Cómo hacer que las maletas pesen menos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los viajes no empiezan cuando te subes a un avión o cuando metes las maletas en el coche o en el tren, empiezan ya cuando los compras y, especialmente, cuando comienzas a hacer las maletas. Con el follón que hay ahora con esto de que no te puedes pasar ni un gramo del peso y que tienes que pagar por una segunda maleta, hay que hacerla a conciencia para poder aprovechar al máximo todo el espacio y llevar cuanto menos mucho mejor. Toma nota de los siguientes consejos para que la maleta pese menos:

– Antes de hacer infórmate de si donde te vas a alojar hay útiles de aseo (casi todos los hoteles desde 3 estrellas lo tienen) o si te ofrecen toallas para la playa o piscina, algo que ya suelen hacer casi todos los hoteles en grandes destinos de sol. Con eso te ahorrarás mucho espacio, ya que especialmente las toallas ocupan y pesan bastante.

– Prepara la ropa de acuerdo a la temporada en la que estás y no mezcles varias. Está bien que aunque sea verano lleves una chaquetita por si una noche refresca, pero no hace falta que lleves cuatro.

– Lleva prendas que sean en colores que puedes combinar fácilmente para que con pocas puedas conseguir varios estilos.

– Lleva la ropa justa y necesaria, normalmente es un pantalón para cada dos días, dos pares de zapatos y una camiseta para cada día. Esto es mucho menos si vas a únicamente con la intención de estar todo el día en una piscina o en la playa ya que podrás llevar el mismo pareo, vestido o bermudas todos los días.

Haz una lista con todas las cosas que vas a llevar para tenerlo todo controlado y analizar si realmente es indispensable.

– Si tienes que llevar cosas pesadas procura llevarlas de mano. Por ejemplo, si vas a llevar un abrigo llévalo de mano para que no te ocupe espacio en la maleta.

– Ten en cuenta que allá donde vayas hay una lavandería, así que puedes prescindir de alguna prenda ya que podrás lavar las que lleves y volver a ponértelas sin ningún problema.

– Por último, ten en cuenta que si te quedas corto de ropa siempre puedes comprarte algo en destino, mientras que si llevas de más ocuparás mucho espacio y no la utilizarás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *