las guerras no solo se llevan por delante la vida de personas inocentes, sino que acaban con referencias culturales e históricas. Esto es precisamente lo que está pasando en Siria desde que comenzó el conflicto armado a principios del año 2011. Y es que el Estado Islámico está sembrando destrucción allá por donde pasa.

El conflicto armado en Siria ha ocasionado daños en numerosos edificios emblemáticos del territorio, incluyendo las seis joyas del país reconocidas como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Algunos de estos monumentos han sufrido daños irreparables y otros, lamentablemente, han quedado totalmente destruidos. A modo de homenaje, hoy en Vuela Viajes vamos a recordarte cómo eran estas edificaciones emblemáticas. Y es que, tristemente, nunca volveremos a verlas igual. ¿Te gustaría acompañarnos?

Ciudad Vieja de Damasco

Ciudad Vieja de Damasco
Uno de los lugares Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO que ha quedado destruido es la Ciudad Vieja de Damasco. Es importante tener en cuenta que Damasco es una de las ciudades más antiguas de Oriente Medio (se fundó en el tercer milenio a.C.) y que durante la Edad Media fue el centro de la industria artesanal dedicada a la fabricación de espadas y encajes.

Sitio de Palmira

Palmira1
Lamentablemente, también ha quedado muy dañada Palmira, un oasis situado al nordeste de Damasco, en pleno desierto, que alberga las ruinas monumentales de una de las ciudades más importantes de la Antigüedad. Al haber sido sometida por diferentes civilizaciones, la ciudad fusiona diferentes estilos tanto en la arquitectura como en el arte. La parte positiva es que, aunque muchos monumentos de gran valor histórico han sido destruidos, como el famoso Arco de Triunfo de Palmira, algunas de las ruinas permanecen intactas.

Ciudad Vieja de Bosra

Ciudad Vieja de Bosra
La ciudad Vieja de Bosra también ha sufrido las consecuencias de la guerra. Antigua capital de la provincia romana de Arabia, también fue una importante etapa de la ruta de las caravanas que llevaba a la Meca. Dentro de las sólidas murallas de Bosra se encuentra un espectacular teatro romano del siglo II, además de mezquitas y vestigios arqueológicos paleocristianos. Lamentablemente, algunas partes de la ciudad han quedado destruidas.

Ciudad Vieja de Alepo

Alepo
También la Ciudad Vieja de Alepo, cuyo origen se remonta al segundo milenio a.C., ha sufrido daños irreparables. De hecho, es una de las ciudades más castigadas por la guerra. Entre los monumentos que han quedado destruidos se encuentra la Gran Mezquita Omeya, una de las más grandes del mundo. Además, han quedado profundamente dañados el Zoco de Alepo, la Ciudadela y la Catedral Armenia de los Cuarenta Mártires.

Crac de los Caballeros y Qal’at Salah El-Din

Crac de Caballeros
Otra joya histórica que ha quedado gravemente dañada es la fortaleza Crac de los Caballeros, que representa uno de los mejores ejemplos de la arquitectura de la época de las Cruzadas. Construida en el siglo XII, la fortaleza había aguantado numerosos ataques enemigos, pero por culpa de los ataques aéreos de los últimos años buena parte de las murallas han quedado destruidas.

Aldeas antiguas del norte de Siria

Aldeas Antiguas del Norte de Siria
Por último, queremos hablar de las Aldeas antiguas del norte de Siria, también llamadas ciudades muertas u olvidadas. Se trata de un sitio que alberga cuarenta aldeas del noroeste de Siria agrupadas en diferentes parques arqueológicos. Sin duda, es un buen testimonio de la vida rural en la Antigüedad tardía y en la época bizantina. Hasta el estallido de la guerra, estas aldeas se caracterizaban por el buen estado de conservación tanto de su paisaje cultural como de los vestigios arquitectónicos de viviendas, iglesias, templos paganos, baños termales, cisternas y otros edificios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *