Descubre la ciudad prehispánica de Uxmal


En la península del Yucatán, en Mexico, se localiza el centro ceremonial de Uxmal, uno de las mejores muestras que nos quedan hoy de la civilización maya. Visitar esta ciudad prehispánica es conocer de primera mano un pedazo de la historia del hombre.

Declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 1996, Uxmal representa el valioso legado que los mayas dejaron en Mexico, concretamente en la región Puuc, donde se asienta esta ciudad prehispánica, al suroeste del estado de Yucatán.

La reconstrucción del legado maya


La cercanía de Uxmal con la ciudad de Mérida atrajo la atención en el siglo XIX de algunos investigadores y artistas hacia las ruinas mayas, pero hasta el año 1943 no se iniciaron las excavaciones arqueológicas y también los trabajos de reconstrucción. La mayoría de las edificaciones de Uxmal son del periodo clásico tardío (entre los siglos VIII y XII).

Destaca la perfección de las artes decorativas que muestran sus edificios, cuyas fachadas están adornadas en su parte superior con bellos mosaicos en relieve.

Edificios impresionantes


A diferencia de otras ciudades mayas, Uxmal no se planificó según un trazado geométrico, sino que los diferentes elementos se van adaptando a la topografía ondulada del lugar donde se asienta. Los principales edificios son la Pirámide del Adivino, el Cuadrángulo de las Monjas, el grupo del Palomar, la Casa de las Tortugas y el Palacio del Gobernador.

La más alta, la Pirámide del Adivino domina el lugar (tiene una altura de 28 m.). Fue construida entre el año 700 y el 900, y está formada por tres plataformas superpuestas (a dos de ellas se accede por unas escaleras situadas a ambos lados de la estructura).

Al oeste de la pirámide está el Cuadrángulo de las Monjas, la obra maestra del estilo Puuc. Se trata de un conjunto de cuatro edificios situados sobre una plataforma que limita un patio rectangular. La rica decoración de la fachada del edificio principal es una espectacular muestra del arte geométrico y abstracto de los mayas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *