10 consejos para organizar tu equipaje de viaje

maleta-equipaje
¿Te vas de viaje! ¡Enhorabuena! Vivir experiencias lejos de casa es una gran noticia vayas donde vayas. Eso sí, antes de irte debes pensar en el equipaje, en lo que te vas a llevar para que todo salga bien.

En el artículo de hoy queremos ayudarte a que organices tu equipaje con una serie de consejos con los que no te costará hacer la maleta por mucha pereza que pueda darte. ¡Toma nota y viaja tranquil@!

1- Elabora una lista

Como seguramente imaginabas, lo primero que hay que hacer es una lista con todo aquello que debes llevarte. Piensa primero en lo imprescindible y haz una lista aparte con lo que no es tan necesario. De esta forma aprovecharás al máximo el espacio para lo que de verdad necesitas. Si luego ves que te sobra algún hueco, podrás colocar el resto.

2- ¿Pesa mucho tu maleta?

Es una pregunta obligada para no pagar de más. En muchas compañías aéreas el peso máximo permitido es de 23 kilos, pero eso es algo que puede variar. Asegúrate de estar por debajo del peso en cuestión sin apurar más de la cuenta, ya que la báscula de tu casa y la del aeropuerto pueden ofrecer resultados distintos.

peso-maleta

3- Piensa en la restricción de líquidos

Si no quieres llevarte una sorpresa desagradable en el control de seguridad del aeropuerto, coge bolsas de plástico transparente para los botes en los que hay líquido, puesto que éstos no pueden se de más de 100 ml si van en el equipaje de mano. La solución no es comprar productos mini en el aeropuerto, más que nada porque te van a costar bastante dinero.

4- Llévate un botiquín

Si estás siguiendo un tratamiento, es probable que debas llevar contigo una carta de tu médico para autorizar la entrada de según qué medicamentos en según qué cantidades en algunos países. Es buena idea llevarlos en el equipaje de mano por si se extravía la maleta. Además de los medicamentos específicos que puedas necesitar, no está de más añadir tiritas, paracetamol, antidiarreico, repelente de insectos, crema solar…

repelente-mosquitos

5- Deja un poco de espacio para posibles compras

Llevar la maleta al límite es sinónimo de no tener espacio para nada más. A menos que te deshagas de algo durante el viaje, no podrás comprar nada porque no tendrás hueco para colocarlo en la maleta. Piensa en ello por si tienes pensado comprar algo o confórmate con pagar en el aeropuerto por un bulto más.

6- Lo más valioso, siempre a mano

La mayoría de compañías aéreas hacen bien su trabajo, pero de vez en cuando hay maletas que se extravían o que llegan prácticamente destrozadas. Es por ello que te recomiendo llevar lo más importante (por su valor económico o sentimental) siempre a mano.

equipaje-de-mano

7- Igual necesitas un adaptador…

¿Sabías que existen hasta 14 tipos de enchufes? Eso significa que no vas a poder cargar el móvil tan fácilmente en tu destino si el enchufe que utilizan no es como el que se utiliza en tu país. Sudáfrica y Brasil son los únicos países que han optado por un enchufe único internacional que solucionaría el problema de muchos viajeros.

8- ¿Qué tiempo hará?

Sí, a veces se equivocan, pero es bueno hacer caso de las predicciones meteorológicas cuando se viaja a un país lejano para no desentonar con la ropa elegida. Por ejemplo, no es lo mismo viajar a la fría Islandia que hacerlo a la calurosa Tailandia. Fíjate en la temperatura y en si te vas a encontrar con días soleados o lluviosos.

turismo-lluvia

9- Puede que no necesites toallas

Hablando de espacio en la maleta, es indispensable hablar de las toallas por lo mucho que ocupan y lo poco que las puedes necesitar. Si en tus alojamientos vas a tener toalla, no necesitarás llevártela a menos que vayas a un destino de playa. Si te tienes que llevar toallas sí o sí, opta por esas toallas finas de tamaño mediano que se secan en cuestión de horas. Ocupan poco y van muy bien.

10- ¡No olvides lo más básico!

Puedes pensar mucho en tu equipaje para no olvidarte hasta el más mínimo detalle, pero no caigas en el error de ir al aeropuerto sin algo tan básico como el DNI, la tarjeta de embarque o el pasaporte. Puede parecer una tontería, pero hay que asegurarse antes de salir de casa. Lo mismo se puede decir del teléfono móvil, las tarjetas de crédito o el dinero que siempre hay que llevar en el bolsillo.

Artículo recomendado: Qué llevar en la maleta para ir de crucero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *